Últimas Noticias...

A propósito del 26 de julio

Por: José Dídimo Escobar Samaniego

Un día como hoy, hacen 69 años, un puñado de hombres y mujeres cubanos, sobre todo pertenecientes a la juventud universitaria, decidieron romper las cadenas de la tiranía que gobernaba a sangre y fuego y que ahogaba en indignidad al pueblo de la mayor de las Antillas.

Abel Santamaría Y Fidel Castro Ruz, entre otros.

A la cabeza de esa gesta, donde la mayoría de los revolucionarios murieron heroicamente en Santiago de Cuba, estaba Fidel Castro, uno de los más grandes hombres de nuestra América y el mundo, no solo por su arrojo e inteligencia, sino por su fidelidad a las ideas de justicia, en un mundo en que ella aún no resplandece y por eso vivimos una gran tensión y violencia.

La esperanza de un mundo mejor, más justo, solidario y humano está por construirse todavía, donde la dignidad humana y la protección de toda la creación sean los nuevos paradigmas y no la voracidad, el egoísmo y la avaricia que hoy nos han llevado al borde de precipicio histórico.

El Asalto al cuartel Moncada, símbolo de la tiranía, permitió que seis años y medio después, mediante una gran guerra popular, el pueblo fuera liberado, solo para que dos años después, se le aplicara desde entonces, el más cruel castigo por atreverse a ser libres. El Bloqueo norteamericano, que es una acción criminal, es como lo dijo Omar Torrijos en la reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en la ciudad de Panamá: “Cada hora de aislamiento que sufre el hermano pueblo de Cuba, constituyen 60 minutos de vergüenza hemisférica”.

Fidel, Omar y Raul Castro (1976)

Cuba ha resistido más de sesenta años, pero no la han doblegado y convendría que esos mecanismos retrógrados y que procuran desde entonces, un levantamiento contra la revolución, cesaran y permitieran que ese pueblo hermano pueda construir en paz, su futuro sin que le estorbe la pretensión equívoca de su exterminio.

Los patriotas panameños extendemos al pueblo hermano de Cuba nuestra solidaridad, sabiendo que también nosotros, en las calles intentamos construir vías de justicia que traigan paz y sosiego a los panameños, porque a pesar de que no nos aplican bloqueo, nos imponen mientras tanto, una apariencia de democracia que, encubre el robo de nuestro patrimonio nacional y la apropiación del mismo por una minoría a través de un andamiaje perverso de una cruel corrupción que tiene postrada a la mayoría de los panameños.

Este sector económico nacional troglodita, insensible e inhumano, pretende que nada cambie para poder mantener privilegios insostenibles, en el cual no pagan impuestos, pero se apropian de nuestro patrimonio. Ojalá que su ceguera no los lleve a forzar a que nuestra juventud tenga que ofrendar su sangre para poder producir un país de todos y para todos y no de unos cuantos.

¡Que nuestro Señor Jesucristo nos bendiga a todos!

¡Así de sencilla es la cosa!

6 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el post...

User Rating: 4.59 ( 8 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

La Corrupción Tiene Muchos Rostros.

Algunos Adalides Del Discurso Anticorrupción Evitan Hablar De Algunas De Sus Expresiones. Por Ramiro Guerra …

Deja una respuesta