Últimas Noticias...

Democracia y socialismo


Miguel Montiel-Guevara 15-9-2022

En el Día Internacional de la Democracia presento estas reflexiones al respecto, extracto de mi libro Democracia y Socialismo, utopía terrenal.
La democracia es una forma de vivir, de convivir con gran arraigo espiritual en las personas, un producto histórico cultural que se contrapone al totalitarismo como forma de compartir la vida en sociedad. La democracia está hecha de exquisiteces que deseamos poseer por el tiempo que sea; adheridas a nuestro gen de la individualidad del que no es posible desprenderse nunca porque junto con el gen de la solidaridad constituyen la esencia de nuestra existencia. Desde la más nimia de las libertades individuales hasta la más conspicua de las libertades colectivas son funciones puestas en el núcleo de nuestras células por esos dos genes como dos caras de la misma moneda hombre y mujer. Sin embargo, la democracia no es propiedad exclusiva del capitalismo.
El capitalismo se proclama santuario de la empresa privada y estigmatiza al socialismo como su sepulturero. Pero ¿es la empresa privada negativa por antonomasia? No, depende de las circunstancias dadas por el interés individual o colectivo. Aquí es donde capitalismo y socialismo se separan de su raíz democrática al ingresar al cuadrilátero del mercado. El capitalismo supedita el mercado absolutamente al interés individual en la actividad empresarial privada mientras que el socialismo supedita el mercado al interés colectivo en ella. Esto ocurre con un mercado que funciona sin control en el capitalismo o planificado en el socialismo.
El socialismo no es enemigo de la actividad empresarial privada per se. Ha sido un error concebirlo así, incluso de parte de socialistas atrincherados en el colectivismo como reacción aceptando implícitamente dicho error. De este modo, la actividad empresarial privada, que hace parte fundamental de la democracia la sitúa como enemiga también del socialismo. La historia enseña otra cosa.
Los ideales de libertad, igualdad, fraternidad y justicia social, legado de la Revolución Francesa, emergieron de la Toma de La Bastilla para convertirse en santo y seña de la civilización occidental y más allá, arraigando en el ethos de la gente. La incipiente burguesía líder de la revolución, sin querer queriendo, arrió una de sus banderas revolucionarias originales: la justicia social. No era de su agrado. François-Noêl Babeuf, conocido como Gracchus Babeuf, revolucionario francés precursor del socialismo levantó la bandera de la justicia social junto a las de libertad, igualdad y fraternidad desde el principio de la revolución y la defendió hasta su muerte en la guillotina. Dirigió La Conspiración de los Iguales, muy importante para la historia del socialismo y de las luchas populares y obreras. En su última carta, Babeuf escribió a su mujer y a sus hijos:
«Escribid a mi madre y a mis hermanos. Decidles cómo he muerto e intentad hacerles comprender, a esas buenas gentes, que una muerte así es gloriosa, lejos de ser deshonrosa. Adiós para siempre; me envuelvo en el seno de un sueño virtuoso».12

François-Noêl Babeuf,

El sueño de la democracia y el socialismo. La conmovedora historia de Babeuf y sus seguidores testimonia que el socialismo estuvo presente junto con el capitalismo en la lucha por los ideales de la democracia. El socialismo no es su enemigo. Son suyas desde su origen las cuatro banderas democráticas de libertad, igualdad, fraternidad y justicia social. Con ellas hay que edificar el socialismo casado con la democracia como forma de vida en reemplazo del capitalismo deshumanizador y el totalitarismo. Siento que vivimos un momento muy especial del capitalismo y el socialismo en el que como decía Antonio Gramsci “lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer”. Sea.

12 En Wikipedia, la enciclopedia libre. Wikiwand.com/es/François-Babeuf.

3 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el Post...

User Rating: 3.86 ( 6 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

La Necesidad De Estados Críticos, No Genuflexos Y Sus Desafíos.   

Por Ramiro Guerra M.    Abogado y cientista político. Noviembre de 2022.   Me llamó la …

Deja una respuesta