Últimas Noticias...

¿Una Sociedad hipócrita y disoluta?.|

 


Por: José Dídimo Escobar Samaniego

 

Hasta ahora, en todo el mundo han muerto por COVID-19, 6 millones veinte mil personas y es un escándalo mundial. Pero en ese mismo periodo ha habido 119,3 millones de abortos, es decir, muchas veces más muertes de seres humanos indefensos, que parecen no ser suficientes; 139 abortos por minuto no son suficientes. Quieren más y nuestra sociedad hipócrita ni siquiera se sonroja de esta barbaridad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reafirma su intención de expandir el aborto en todo el mundo. Usaron la pandemia como excusa para impulsar el aborto doméstico a través de píldoras. ¡Es tremendo observar el desprecio de las vidas de los no nacidos!

Para la OMS los no nacidos son simplemente números. Para nosotros son vidas inocentes e indefensas a las que no se les permite vivir. Son voces silenciadas… ¡Debemos hacer que esas voces se oigan! Seguiremos defendiendo la vida en los diferentes países, enfrentándonos con los legisladores, los gobiernos y las cortes y construyendo un muro de contención frente a las amenazas antivida de organismos internacionales como la ONU, la OEA, la OMS, el Fondo de Población de Naciones Unidas, la Unión Europea o la Unión Africana.

Esas son las mismas fuerzas que abren las puertas al matrimonio entre el mismo sexo a fin de terminar la procreación de los seres humanos y finalmente lograr la desaparición de la familia como la conocemos y destruir el edificio de los valores morales y éticos de una sociedad sana.

Se comprende, la excepción del término de un embarazo cuando pone en peligro la vida de la madre o cuando el mismo, de llegar a término, no produce vida.

¿Puede acaso una madre olvidarse de su criatura, hasta dejar de enternecerse por el hijo de sus entrañas?

Hoy las otras guerras que libran los poderosos contra pueblos empobrecidos arrojan miles de muertos, cada día, pero solo la guerra de Ucrania es la que acapara tos medios occidentales: Cuando estamos contra la guerra, ello debe ser por principio y contra todas las guerras y no solo las que, por alguna razón, entre ellas el dominio geopolítico o económico, nos convenga.

De todos los crímenes que cometamos, encubramos o toleremos, algún día tenemos que dar cuenta. Ese día será el crujir de dientes. Estamos a tiempo de arrepentirnos y para que empecemos a andar caminos de corrección y reconstrucción que nos ayuden a edificar algo distinto, donde la dignidad humana, el decoro y la decencia de toda la humanidad, sean rescatados.

¡Así de sencilla es la cosa!

1 Hay un solo Like:(

Califica el post...

User Rating: 4.65 ( 1 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Qué es la disponibilidad en el ámbito laboral?

Por Ramiro Guerra Morales De forma general, podríamos admitir que la disponibilidad se refiere al …

Deja una respuesta