Últimas Noticias...

Para debate.

Eduardo A. Reyes Vargas

 

Con frecuencia y en este prestigioso medio observamos el dolor y frustración de autores de diferentes artículos  sobre la pérdida ascendente  de nuestra tutelada soberanía.

Sin duda alguna es una realidad.

Desde 1903 Panamá nunca hemos  alcanzado una soberanía total, eslogan que mantuvo a nuestra nación con esa esperanza.

Post invasión y en una país preso de la deuda internacional que mantenemos con las agencias internacionales financieras  donde nuestro tutor extranjero tiene fuertes influencias ha sido más sencillo el aceptar esa debilidad que defender  nuestra soberanía nacional.

Esta nación desde su tutelada “separación” de Colombia ha sido la mayor parte de las veces doblegada a las necesidades propias del gran tutor norteño.

La educación para fortalecer con verdadera fuerza la identidad nacional ha estado muy ausente.

Estamos muy trans-culturizado a lo” made in Usa”.

Estamos  más pendiente de un Oscar que de un Premio Miro.

De un Grammy que de un Curso de oratoria de jóvenes panameños.

Vestimos a lo USA más que  nuestras tradiciones. Usamos sombrero  de “cow boy” que del campesino nuestro.

El saco y corbata es para países de frio y nórdicos, la camisilla es la nuestra. Somos tropicales y con cada día más altas temperaturas.

No exaltamos a nuestros trovadores típico   si no a los artistas foráneos.

Son pequeños ejemplos.

No sé si ya  se ha incorporado la materia sobre las relaciones de Panamá con USA en nuestras escuelas, que extrañamente  fue eliminada.

Si hay una nación en el mundo que fortalece en diferentes formas  que sean posible, el amor a la patria en sus ciudadanos ha sido Estados Unidos de América.

Su himno lo cantan los norteamericanos en sus grandes eventos.

Acá  no damos la oportunidad a las buenas voces de panameños y panameñas para que lo hagan.

Pero la genuflexión de algunos panameños ha sido vergonzosa.

Y entendamos algo.

Nuestras diferencias con Estado Unido no es con su pueblo, cada día más polarizado y hasta defraudado de su clase política.

Ha sido con algunos gobiernos que persisten en la aplicación de la  ley del Garrote.

Un  Carter fue la luz en esa  oscuridad.

Pero las tinieblas han regresado.

Solo que ahora se logro con  una metamorfosis cerebral en algunos de nuestros ciudadanos y gobernantes que solo piensan como norteamericano  y  otros como sea dicho en este medio han realizado un juramento adquiriendo su nacionalidad.

La vergüenza es tan evidente que usted observa que solo los Embajadores de USA en forma muy protocolar dan “consejos” a  nuestra nación y nuestros medios de comunicación social en su mayoría  no prestan la mayor atención a ello.

Otros embajadores de grandes potencias radicados en Panamá asumen una prudencia  que es lo esperado en el respeto entre naciones.

Que este claro, el dolor y la frustración  lo es con algunos elementos de los Estados Unidos, no con su noble pueblo.

Reconocemos a los Estados Unidos como un pueblo amigo.

Nos maltratan  los malos norteamericanos y malos panameños.

“No queremos vasenilla de oro, para escupir sangre”.

Ni limosnas ni millones, queremos solo justicia  y respeto, imitando  al ex Presidente Remón.

2 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el Post...

User Rating: 5 ( 1 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

95 Aniversario del Nacimiento del Gral. Omar Torrijos Herrera.

Recordando a un dirigente comprometido con su patria Miguel Montiel-Guevara  El 13 de febrero de …

Deja una respuesta