Últimas Noticias...

La mediocridad, mercancía a la venta diaria.|


Por: Ramiro Guerra M. Abogado y Cientista Político.

Vivimos bajo el paragua de una sociedad tipo bazart, consumista de productos que resaltan una especie de fijación a ensalzar un materialismo vulgar, que desconecta la conciencia de sus reales problemas. La doble moral y el cinismo, pasan como normal. Se predica por ejemplo la igualdad de género y el respeto recíproco, pero los medios mediáticos del poder económico, absorben la cotidianidad del pensamiento y la conciencia, con una programación que destaca la violencia contra la mujer, el mundo de la droga y la violencia que trae consigo. Fenómeno que yo denomino con el doble discurso y moral, del poder oligárquico. Igual ocurre en los variados aspectos de la vida en sociedad, los negocios y la política.

Lo he escrito y lo reitero, lo anterior no es casual; se trata de una estrategia de dominación que han perfeccionado con los recursos que suministra la revolución tecnólogica de la comunicación. El debate sobre la base material de los problemas sociales, se evaden a propósito y cuando más, no pasan de enunciar el fenómeno. Se vende como gran estrategia ,políticas de puro asistencialismo y discursos populistas. La mediocridad al instante; escuchar a un «padre» de la patria, decir que organizar una marcha no es democracia y a otro que ellos fueron elegidos para legislar y punto. La ciudadanía ni el pueblo cuenta para nada. Y lo grave, el hastío, el cansancio y malestar, no hacen tránsito a lo que se denomina momento catártico del pueblo . Hoy el discurso crítico tiene que ser proactivo y propositivo.

Más jacobino diría.

0 No hay Likes:(

Califica el Post...

User Rating: 5 ( 1 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Respuesta A Medio Camino: La Rebaja Del 30 Por Ciento De 172 Medicamentos.        

Por Ramiro Guerra M.     Abogado y cientista político. Algunos dirán ‘algo es algo’. Es probable …

Deja una respuesta