Últimas Noticias...

La Crisis Del PRD.

La Insensatez Y La Renuencia A La Autocrítica De Su Dirección, Del Gobierno Y  Sus Asesores Y Ahí Están Los Resultados.

Por Ramiro Guerra M.

Abogado y cientista político.

 

Pruebas al canto, los artículos de opinión con relación al gobierno y al PRD que, tempranamente escribí, sobre la involución que venía afectando al partido que fundará Omar Torrijos.

Cuando Cortizo gana la presidencia, cometió un grave error, al alejarse del partido que lo llevó a la presidencia.  Testimonio de ello, lo dio el lic. Pedro Miguel González. En no pocas ocasiones, denunció que al partido PRD, no se le dio protagonismo alguno en el gobierno.

Muy temprano, a casi un año de la elección del gobierno, en varios artículos sugería que el gobierno tenía que dar un giro en el rumbo de la gobernanza. Debía buscar una alianza social democrática y con ello una sólida base de sustentación.

En mi condición de abogado de varias organizaciones sociales, me daba cuenta que, estos se sentían lejos del gobierno al que inicialmente habían apoyado, eso se fue perdiendo.

Además, de promesas fundamentales incumplidas.

Durante su último congreso hice algunas críticas y el malestar y enojo de algunos de sus cuadros, fue evidente. Uno de ello, en la presidencia me cuestionó si yo era PRD; es decir con qué derecho hacía critica a la organización y al gobierno.

En varias ocasiones escribí, la realidad virtual que se construyeron para justificar que todo iba bien, la cual no se correspondía con la real situación del país y las mayorías.

Hice críticas, tal vez fuertes, con el manejo de la economía. Enfoques neoliberales en la conducción de la misma; otra cosa no se podía esperar de un ministro formado en la escuela de los Chicago Boys.

El PRD, sufrió una ruptura con toda la sociedad. Sus dirigentes, salvo excepciones, no tuvieron la capacidad de advertir que, sobre ellos se avizoraba un sunami.

Por fortuna, los torrijistas se dieron cuenta y lograron salir airoso en las elecciones, con la dirección de Martín Torrijos.

El PRD, sufrió un fuerte derrame cerebral pero el torrijismo sigue siendo un referente de amplios sectores del país.

Jugaron a políticas excesivamente centralista en el ejercicio del poder, lo mismo que, a un asistencialismo, éste último con cálculos electoreros.

Los resultados en las elecciones, nos dio la razón. Mis críticas no eran con el fin de hacer daño al gobierno y al partido PRD.

Han pagado un alto costo político que se hubiera podido evitar. La responsabilidad no corre solo por cuenta del candidato Carrizo. Que adolecía de falta de experiencia, inmaduro y nada de empatía con la población. Se creyó que la alianza con personas muy cuestionada en la sociedad, le llevaría a capitalizar (votos). Pagó caro su discurso recurrente de apoyo a un gobierno en crisis y no supo construir un discurso crítico del gobierno del cual él era vicepresidente

Tanto Cortizo como la dirección de ese colectivo, tienen que admitir que la responsabilidad del desastre de su organización corre por cuenta de ellos.

Deben tener la hidalguía de decirle al pueblo y a los miembros del partido, «nos equivocamos».

Su dirección política, además de admitir su responsabilidad, debe actuar en consecuencia y como corresponde ante un fracaso estrepitoso, es decir, debe renunciar en pleno y abrir la puerta para que otra renovada fuerza pueda hacer la corrección de ruta, antes que desaparezca el partido que dio aportes importantes a la democracia panameña y que ahora está en su dolorosa agonía., hecho que no contribuye  al desarrollo del país, porque los partidos políticos están llamados a ser instrumentos fundamentales para la participación política de los ciudadanos.

 

Dios bendiga nuestra patria.

 

8-5-2024

12 Hay varios Likes:) Gracias...

califica

User Rating: 3.77 ( 8 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Netanyahu está llevando a Israel a un abismo desastroso

23 de mayo de 2024 Credit…Augusto Casasoli/A3/Contrast/Redux   Por Thomas L. Friedman Es columnista de …

Deja una respuesta