Últimas Noticias...

En Las Bananeras Se Templó El Acero.


Por Ramiro Guerra M.
Abogado y cientista político.
Noviembre de 2022.

Dedicado a mis hermanos Armando Guerra, Venero Guerra y Anselmo Guerra.

La licda. Jessica Ledezma Morales, porteña de pura cepa, me envió unas fotos y un video, de las plantaciones de bananos, las empacadoras y el muelle, donde atracaban grandes barcos de la United Fruit Company, que trasladaban la fruta hacia los Estados Unidos y mercados de otros países.

Me vinieron a la memoria aquellos tiempos. Cómo olvidar que desde que tenía catorce años, los tres meses de vacaciones del colegio (ESPA)lo trabajaba en esas fincas. Hice labor de campo y en las empacadoras.

Salía en bicicleta a las 3:30 de la madrugada para estar en Majagua, donde había una empacadora. Un recorrido peligroso, merced a que fuera arrollado por las locomotoras y vagones que transportaban la producción hacia el muelle. No era solamente yo, muchos estudiantes igual vivieron esa experiencia.

Describir ese ambiente de trabajo, muy duro. En esas plantaciones, se ‘cocharon’ mis hermanos arriba mencionados. Ellos vivían en Manaca Civil, junto con mis demás hermanos y hermanas. Vivían en una choza de esas que se ven en las montañas. Condiciones muy difíciles.

Mi tío Víctor que vivía en la ciudad capital y que estimaba en grande a su hermana Esther y a su cuñado Venerando, nuestros padres, observó la situación, me dijo, Ramiro vamos a la Finca Corredor, voy a hablar con Rafael Morales, mi hermano, que era jefe. Llegamos y Víctor le habló de las condiciones en que estaban mi madre y Venerando.

No pasaron días y Armando y Venero, los hermanos mayores quedaron trabajando en la compañía bananera. No solamente eso, les dio alojamiento. Siempre he dicho que en el camino de la vida uno se encuentra con gente de buen corazón. Mi tio Rafael fue uno de ellos.

A ellos, mis hermanos mayores, los veía y coincidíamos en la finca de majagua. En ese ambiente laboral se ganaron el cariño de sus compañeros de trabajo. Tenían fama de no negarle candela al trabajo. Armando , Venero y después Anselmo, son personas luchadoras. En esa fincas, como se dice, ‘dejaron el cuero’.

Nunca dieron su brazo a torcer. Allí en esas fincas de bananos, se curtieron y se prepararon para pruebas igual de duras. Nunca los vi ni los he visto quejarse. Venero llegó a ser instructor de la escuela Benjamín Ruiz, formadora de jóvenes en la antigua Fuerzas de Defensa; se jubiló con el grado de sub teniente. Armando, jubilado sigue trabajando y Anselmo abogado.

Esos hermanos míos nadie les echa cuento de lo que es luchar y sobrevivir en medios duros y difíciles. A ellos, Dios les dé larga vida.

4 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el Post...

User Rating: 3.19 ( 2 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Imaginemos una sociedad sin derecho. 

Por Ramiro Guerra M.  Abogado y cientista político. Enero de 2023. Adolfo Alvarado Velloso Seguramente …

Deja una respuesta