Últimas Noticias...

Justo Arosemena y su apoyo a la Independencia de Cuba

(A 205 años de su Natalicio, 9 de agosto de 1817)

Jaime Flores Cedeño

Prof. de Filosofía e Historia

Abogado

Justo Arosemena

El Dr. Justo Arosemena en su larga trayectoria política, intelectual y diplomática fue solidario con las causas de los pueblos Latinoamericanos que no se habían independizado del imperio español, como fue el caso de Cuba, que inicia un período emancipador a partir del 10 de octubre de 1868 con el Grito de Yara, liderado por el prócer Carlos Manuel de Céspedes, quien proclamó la independencia de la isla y sustentó el derecho de igualdad de todos los hombres y el fin de la esclavitud.

El Dr. Arosemena, siendo un estudioso de la historia americana y de las luchas liberadoras que se dieron en toda la franja continental desde las primeras décadas del s. XIX, con próceres como: Simón Bolívar, José de San Martín y Antonio José de Sucre, entre otros, no podía dejar pasar por alto su firme solidaridad con el pueblo cubano y, por iniciativa propia, levantó ante el Parlamento su firme voz de respaldo a esta patriótica causa de libertad.

Al respecto, Ernesto J. Castillero Reyes en un ensayo titulado: Justo Arosemena y la Independencia de Cuba, hacia la siguiente cita:

‘Cuando en 1869 presidía la Cámara Legislativa del Estado de Panamá, y la revolución de Aguilera, Maceo, Céspedes, Gómez, García y Agramonte, los corifeos más distinguidos de la sangrienta lucha libertadora enfrentaban combates desiguales que eran etapas gloriosas de aquella gesta sublime del pueblo cubano, se dejó oír en el seno de la Asamblea panameña la voz autorizada del doctor Arosemena… Y no paró aquí esta espontánea manifestación del patricio panameño, sino que, al año siguiente, presidente ya del Senado de la República, solicitó a esa augusta corporación el reconocimiento de la beligerancia a la Revolución cubana’.

Este pensamiento americanista de Arosemena no era algo improvisado, sino que procedía de todo un esfuerzo intelectual que él venía desarrollando desde décadas atrás y que partía de una crítica profunda hacia el proceso de conquista y colonización española en el ‘Nuevo Mundo’ y que se constata en su obra “El Estado Federal de Panamá” , cuando manifestó que: ‘Pero ya que su desprecio por la raza indígena condujo a los conquistadores españoles a destrozarla, más bien que a aprovecharse justa y cristianamente de aquella sana y sencilla población, el giro mismo de la conquista les presentaba la mejor oportunidad para fundar las libertades municipales, si ellos las hubieran estimado’.

Es importante ponderar que este actuar solidario de Justo Arosemena al lado de los más débiles, y por el derecho legítimo de libertad, lo observamos desde su temprana edad, cuando, recién graduado de abogado, salió en defensa de los esclavos que había en el Istmo y en el resto de la Nueva Granada.

Por décadas los textos escolares en Panamá, al hacer referencia al Dr. Arosemena destacan particularmente que fue el creador del Estado Federal de Panamá que, si bien es cierto, no constituye su único mérito. Él fue también un intelectual y político comprometido con los principios de libertad, justicia, equidad y legalidad, tanto en el Istmo, como en el continente, principios que puso en práctica desde el parlamento con la presentación de importantes leyes y resoluciones de apoyo a sus hermanos Latinoamericanos.

Era un patriota en todo el sentido de la palabra y nunca inclinó sus rodillas frente a potencia extranjera alguna y, mucho menos al águila del norte, como bien lo llamaba. Así se evidenció ante lo ocurrido con el Incidente de la Tajada de Sandía al manifestar que:

‘Por eso, en fin, después de tantas provocaciones y de tantos abusos los yankees han apelado al suceso desgraciado del 15 de abril, como un pretexto seguro para exigencias y reclamaciones absurdas, para prodigar calumniosas imputaciones a la población y a las autoridades de Panamá, ya para hacer amenazar nuestra soberanía, insultar so pretexto de tomar medidas de seguridad y preparar expediciones de filibusteros que han estado a punto de lanzarse también sobre Panamá’.

Cuba tenía un defensor honesto e implacable en Justo Arosemena y Latinoamérica poseía a un pensador bolivariano que creía en la unidad del continente contra los propósitos rapaces de las potencias imperiales. Esto lo llevaría a formular en su momento la necesidad de crear una Gran Liga Americana (Perú 1864) que le hiciera frente a aquellas naciones que pretendían continuar expoliando al continente.

Por todas estas magníficas cualidades es que el Dr. Octavio Méndez Pereira lo describió en una ocasión como: ‘Un gran cerebro luminoso, robusto y espontáneo, que ha dejado huella indeleble en las letras, en la historia, en las instituciones y en la diplomacia de América. No fue a la política buscando aplausos, honores o triunfos efímeros. No hizo promesas vanas, ni excomulgó ni insultó como energúmeno, ni tuvo envidia de nadie. Puso sencillamente al servicio de su patria todas sus luces y se echó todo entero a la realización de sus ideales elevados’.

4 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el Post...

User Rating: 4.66 ( 1 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

La Revista Diálogo Social .1970.

Por Ramiro Guerra M. Abogado Y Cientista Político. Raúl Leis , extraordinario compatriota que entregó …

Deja una respuesta