Últimas Noticias...

«Tierra común, tierra de nadie» 


Miguel Montiel-Guevara

07 de febrero de 2024

Escuadra femenina del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, en su treinta aniversario.

Convicción ancestral de pueblos originarios de Abya Yala (América) sobre la Madre Tierra. Así lo deja sentado el subcomandante Moisés, portavoz del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) de México, el 1º de enero de 2024 al celebrar el 30 aniversario del levantamiento zapatista aquel 1º de enero de 1994 y anunciar ahora la “no propiedad” de las tierras comunitarias bajo el lema “tierra común, tierra de nadie”.
No es una proclama social nueva. La hace Juan Jacobo Rousseau en el siglo XVIII en su Discurso sobre el origen y fundamentos de la desigualdad entre los hombres:
El primero, a quien, tras haber cercado un terreno, se le ocurrió decir esto es mío y encontró gentes lo bastante simples para creerle, fue el verdadero fundador de la sociedad civil, ¡Cuántos crímenes, guerras, asesinatos, cuántas miserias y horrores hubiera ahorrado al género humano aquel que, arrancando las estacas o rellenando la zanja, hubiera gritado a sus semejantes: «Guardaos de escuchar a este impostor; estáis perdidos si olvidáis que los frutos son de todos y que la tierra no es de nadie!».
Marcos Roitman Rosenmann, en La Jornada, señala que <para entender la dimensión de la propuesta zapatista Pablo González Casanova (comandante Pablo Contreras), recordará las palabras del obispo de Chiapas a la hora de concluir que la rebelión zapatista debía entenderse como la primera revolución del siglo XXI. “Es extraño -cita el comandante Contreras al obispo Samuel Ruiz García, obispo católico mexicano, defensor de los derechos de los pueblos indígenas de México y de América Latina, llamado por los pueblos indígenas «Tatik» o caminante-, como revolucionarios son muy raros. Interpelan al gobierno para que haga elecciones honradas”>.
Los pueblos originarios de Panamá comparten la idea de Rousseau y la convicción sobre la colectividad de la tierra del EZLN, que además interpela al gobierno demandando elecciones sin corrupción. Es la misma exigencia de nosotros aquí. ¿Será posible? No lo parece. La cleptocracia panameña no lo permite. Ella es parte del sistema clientelista político.
El capitalismo, cuya índole inhumana pretendió cambiar el neoliberalismo y fracasó, pues su naturaleza, como la del escorpión no cambia, no se da por vencido. Da la pelea en todos los frentes y con todos los medios a su alcance. En palabras del subcomandante Moisés: “el capitalismo no va a decir ‘me rindo de explotar”. Bueno, así están las cosas.
Por lo demás, echa a volar la imaginación ese arraigo ancestral de los pueblos originarios a la posesión colectiva de la tierra y como dijo el otro de la imaginación, «ella es más importante que el conocimiento. El conocimiento es limitado y la imaginación circunda el mundo». Ese arraigo es simiente para la edificación del socialismo democrático que salvará a la humanidad de no destruirse ella misma en su desquiciada confrontación por la concentración individual de la riqueza. El socialismo, lanza en ristre contra la desigualdad social, es su pesadilla. Ángel de la historia habermasiano, mira hacia el futuro prometedor anunciando su llegada. No hacia el pasado apocalíptico de su creador. Vuela con plumas timoneras en las alas, no pierde el rumbo y sabe también que sin democracia no será realidad asentada en el corazón. Ella ha de ser su compañera inseparable. Ahh, olvidé decir que el otro de la imaginación es Albert Einstein. Sea.

5 Hay varios Likes:) Gracias...

califica

User Rating: 4.34 ( 2 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Asesinatos Horrorosos De Dirigentes Populares.

Por: Ramiro Guerra M. Abogado, escritor y cientista político. Las tiranías son malditas. Asesinan a …

Deja una respuesta