Últimas Noticias...

Timeo danaos et dona ferentes.|

El Justo (Seudónimo)

El mal en el hombre es una constante. Hay diferentes formas de causar mal a otros. No solo la violencia física o psicológica, la arrogancia denigrante, los tratos amorales, la ausencia de estimación o de reconocimiento de la meritocracia, entre otras. Pero hay una forma casi invisible de hacer mal a otro, parece sutil, sin embargo, es más letal y pérfida que los anteriormente mencionados.

Los griegos a raíz de la historia contada por Homero en la Ilíada, relacionado con el Caballo de Troya, nos legaron una frase descriptiva del cuidado y la atención que debemos prestarle al mal, cuando decían, «timeo danaos et dona ferentes», que se traduce en cuídate del griego que te trae regalos. El regalo no necesariamente debe ser un artículo material, también puede tener el cuerpo y rostro de una metáfora. Hay palabras, ofrecimientos, promesas de altos funcionarios que crean esperanza de un mañana más justo, y la justicia esperada es difusa, lenta, escurridiza, se convierte en mentira, traición y desilusión.

El saludo afable, la simulada amistad o la ignorancia, pueden encubrir algo siniestro de quien detenta el poder, como la insensibilidad de querer el puesto de trabajo de otro para cumplir una cuota partidista, sin valorar a la persona, sus necesidades y a su legado y compromiso dentro de sus funciones públicas.

Hay carrera administrativa, pero siguen publicándose decretos de personal destituyendo personas, sin un previo expediente, violando leyes especiales y sin causa justificada. El ofrecimiento de estabilidad queda convertida en una metáfora y en la frase, cuídate del griego que te da u ofrece regalos. En este caso, cuídate del alto cargo que te ofreció antes de llegar donde está, darte estabilidad, porque seguro está detrás de tu posición, y no tendrá contemplación para destituirte.

Lo malvado de esta tragedia es que no existe un Juez justo, que frene tales arbitrariedades y siguen destituciones políticas haciendo sufrir a panameños decentes, comprometidos con su función y urgidos de serle útil al Estado, y quienes tienen el deber de aconsejar que la Ley debe ser acatada, guardan silencio cómplice o peor son al final el verdugo. Es tan fácil ser Justo, que el mal no debe prevalecer sobre él, retomemos el buen camino antes que ya no haya vuelta atrás a la entrada de la oscuridad y la dureza del corazón.

0 No hay Likes:(

Califica el Post...

User Rating: Be the first one !
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

El ser menstrual.|

  Por: Luis Carlos Guerra Abogado, Locutor, Politólogo.   Menstruar es evacuar el menstruo, este …

Deja una respuesta