Últimas Noticias...

Un oscuro «empresario» de origen judío se apropia de la isla Flamenco.

 

Un “empresario” de origen judío en mancomunidad con malos funcionarios del gobierno nacional se han apropiado de la isla Flamenco en Amador, propiedad inalienable del pueblo panameño y han puesto puertas, garitas y guardias de seguridad para impedir a los panameños el pacífico y libre goce de su propiedad, producto de las luchas de los mártires hace 59 años atrás.

La presidenta de la Asociación de Comunidades del área del Canal (ACAC), Aida Torres, de manera valiente ha denunciado esta tarde del 8 de enero, víspera del 59 aniversario de la masacre del 9 de enero de 1964 en la que el pueblo panameño se levantó junto a sus jóvenes estudiantes para exigir nuestra soberanía en el Canal y una sola bandera en nuestro territorio, toda una conspiración encabezada por un empresario de origen judío que de manera irrespetuosa y en flagrancia contra nuestra constitución ha establecido cercas, portones, candado y guardias de seguridad, todo ello al margen de la Ley y ha declarado que dicha isla es de carácter privado, cuando nuestra Constitución Política dice exactamente lo contrario y establece que la isla Flamenco, como el resto de las islas del conjunto de Amador, son de dominio público, y por tanto no pueden ser objeto de apropiación privada.

Según el empresario él cuenta con el respaldo de altas autoridades de este gobierno, lo cual requiere una inmediata investigación y las medidas correspondiente para el restablecimiento de la Ley y la Constitución en esa área y quienes hayan sido responsable de tal despropósito paguen su transgresión y aún los padrinos que puedan tener para estas diabluras.

58 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el Post...

User Rating: 3.48 ( 26 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Qué pasa en Panamá con los partidos políticos.

El Programa Radial, «Hablemos Claro» que dirige el periodista José Escobar, desentraña la realidad de …

Deja una respuesta