Últimas Noticias...

Expresión de maldad infinita

Boletos aéreos en Panamá por las nubes, su precio representa una política de segregación y maldad

Por: José Dídimo Escobar Samaniego 

El precio de los pasajes aéreos desde Nicaragua y hacia Panamá o viceversa, se ha convertido en un verdadero lujo para los nicaragüenses y panameños que viajan entre ambas naciones.

El trayecto entre Managua y Panamá apenas tiene una duración de hora y media de vuelo y los precios oscilan entre 1,200 y 2,000 dólares ida y regreso.

Irónicamente resulta muchísimo más barato viajar de Panamá a Estados Unidos, o en vuelos transcontinentales como Europa, Asia o África, cuyo recorrido tiene hasta 20 horas de vuelo.

No existe ninguna razón coherente y lógica de los excesivos precios de los boletos que cobra a sus clientes el monopolio de la Compañía Panameña de Aviación (COPA), por los viajes a la Nicaragua sandinista, ni se puede alegar altos montos por seguros de las aeronaves, puesto que el aeropuerto de Managua está certificado como uno de los mejores de la región en seguridad aeroportuaria.

Lo único que podría explicar los altísimos precios de los vuelos que exige COPA, es porque esa compañía afiliada a United Airlines, mimada del gobierno de Panamá y fiel aliado de Estados Unidos, es que haya establecido un deliberado boicot a Nicaragua, perjudicando con una maldad infinita a las personas que pudieran viajar de ambos países por diferentes motivos, entre ellos negocios que son legítimos y que deben ahora incorporar un exabrupto en los precios d ellos boletos desde hace más de un año..

Posiblemente el afán de los altos precios de los boletos sería boicotear la recuperación económica del pueblo nicaragüense que encabezado por el presidente Daniel Ortega, derrotó en 2018 el fallido intento de golpe de estado promovido y financiado por Estados Unidos con el apoyo de sus sicarios internos, lo cierto es que quienes pagan el oneroso precio de esta sinrazón es, el pueblo de ambas naciones.

Evidentemente la intentona criminal golpista, hizo retroceder el avance económico y social que Nicaragua venía experimentando desde años anteriores porque frenó casi todas las actividades productivas, industriales y comerciales y consiguió reducir a cero el turismo extranjero en la Patria de Rubén Darío, pero también perjudicó en su medida la economía nacional de Panamá, con muchos comerciantes que vienen a Panamá desde Nicaragua a comprar en Zona libre u otras actividades económicas de mutuo interés.

stados Unidos retrasó el reinicio de las operaciones de sus líneas aéreas a Nicaragua con el pretexto de la intentona golpista, y luego por   la pandemia del coronavirus, además claramente se observó que su propósito era sabotear la recuperación económica nicaragüense.

No existen competidores que pudieran coadyuvar a reducir los prohibitivos precios de los boletos aéreos, y la única manera de bajarlos sería si el gobierno panameño de Laurentino Cortizo y Daniel Ortega de Nicaragua, con voluntad política bilateral, rompieran el bochornoso monopolio de COPA.

De llegarse a ese acuerdo entre ambos gobernantes, Nicaragua tendría que promover otro convenio de colaboración con el Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (CONVIASA), cuya línea aérea pudiera operar la ruta Caracas-Panamá-Managua.

Sólo de esa manera se reducirán los excesivos precios de los boletos aéreos que ofrece COPA, a fin de beneficiar a nicaragüenses, panameños y pasajeros de otras nacionalidades que, desde Managua, escogerían a Panamá como enlace o destino.

Todo este absurdo, deja al desnudo y sin piso el esfuerzo que, el mismo gobierno panameños realiza desde la Autoridad de Turismo, para reactivar el sector turístico que genera muchos empleos sanos y contribuyen en nuestra reactivación económica.

11 Hay varios Likes:) Gracias...
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

95 Aniversario del Nacimiento del Gral. Omar Torrijos Herrera.

Recordando a un dirigente comprometido con su patria Miguel Montiel-Guevara  El 13 de febrero de …

Deja una respuesta