Últimas Noticias...

Eduardo Lemaitre: Sobre Falsos Próceres y La Venta Del Istmo En 1903

 

 

Por Jaime Flores Cedeño

Profesor de Filosofía e Historia-Abogado

 

Pocas obras sobre el Acto Separatista de 1903, que condujo a la Independencia mediática de Panamá, por el hecho de colocar al Istmo bajo el enclave colonial estadounidense, una vez se aprobó en nefasto Tratado Hay Bunau- Varilla, ha tenido tanto impacto en la historiografía nacional, como el libro publicado a inicios de los setenta por el autor colombiano: Eduardo Lemaitre y que se titula “Panamá y su Separación de Colombia, una historia que parece novela”.

Es importante señalar, que en la década del treinta circuló en nuestro país el libro de Oscar Terán, que lleva título de “Del Tratado Herrán – Hay, al Tratado Hay – Bunau Varilla, historia crítica del atraco yanqui mal llamado en Colombia ‘La pérdida de Panamá’ y en Panamá, ‘Nuestra Independencia de Colombia”. Por esta publicación, Terán, fue vilipendiado e injuriado por la burguesía liberal, que no aceptaba una opinión contraria a la versión que ellos daban sobre lo acaecido en 1903 y sus consecuencias.

La sustentación que hizo Terán sobre lo vivido en 1903, fue desarrollada de manera profunda en las décadas posteriores, al grado que hoy día pocos cuestionan sus apreciaciones. Su libro es amplio en detalles y narraciones, puntualizó, entre otros aspectos: El viaje que realizó Manuel Amador Guerrero a los Estados Unidos con el propósito de reunirse con Bunau Varilla y William Nelson Cromwell, para lograr el respaldo al plan emancipador que culminaría con la firma de un nuevo Tratado del Canal, que reemplazaría al Tratado Herrán – Hay, negado meses antes por el Congreso colombiano. Se traslucen además los sobornos que giraron para obtener el beneplácito del Batallón Colombia y todo el dinero que corrió con el fin de sellar la ‘Revolución’ que se iba a gestar.

Lemaitre, desenmascara igual que Terán, cómo los sucesos de 1903 estuvieron entretejidos por la traición de los denominados próceres, que tenían contacto directo con el francés Bunau Varilla y funcionarios de alta jerarquía de los USA, dentro de un plan estructurado separatista, que estaba unido a la entrega de gran parte del territorio al país de las barras y las estrellas, que planteaban dentro de su visión imperial la consecución de los trabajos del Canal por el Istmo, iniciado por los franceses.

Esta Nación, cuatro años antes, había despojado en su política expansionista las posesiones de España en el Caribe (Cuba y Puerto), además de Guam y Filipinas, esta última, cabe ponderar, sus habitantes defendieron con sangre la ocupación, que arrojó miles de muertos.

Pactar la libertad con los USA, que le habían arrebatado las dos terceras partes de su territorio en los años cuarenta del siglo XIX a México e intervenido en el Ismo, cuando así lo quisieran para sofocar rebeliones, ejemplo la de Pedro Prestán, en 1885, era como entregarles a los lobos un bebé recién nacido.

Queda claro, que el espíritu emancipador del Istmo siempre estuvo presente en el período decimonónico, eso lo patentó Tomás Herrera en 1840 con el Estado del Istmo y el doctor Justo Arosemena en el Estado Federal de Panamá, no obstante, ninguna de estas aspiraciones legítimas, tenían la condicionante de empeñar la libertad como lo hicieron los “denominados próceres”. Sobre el particular, en documentos que reposan tanto en Colombia y Panamá, se evidencia, que los habitantes de Panamá sí querían la Separación, pero no al precio de ceder la Soberanía a los USA.

Nadie puede negar históricamente el dinero que aportó Bunau Varilla y banqueros estadounidenses para la consumación de los hechos, los cuales fueron utilizados para sobornar a Huertas y el Batallón Colombia, hasta donde se supo, porque jamás hubo reporte de gastos. Tampoco se puede ocultar los barcos de Guerra de los USA y sus tropas que intervinieron en la operación, principalmente, en el lado Atlántico. De todo ello, lo que sí resulta también veraz y contundente es, que por espacio de 100 años Panamá heredó un enclave colonial producto de la acción antipatriótica de 1903, que costó Mártires como los del 9 de enero de 1964 y la lucha de miles de héroes.

Lemaitre lo ejemplariza en su ensayo que: “Sea como fuere, los problemas que Panamá se ganó conjuntamente con la independencia, han sido graves y permanentes”.

El libro de Lemaitre, circuló poco en nuestro país, porque la burguesía y sus editoriales impidieron que así fuera, constituye un testimonio de pensamiento crítico relativo a los sucesos de 1903, y antes, que merecen ser leídos y estudiados, sobre todo, porque los autores de la élite historiográfica nacional, se dieron a la tarea durante todo el siglo XX y lo que va del XXI, a endiosar a los “próceres”, como los grandes héroes, cuando lo que hicieron fue ceder gran parte de la geografía nacional a los USA y su poder hegemónico.

Debemos precisar, que la burguesía en el siglo pasado se sintió cómoda con la injerencia USA, que ellos dejaron de raíz, ya que, cada vez, que se veían en crisis corrían a pedír la intervención, porque su forma política de actuar hacía principiar más en los intereses de los USA y los propios, que de la Patria.

La obra de Lemaitre rompió con el ciclo de los historiadores que se dedicaron a adular a los “próceres”, que también fue objeto de rechazo por muchos historiadores panameños que no siguieron los relatos apologéticos de la burguesía. El autor colocó en el tamiz una historia que había sido ocultada con toda la intención ideológica , con el fin, de que las generaciones pasadas y futuras, creyeran que los “constructores” de la Nación, cuyos descendientes gobernaban desde el Club Unión, merecían todo el respeto y pleitesía, por lo tanto, tenían que seguir ejerciendo el poder, aunque la pobreza, miseria y desigualdades campearan a pasos profundos en el país.

15 Hay varios Likes:) Gracias...

califica

User Rating: 4.03 ( 23 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

La prehistoria narrada en un parráfo.

Narrativa corta. Autor : Ramiro Guerra. Del fondo del océano, emergieron, para surcar los cielos. …

Deja una respuesta