Últimas Noticias...

El stress colectivo y de masa, un síndrome en nuestro país, que viene haciendo estrago.  

Por Ramiro Guerra M.    

Abogado y cientista político.   Desde Aguadulce, provincia de Coclé.

La crisis de la pandemia Covid 19, que dejó a miles de trabajadores sin empleo e igual lanzó a la informalidad a miles y miles de panameños, miles de pequeños establecimientos comerciales cerraron, financieras y bancos presionando a sus deudores hipotecarios con garantías de bienes muebles, inmuebles y préstamos prendarios, tarjetas de créditos, todo esto colocó a sectores profesionales y medios de la sociedad, en un estado de incertidumbre, ansiedad, de futuro incierto.

Los cuadros y síntomas depresivos, según fuentes de las autoridades de salud se dispararon. Miles de jóvenes que están sumergidos en un drama de futuro incierto.

El incierto futuro de la seguridad social, introduce o agrava el estado de miedo e inestabilidad en miles de personas. El solo pensar que, en el 2024, estará en veremos, si habrá dinero para pagar pensiones y jubilaciones. El efecto de un eventual colapso del programa de IVM, será un efecto dominó. Toda la economía se resentirá.

Igual destacar, en vía de discusión, post vacunación, han aparecido variados cuadros de dolencias y malestares en la población. Este es un debate que dará mucho que hablar en los tribunales. La delincuencia arrecia en la sociedad.

El cuadro descrito, se traduce en un grave síndrome de violencia, agresividad. Le comentaba a mi señora, que hay conductores de vehículos, es la regla, que manejan como si el diablo anda suelto. No existe el reglamento de tránsito. Interpelar a unos de estos señores, es buscarse un balazo u otra agresión.

La sociedad está contaminada u afectada por un síndrome grave de stress colectivo.

Estamos sentados en un barril de pólvora. Los políticos están en bosnia.

La realidad descrita, prefigura escenarios de alta tensión y conflictividad. Suele ocurrir en la historia de los reventones sociales, que un hecho aparentemente marginal, juega el papel del fósforo que enciende la mecha de las explosiones sociales.

Ojo con seguir subestimando la realidad. Inventar realidades virtuales, es un juego peligroso.  Los procesos catárquicos, no solo es un problema individual, sino también es un proceso de masas.   No habrá sorpresa, sino sorprendidos. Estamos advertidos.

3 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el Post...

User Rating: 4.14 ( 2 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Peligrosa Incoherencia de la función judicial panameña

El 27 de noviembre pasado, la Corte Suprema de Justicia en el histórico fallo de …

Deja una respuesta