Últimas Noticias...

Lo que se sembró, eso se cosecha.

La Matriz de la Invasión, traía en su vientre un modelo de Democracia política y de lesseferismo a ultranza.

Por Ramiro Guerra M.

Abogado y cientista político

 

 

Tan cierto es el título de este artículo en el sentido de que, la democracia que se instituyó, fue a la vieja forma liberal representativa y de control férreo de los grupos de poder económico. La misma que nos llevó a un desenlace en 1968.

La crisis hoy, cercana a esa realidad pasada; una democracia que tiene a los partidos como su sustento, pero que la han llevado a un nivel grave de agotamiento e ineficacia. Un estado de derecho relativizado.

Una constitución que demanda cambios fundamentales pero que aún conserva sobre todo en materia económica, disposiciones que sirven para la vigencia de un estado regulador y de bienestar y reparto con equidad, pero que nadie respeta y son soslayados, aún por los propios gobernantes.

Un análisis post invasión nos lleva a sostener que se ha surtido un proceso de posicionamiento fuerte de los grupos grandes del poder económico, sobre el estado. No resulta fácil para gobiernos romper o quebrar esa hegemonía. Todo lo contrario, se convierten en apéndice de ese dominio y control.

Relativizar esa hegemonía, solo es posible desde el poder político. La coyuntura actual, tiene límites para ello.   Razón tienen amigos constitucionalistas y políticos serios, cuando señalan que, el camino hacia recomponer la república, es la constituyente. A esta, los interlocutores del establisment le tienen terror.  La evaden y harán todo para obstaculizar el tema constitucional.

Este tema, tal vez marginalmente, se pudiera mencionar en el diálogo. Pero la agenda de la coyuntura, es más de reivindicaciones económicas. No es político, aunque esos temas ineludiblemente nos lleven a la cuestión política: verbigracia, el tema de una reforma tributaria, el modelo económico.

La nación en algún momento tendrá que entrar a debatir lo pertinente a nuevos paradigmas de democracia y de estado. Eso es inevitable.  En la coyuntura del golpe de 1968 y después de 1969, no quedó otra que definir nuevas reglas de la convivencia ciudadana, entre ellas, la forma de relacionarse del estado con la sociedad civil y reivindicaciones nacionales.

No se trata de cambiar el sistema capitalista, sino de hacerlo más humano y equitativo. Esto, hasta el papa Francisco lo ha dicho. En consecuencia, a los defensores del status quo, paren esa campaña de estar cazando brujas. No existe tal contradicción de democracia versus socialismo.

Empresarios panameños, cazando brujas.

 

Lo que se aspira es una sociedad que opere con equidad. Como lo escribí, la base constitucional existe para tales propósitos.

La oligarquía no está dispuesta y no lo hará. Perder su control y dominio sobre el país, no está en su agenda. Inevitablemente esta realidad es fuente de conflictos y de seguro que tendrá que resolverse; siempre en la ruta de perfeccionar nuestra democracia y el estado.

4 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el Post...

User Rating: 3.35 ( 7 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Consideraciones De La Norma Iso 9001-2015 En Etesa

(Campo pagado) Ilustración Uno de los principales enunciados de la Norma ISO 9001-2015 está dirigido …

Deja una respuesta