Últimas Noticias...

Una referencia histórica importante para los miembros del PRD

Por Gonzalo Delgado Quintero

El Partido Revolucionario Democrático (PRD) en los años aciagos de 1987 a 1991, subsistió gracias a su juventud.

Es cierto que en esos años difíciles, hace más de tres décadas, un importante grupo conformado entre otros por Ernesto Pérez Balladares, Francisco Sánchez Cárdenas, Michel Doens, Tomás Gabriel Altamirano (Fito) Duque, Gerardo González, Carlos Duque Jaén, Pedro Pereira, Darisnel Espino, Carlos Osores, Gustavo Melgar, todos miembros de los dos CEN antes, durante y después de la invasión y otros que no recuerdo, contribuyeron en la subsistencia del PRD, sobre todo, posterior a esa intervención militar estadunidense contra Panamá el 20 de diciembre de 1989.

Entonces, el antiguo local del PRD, frente al almacén Novey, fue asaltado por soldados del ejército invasor supongo que por miembros de la inteligencia militar de EU. La puerta principal que era de hierro, fue abierta con una bazuca, la misma quedó con un hueco por el que cabía una bola de fútbol. Quemaron parte de la documentación y lo demás fue esparcido por toda la sala. Nadie sabe que buscaban.

Enfrentar todo lo sucedido, inmediatamente después de la invasión, con las tanquetas aún en las calles, con todo el país intervenido militarmente, era arriesgado, incluso mortal. Eso quedó demostrado con el asesinato en El Chorrillo de un joven, quien murió de un disparo propinado por un oficial gringo.

En ese escenario, con cientos de presos políticos y de guerra, tanto en la cárcel de Clayton, Nuevo Emperador y la propia Cárcel Modelo, la situación resultaba difícil para quienes trataban de restablecer un desmovilizado PRD de post-invasión.

En aquellos días, a solicitud de un grupo de panameños encarcelados en La Modelo, me piden y lo refrendan en una carta, para que intermediase en diversas diligencias políticas, legales, familiares y otras. En esos primeros meses de 1990, logramos organizar un movimiento de defensa de los presos políticos que después se fue ampliando con otras iniciativas que de a poco levantaban su voz a favor del reconocimiento de los panameños afectados, heridos y muertos  por consecuencia de esa invasión.

El Partido nuevamente se levanta, el CEN integrado por Carlos Duque Jaén, Carlos Osores T., Darisnel Espino, Pedro Pereira y Gustavo Melgar, permiten que se reorganice el PRD y que además, se apoyara las iniciativas que inmediatamente después de la intervención y ocupación militar de EU, se desarrollaban en el país.

En aquellos primeros momentos, jóvenes patriotas organizaron la Secretaría de la Juventud del PRD a través de una coordinadora que mantenía cuatro responsables a nivel nacional, integrada por Dionisio Méndez, Jorge Izasa, Víctor López y quien escribe, Gonzalo Delgado Quintero. El objetivo estratégico de la coordinadora fue coadyuvar con el apoyo de las grandes movilizaciones masivas que se evidenciaron a los tres y  seis meses y después al año, con la gran marcha negra, una de las más grandes que se hayan dado en el país en las últimas tres décadas y que se llevó a cabo en conmemoración del primer aniversario de la nefasta intervención norteamericana contra Panamá.

Esas movilizaciones motivadas sobre todo, por la denuncia de la existencia de presos políticos y por justas reclamaciones que a la fecha no han sido resarcidas por EU,  se pudieron llevar a cabo entonces, gracias a la unidad que se logró con diversos grupos entre los que cuentan los movimientos de la Universidad de Panamá, El Chorrillo, San Miguelito, Partido del Pueblo y en su mayoría, por miembros torrijistas y patriotas del PRD.

En ese escenario, al menos en los primeros cinco años, cuando aún permanecían en la cárcel algunos presos civiles y militares de alto perfil político, se debió organizar centenares de reuniones con diversas organizaciones. En este punto, destaca la figura de Mágdala Cataño, una mujer luchadora, porta estandarte de la dignidad, quien supo llevar con detallados argumentos, la causa de los presos políticos y militares de guerra, los muertos y por igual, los heridos que dejó ese conflicto militar.

En medio de esa circunstancia de tribulaciones, aparecía El Periódico, un medio alternativo que dirigió Dídimo Escobar, y que fue en ese momento el único espacio escrito que denunció toda la atrocidad que habían ocasionado los militares estadounidenses en Panamá.

En las cárceles se mantenían detenidos militares y civiles. De entre ellos destacan Enrique Tompson, Arturo Marquínez y Benjamín Colamarco, comandantes de los Batallones de la Dignidad. Estos panameños, cometieron el pecado de cumplir con el mandato constitucional de defender el país cuando así se requiera.

En medio de esa realidad, la juventud logró levantar en tan solo el primer año posterior a la invasión al PRD, lo que permitió un espacio político propicio para que posteriormente, se consolidara un nuevo CEN, integrado por Gerardo González, Ernesto Pérez Balladares, Michel Doens, Francisco Sánchez Cárdenas y Tomás Gabriel Altamirano (Fito) Duque, quienes en tan solo tres años después, respaldados por el empuje de esa misma juventud, lograron lo que parecía imposible.  El triunfo de Ernesto Pérez “El Toro” Balladares como Presidente de la República.

Esos primeros años para el PRD después de la invasión, fue un periodo crucial y jóvenes como Pedro Miguel González, Gary Reyes, José de la Rosa Castillo, Dídimo Escobar, Dionisio Méndez, Rubiel Cajar, Andrés Muñoz, Emirselda Perea, Roberto Gómez, Raúl Gómez, Luis Carlos Cabezas, Manuel Scott, Víctor López, Magdala Cataño, Balbina Herrera, Luis Gómez, Moisés Palacios, Javier ortega, Ernesto Santos Rodríguez, Ricardo Vega, Ricardo Samaniego, Elías Ríos, Leonel Vásquez, Yazmira Esquina, Lino Ayarza, Luis Pousier, Ricardo Rentería, Dora Saenz y muchos otros que tengo muy presentes y a quienes ofrezco mil disculpas por no mencionar sus nombres; a ellos, se debe en gran medida la sobrevivencia del PRD.

Menciono esta parte de la historia del PRD que es sobre todo, una historia torrijista, a los nuevos integrantes de este colectivo de Omar, para que la sepan;  a los viejos para que no se olviden y con mayor énfasis a quienes acaban de asumir las tiendas del partido, para que no crean que es un botín del que pueden hacer lo que les da la gana. Todavía queda gente que no puede ser comprada.

El autor es escritor, periodista y ex candidato a la primera subsecretaría del CEN del PRD

3 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el Post...

User Rating: 4.1 ( 6 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Poca O Ninguna Comprensión De Lo Que Es La Democracia.

Por Ramiro Guerra M. Abogado y cientista político. 25/09/2021. La pregunta de fondo, ¿el hecho …

Deja una respuesta