Últimas Noticias...

Dime con quién andas y te diré quien eres.|


Por: Ramiro Guerra M. Abogado y Cientista Político.

En la vida , se tiene que ser consecuente con lo que se predica. Los discurso de moralidad ,del cual hacen gala muchos , no se compadece con sus acciones. Ejemplo sobran para demostrar esta afirmación. Se alardea estar contra la corrupción, pero te reunes con corruptos y hasta negocias con ellos posibles alianzas políticas. Como escribiera el abogado Anaximedes Gonzalez, no ha habido en los últimos lustros, gobierno, que no haya estado exento del flagelo perverso de la corrupción. Nuestro Panamá es muy chico y todos sabemos de la andanza de muchos que hoy se pasean por cuanto medios de comunicación hablando de corrupción. Se menciona solo a Ricardo Martinelli , pero la verdad que es que los que le precedieron también se bañaron en la regadera de Obredetch.

Tenemos individuos, cuyo origen de sus fortunas, nadie conoce. Igual , no es un secreto, que otros les viene financiamiento de gente de poder, para que les sirvan desde el poder. Razón tiene el Dr. José Dídimo Escobar, cuando ataca duramente el financiamiento privado en la cuestión electoral . No por casualidad fue defendido acremente por casi todo los diputados. Nos agarran de tontos y creen que nos comemos el cuento. Predicar la lucha contra la corrupción y por un ambiente de clara transparencia, pero te reunes, con los que en su oportunidad ejercieron el poder y su administraciones no fueron un dichado de virtudes. El tema de la polización de la justicia. ¿ quién o quienes la politizan? Factores de poder real. Pero en los discursos se omite esta realidad. ¿ quienes emplanillan, fuera del servicio público, a funcionarios que deciden el derecho.

Recuerdo un abogado, hacen años, que me dijo, no demandes, lleguemos a un arreglo, ese funcionario lo tenemos en planilla. Un ex magistrado en un arranque de sinceridad, dijo en el Colegio de abogados, » que quieren ustedes, que no le tome la llamada al presidente, si él fue que me nombró» . Pongamos las tildes y los puntos correctamente. Estamos cansados de tanto dobles discursos, falsa moralidad. Hablar contra la corrupción resulta más fácil, que levantar el discurso contra el alto costo de la vida, la especulación salvaje en el comercio de medicamentos, de la incapacidad del sector privado para generar empleos. Él o los discursos de estos moralista, exento de estos temas. Sabio, lo de dime con quien anda y te diré quien eres.

7 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el post...

User Rating: 4.66 ( 3 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

En dónde estamos y hacia dónde vamos.

Por: José Dídimo Escobar Samaniego   Tenía razón Manuel Antonio Noriega, cuando expresó que, el …

Deja una respuesta