Últimas Noticias...

En Escena Nuevamente El Éxito Teatral “Tu Voto Manda”

Por: Ing. Rafael García Denvers

Abril 6 del 2024

 

Nuevamente nos encontramos en la obra de teatro denominada” Tú Voto Manda”, obra muy exitosa que se repite periódicamente y sirve para desahogar un poco la presión por los sinsabores de una sociedad construida para la felicidad real de pocos y la miseria real de muchos. Reeditada con nuevos personajes, pero con el mismo guion principal.

Para poder sustentar el éxito de esta obra circense se requiere vender la imagen como lo real y evitar cualquier viso de análisis crítico. Por ello llegamos a la creación subliminal del voto útil, el voto a ganador versus el voto con contenido y propuesta. Así es como algunas personas han estructurado un imaginario en donde ganar, o estar del lado del ganador, es lo único importante. Los principios, los criterios, las metas ofertadas y la búsqueda de soluciones reales a los problemas que afectan al colectivo comunitario tienen filtros, retenes y competidores, cuyo único objetivo es distorsionar y desviar la ruta de los recursos.

El síndrome de la imagen ganadora y la falta de análisis crítico son caras de una misma moneda, que sustituyen el debate entre los intereses individuales y colectivos, entre los principios y el clientelismo, dando como resultado una función barata sin contenido ni perspectiva. La Democracia ha sido sustituida por un guion que permite distraer la atención de los problemas urgentes a resolver.

Voto a ganador, … ¿Con qué objetivo?

La Sociedad Panameña, es hoy por hoy, el resultado de decisiones, elección de trayectos, intromisiones y especialmente copia, defensa y aplicación de un Modelo Económico fundamentado en la regencia y la manipulación de los precios en el mal llamado libre Mercado, cada vez más desbocado, y con menos elementos de control, gracias a un estado débil y sustentador, no de los intereses de la población panameña sino de los capitales financieros nacionales y extranjeros.

Un Estado constituido sobre una sociedad atomizada, sin vocería ni recursos para defender el equilibrio de la estructura social, esto como resultado del accionar de los Gobierno al servicio de los clanes económicos, por actuación directa o por delegación.

Voto a ganador, ¿Y a quién sirve el ganador?…

Los últimos Gobiernos post invasión, incluido el actual, se sustentan en el uso indiscriminado de los finitos recursos de la nación como si estos nunca se fuesen a agotar. Además, comprometieron el futuro en el exclusivo beneficio de una elite controladora de los canales de distribución y financiamiento que delimitan la capacidad de mercadeo y, por lo tanto, controlan la producción que puede llegar al consumidor, manteniendo la acumulación en el privilegiado grupo de siempre.

La agotada bolsa de excusas y sustentaciones incompletas o falsas y el deterioro del modelo económico son la real justificación de las insatisfacciones de la población, que a falta de atención y respuestas por parte de los personeros del gobierno, generan las protestas y acciones de calle que son objeto del accionar represivo como respuesta natural gubernamental.

No existe manera de vender la entrega de nuestros recursos y de nuestro futuro a las transnacionales y al capital financiero ocultando el saqueo y la inmoralidad de dichas acciones, la corrupción del gobierno y de los grandes capitales, brota como pestilente pus de un cuerpo social e institucional en descomposición. No veamos fantasmas, hay que reconocer el efecto de la acumulación de riquezas y del despojo, en contraposición al diario vivir de una población casi sin esperanzas en el mañana.

Entregar el usufructo del agua y de los puertos a quienes han saboteado el desarrollo portuario y especulan con el recurso estratégico de nuestra posición geográfica, a cambio de cánones ridículos, la entrega de nuestra diversidad ecológica y del patrimonio hídrico a transnacionales para explotación sin control y sin defensa de la vida de la población panameña del presente y del futuro y tratar de justificarlo en medio de una crisis social post pandémica y de una crisis ambiental acelerada por el cambio climático es, por mas no decir, insensato y una muestra más de ocultos intereses.

El demostrado interés de los actuales gobernantes de cubrir el déficit presupuestario y el pago de la deuda a las entidades financieras, aun vendiendo el futuro ambiental y por lo tanto el derecho a la vida de las próximas generaciones, raya en el sicariato a la patria por unos dólares más. Mas vergonzosa es la realidad cuando choca con las advertencias de entes científicos locales y extranjeros y el rechazo masivo de la población que exige alternativas de vida.

La evidente disposición a negociar nuevamente con Minera Panamá por parte de varios candidatos es, de hecho, parte del escenario y demostración de la ruptura y desprecio a la estructura normativa y jurídica del País. Esto pone en primer plano, avala, la desconfianza en nuestros gobernantes e instituciones cuando se enfrentan al capital financiero y muestran el poco compromiso existente con el mañana de la Nación Panameña.

Entrego mi derecho a administrar mi futuro y el de nuestra nación para evitar votar a perdedor… ¿Dónde está mi criterio?

En un proceso electoral donde la credibilidad de los personajes participantes debiese ser un componente de respaldo y no un artículo de fe o de currículo, unido a un manejo de los medios de información que se caracterizan por el sesgo de intereses y no por la objetividad; donde la verdad es un tema precario, por decir lo menos, donde la falta de respuesta y atención a los problemas es evidente, las turbulencias y las crisis sociales, representan un muy probable resultado a corto plazo.

Es obligatorio razonar las promesas de campaña y compararlas con las actuaciones y aportes previos de los participantes antes de tomarlas en serio y darles alguna validez. Las acciones comprobadas deben ser la moneda de cambio que acceda al voto. Para ello es muy importante recordar a quienes han representado nuestros gobernantes desde el nacimiento de la república.

Importante es establecer que un pueblo tampoco puede votar por miedo a lo desconocido y menos por un miedo inducido bajo el lema de “mejor malo conocido que bueno por conocer”.

Las elites nacionales ligadas a los capitales transnacionales ya han demostrado ser incapaces de responder a las necesidades de la población, muy particularmente si afectan sus intereses y prebendas, además se alzan con el galardón de ser responsables de estos males.

Este 2024 debería florecer la esperanza, un inicio en la ruta de un país más democrático, inclusivo y humano, defendiendo un mejor mañana para las nuevas generaciones; impongamos un alto al continuismo gubernamental y no votemos por los que garantizan más de lo mismo, en un horizonte de crisis económica, climática y política a nivel global.

Recordemos que, por familiaridad, relaciones económicas, intereses comunes e historial personal, 7 de los candidatos actuales son defensores del estado actual de cosas y participan de las corruptas relaciones de un estado clientelista al servicio de los grandes capitales nacionales y extranjeros.

Para estas elecciones no esperemos milagros, ni respuestas que superen el tiempo de acceso. Cambiemos el rumbo e iniciemos un ajuste de las acciones gubernamentales con el norte del bienestar humano colectivo y no la acumulación de riquezas por los poderes fácticos.

Es necesario evaluar las propuestas, los programas y el compromiso, no la retórica electorera. El voto podría iniciar el cambio y de alguna forma darle contenido real a la frase “Tú voto manda” …  Para ello es necesario evaluar las distintas figuras y candidaturas presidenciales y no los ataques del “status quo” contra la alternativa representada por la candidata a la presidencia Profesora Maribel Gordon, seamos críticos con base a hechos y no a supuestos.

Panamá necesita una elección con visión de patria y claridad de objetivos de lo contrario venderán, regalarán y se robarán todo vestigio de riqueza que exista en nuestro terruño, incluyendo a nosotros y nuestras descendencias. En todo caso es hora de organizarnos y unirnos en la defensa de la vida.

Sólo la organización en torno a principios, compromisos y metas colectivas de los diferentes sectores sociales romperá con la herencia de los señores que nos han gobernado desde los inicios de la república. Caminemos en pos de una vida digna para la nación panameña.

Sembremos, con nuestros actos y voto, la confianza, la esperanza y la unidad que se requiere en la construcción de un mañana donde se cumpla la demanda de Tierra, Techo y Trabajo con salud, educación y justicia social.  YA ES HORA DE ROMPER CON EL REINADO DEL DINERO Y LA EXPLOTACIÓN DEL PUEBLO.  

3 Hay varios Likes:) Gracias...

califica

User Rating: 4.19 ( 2 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

66 Años De La Gloriosa Gesta De Mayo De 1958

Por. Jaime Flores Cedeño Profesor de Filosofía e Historia- Abogado El 19 de mayo de …

Deja una respuesta