Últimas Noticias...

Represión, golpes de Estado y racismo, principios de la derecha Latinoamericana

Por. Jaime Flores Cedeño

Lo acontecido con las elecciones en Perú refuerzan la nueva estrategia política puesta en marcha por la derecha del continente que consiste en extender toda su maquinaria institucional, comunicativa y económica en contra de candidatos que no presentan el perfil de sumisión que ellos requieren. Estos grupos entre los cuales figuran banqueros, financistas, industriales y latifundistas no desestiman esfuerzos ni recursos para imponer candidatos salidos de sus esferas o títeres encorbatados.

Esta práctica si bien no es nueva, ha tomado mayor fuerza en las últimas décadas como resultado de la derrota que han sufrido estos sectores de las élites en las urnas. Eso lo vimos con la llegada a la presidencia del comandante Hugo Chávez en 1999 y luego con el presidente Nicolás Maduro. En ambos casos la derecha venezolana se dio a la tarea de denigrar a estos dirigentes por su raza y origen popular, dado que no pertenecían a los grupos blancos que por más de un siglo empobrecieron a Venezuela, entregaron el país a las transnacionales y se mega enriquecieron a costa de la pobreza del pueblo.

En Bolivia, tras el golpe de Estado fascista propinado a Evo Morales y avalado por la OEA, se experimentó una práctica represiva hacia los grupos indígenas, principalmente, aquellos que constituían la base política de Evo. En las redes sociales y medios alternativos éramos testigos de la forma cómo se insultaba, denigraba y asesinaba a esta población por el hecho de reclamar el respeto al voto y el cese a la violencia estatal.

El gobierno de facto de Áñez, hoy bajo prisión, y gran parte de su gabinete el cual está fuera del país huyéndole a la justicia, hacían listas de dirigentes afines a Evo con el afán de encarcelarlos sin motivo penal alguno. En estos días de terror las embajadas de Cuba, Venezuela y Nicaragua, sufrieron un asedio brutal que no fue motivo de rechazo por Almagro ni de países arrodillados ante el imperio estadounidense.

La política de represión y racismo hacia candidatos populares por parte de la derecha la palpamos en mayor dimensión en las elecciones de Perú, donde el candidato Pedro Castillo, virtual ganador (a pesar de los pataleos de fraude de Keiko), se le dijo de todo por no pertenecer a los grupos oligárquicos, culpables de la pobreza y desigualdad que vive aquella hermana Nación. Se le cuestionó su raza, la noble profesión de maestro que ejerce y de forma especial su humildad. Para los grupos económicos entregados a los USA, el discurso y la limpia trayectoria de Castillo no son dignos de confianza, ya que, prefirieron darle su apoyo a Keiko, acusada y procesada por distintos delitos y cuyos asesores más notables provenían de las filas del gobierno corrupto de su padre y eran cercanos a Montesinos.

Estos grupos de poder cuentan en el Continente con apologistas oficiosos y que hacen gala de un elevado nivel de oportunismo servil como es el caso de Vargas Llosa, Montaner y otros, quienes inundan la prensa pro imperialista con artículos inmersos en el odio, la frustración y anhelos golpistas, atacando a los candidatos que no se inclinan, como lo hicieron ellos, antes los intereses hegemónicos del pentágono.

La experiencia internacional en Latinoamérica en lo que transcurre el siglo XXI, ha consistido, que, no obstante, los miles de millones de dólares que la derecha invierte para impulsar con engaños y promesas insostenibles a sus candidatos, se han encontrado con el rechazo mayoritario de distintas naciones, cuyos pueblos han decidido darle el voto a candidatos que no estén contaminados con estos grupos entreguistas. Resulta importante acotar, que en aquellos países donde la derecha se ha impuesto producto de sus maquinaciones económicas y el poder que ejercen, se las han tenido que ver con el pueblo en las calles exigiendo mejores condiciones de vida, libertad y un alto a las políticas económicas que los asfixian, tal como se evidenció en Chile, Ecuador, Brasil y Colombia, entre otros países.

América Latina cuenta en la actualidad con millones de pobres y de personas que viven en la miseria producto del saqueo que las oligarquías y transnacionales efectuaron a los países por espacio de más de un siglo, sin contar con el estado que quedamos después de la colonización española.

La pandemia agudizó más la crisis capitalista en la región lo que multiplicó la pobreza. Toda esta población llena a diario plazas, calles y avenidas en defensa de su vida, de su familia y reclamando salir del estado de postración que están sometidos a razón de las políticas neoliberales impuestas.

0 No hay Likes:(
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

La Revista Diálogo Social .1970.

Por Ramiro Guerra M. Abogado Y Cientista Político. Raúl Leis , extraordinario compatriota que entregó …

Deja una respuesta