Últimas Noticias...

Los límites ecológicos, el discurso presidencial y la minería

Juan Jované

 

La idea de las fronteras planetarias, introducida por el Stockholm Resilence Center, llama la atención sobre la situación existente en referencia a nueve procesos críticos para la estabilidad y la resiliencia del Sistema Tierra. Se busca determinar en qué medida nos encontramos dentro o fuera de la zona segura de operación de estos procesos. Se trata de establecer si se han transgredido los parámetros ambientales del Holoceno, en el marco de los cuales se dieron las condiciones para el florecimiento de la civilización humana.

Holoceno 

Ahora, cuando hemos pasado a la llamada época del Antropoceno, en que la actividad humana se ha convertido en la fuerza fundamental que determina la evolución del ambiente, resulta que seis de las fronteras ambientales ya han sido transgredidas. De acuerdo al último informe realizado desde la perspectiva de las fronteras planetarias, publicado recientemente en la revista Science Advance (13 de septiembre de 2023), seis fronteras se encontrarían en condiciones de riesgo creciente o alto riesgo, por lo que se consideran violadas. Estas son las siguientes: cambio climático, la integridad de la biosfera, el uso seguro de la tierra, el agua dulce, el efecto de las llamadas entidades nuevas (el plástico entre otros) y los procesos bioquímicos (ciclo del nitrógeno y del fósforo).

Antropoceno

En el caso de la integridad de la biosfera, el informe bajo análisis hace evidente que estaríamos frente a lo que algunos han llamado la sexta extinción masiva. En efecto, de acuerdo al informe citado: “la tasa corriente de extinción de especies se estima que es  en por lo menos cientos de veces superior al promedio estimado para los últimos 10 millones de años y se está acelerando”. A esto se agrega que, de un estimado de ocho millones de plantas y animales, alrededor de un millón se encuentra en peligro de extinción. Si seguimos por ese camino es lógico hacerse una pregunta: ¿cuándo terminaremos por crear las condiciones climáticas para la desaparición de la humanidad?

El documento  también llama la atención sobre le hecho de que en el caso de la emisión de CO2, ya se habría violado la frontera planetaria, con una concentración de 417 partículas por millón, de manera que nos encontramos en una situación de creciente riesgo climático. De sobrepasar las 450 partículas por millón pasaríamos a la zona de alto riesgo.  El problema está en que ya es casi imposible lograr que no se traspase el punto crítico de un incremento de 1.5 grados centígrados sobre el nivel previo a la Revolución Industrial. Esto predice la continuidad y radicalización de eventos climáticos radicales.

En su discurso en las Naciones Unidas el Presidente de la República, solicitó que los países cumplieran con los compromisos internacionales sobre la emisión de gases invernadero, también declaró que Panamá es un país carbón negativo. Esto precisa de una aclaración. Se trata de un asunto que debe ser visto en forma dinámica, por lo que se debe señalar que, de acuerdo a los datos de Ecological Foot Print, en 1980 el país solo necesitaba el 65.2% de su biocapacidad para absorber su huella de emisión de carbón, en 1990 este indicador se elevó a 69.3%, llegando a 106.8% en el 2018, último dato disponible en esta fuente. En consecuencia, la situación se ha ido deteriorando y en el último de estos años no existía algo que pueda llamarse carbón negativo.

El informe sobre las fronteras planetarias también destaca que en el caso del uso de la tierra también se habría traspasado la frontera planetaria. La biomasa boscosa global sería hoy de apenas 60% de la observada en el Holoceno preindustrial, por lo que estaríamos en condiciones de riesgo. A esto se debe agregar que también se habrían violado las dos fronteras del agua dulce (azul y verde).

Teniendo en cuenta estos elementos hubiera sido bueno que el Presidente de la República, quien en su discurso en Naciones Unidas expresó su interés por la sostenibilidad ambiental, explicara cual fue la razón para que el actual gobierno aprobara una concesión minera que impacta negativamente al bosque, las aguas y la biodiversidad, llegando a afectar al Corredor Biológico Centroamericano.

La consulta sobre el Contrato Minero debe abrir un amplio debate en el país, el cual debe conducir a un estilo de desarrollo nacional, democrático, socialmente justo y plenamente respetuoso de la naturaleza. No solo se trata de discursos se trata de acción concreta.

5 Hay varios Likes:) Gracias...

califica

User Rating: 4.51 ( 6 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Biden se retira de la carrera presidencial de EE.UU.

Publicado: 21 jul 2024 17:52 GMT (Tomado de RT)   «Creo que lo mejor para …

Deja una respuesta