Últimas Noticias...

LOS “MEDHI-ALTUM”: LA GENERACIÓN CONSCIENTE.|


Por: Gonzalo Delgado Quintero

Alguien escribió hace poco, quizás para mitigar un tanto, la quietud que ha impuesto la pandemia, pero muy bien escrito sobre las generaciones que tienen que ver con los nacidos después de la Segunda Guerra Mundial conocidos como los BABY BOOMERS.

Este artículo se refiere a esa generación, pero no a la parte histórica, ya de eso igualmente escribí algo hace poco. Me refiero a lo que me pareció muy simpático de ese escrito de no sé quién y que sin embargo, muchos ahora repiten, incluso, en videos en los que se refieren a la última generación elegante. Esa que seguía consejos y respetaba a sus padres, la del buen vestir; esa última, de gente sensata, honesta, educada y sobre todo, de ese aprendizaje que es traído del hogar.

En términos generales, mantengo contacto con mucha gente y por razones amicales y profesionales, con personas cercanas a mi edad, más o menos, en un rango de 50 a 70 años. En estos tiempos esas personas representan una nueva generación. En proporción general este segmento poblacional a nivel nacional y  global, es una nueva edición que jamás se había dado con las características específicas que la identifican, por lo menos no observada o referida en los últimos siglos.

Así como Stanley Hall identificó en 1904 la presencia de un tipo muy particular de grupo humano caracterizado por su edad y los llamó adolescentes (entre 12 a 20 años y más) y que por ello en varios países aún dan la cédula de adulto a los 21 años, al margen de esta realidad, hoy se ha conformado a nivel mundial, otro grupo con un  rango de edades que se ha fijado entre los 50 a 70 años, más o menos, con características muy particulares que sería todo lo contrario al adolescente y que no son jóvenes, pero tampoco ancianos.

Expertos coinciden en que adolescente es una persona joven que inicia la pubertad y que aún no es adulta. Caracterizan que durante la adolescencia, un niño presenta cambios físicos, hormonales y del desarrollo que marcan la transición a la edad adulta. Hall aplicó el punto de vista evolucionista de Darwin a la hora de conceptualizar el desarrollo adolescente”. (Recuperado de: http://ve.scielo.org>scielo)

La palabra adolescencia, según apunta la especialista  Lisbeth Hernández Moreno del Departamento de Salud Mental de Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Carabobo (ucrawbc@cantv.net), deriva del latín Adolescens joven y Adolescere crecer.

Sobre este concepto la lengua española, lo refiere en asociar adolescencia con adolecer en la acepción de estar incompleto o carente de algo; no obstante, Hernández M. plantea que “es imperativo re-significar que la adecuada y justa asociación debe ser con el significado de padecer o sufrir de alguna aflicción, no atribuible al periodo cronológico de la vida sino a las vivencias que en él se suceden”.

Ahora bien, todo eso está bien con respecto al tema de los adolescentes, porque al menos ya están identificados como un segmento que mantiene sus propias características; no obstante lo que también es cierto es que hasta el momento nadie ha definido y tampoco identificado el hecho de que está surgiendo un nuevo grupo humano muy singular de adultos, con características muy propias, así como especial fue la denotación del grupo adolescente, identificado por sus características en su momento (1904). Este grupo de adultos medios, es un segmento humano que puede definirse como “medhi-altum” (Adulto mediano); adulto no anciano, ni adulto joven.

Este nuevo segmento humano es el resultado o producto de diversos acontecimientos. Una primera aproximación es que este grupo surge después del nuevo pacto mundial de post –guerra. Que ha vivido desde entonces cada acontecimiento; que ha sido coparticipe de los principales logros y avances científicos, sociales, culturales, económicos y sobre todo del radical cambio sistémico-cibernético de la historia humana con el desarrollo de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (NTIC) en los últimos 30 años.

Todos esos logros, sobre todo en el campo de la medicina, la economía y el logro de una mayor inclusión social, han venido permitiendo en muchos países la extensión de las edades en las personas que abre y amplia la ventana demográfica de la sociedad actual. Ahora ya el promedio de vida no es de 40 o 50 años como era hace apenas medio siglo. En Panamá por ejemplo es casi de 80 años. En promedio son 76 los  hombres y 81 las mujeres. En Japón es mucho más alta.

Aquí ya, con los Medhialtum o generación consciente no se trata de un grupo al que por cambios hormonales o por falta de experiencia mantiene dudas y por tanto es adolescente, acá es sobre otro segmento que aunque también mantiene cambios hormonales acelerados, es un grupo que conoce, que no mantiene falencias ni adolece de algo en especial. Con este grupo específico de adultos,  como dice la especialista Hernández M. sobre los adolescentes, también es necesario re-significar a partir, no de cualquier achaque de la persona, porque ni siquiera eso, sino a partir del extraordinario conocimiento y experiencia acumulada en ese grupo (entre 50 a 70 años).

Todo ese caudal de conocimientos científicos en los diversos campos, sociales, culturales, profesionales, libertades, tecnología y demás, logrados a partir de la década del 70 es el resultado de un esfuerzo aportado por esta generación que ahora está entrando, precisamente, debido a los cambios que ellos mismos propiciaron, en una novedosa etapa inédita y que por tanto, entonces es necesario crear un espacio de identidad, que sirva igualmente como ámbito de interactuación.

Hoy, con este segmento poblacional (50 a 70 años), ya no es suficiente el hecho de “jubílate y ve a criar nietos”. ¿Cómo cabría semejante imposición hacia quienes son los que inventaron el agua tibia?. No es posible deshacerse tan fácil de un grupo que fue capaz de reeditar la nueva versión del mundo actual y sobre todo, ante una nueva generación de jóvenes atenidas y poco dispuestas al esfuerzo, porque de hecho nacieron en estos tiempos con casi todo a su alcance y no supieron de mayores sacrificios.

Y no se trata de buscar el recipiente de culpas, como decía mi profesor Indalecio Rodríguez. Es que todo lo inventado ha llevado a la práctica de la ley del menor esfuerzo como un modo o estilo de vida impuesta a la juventud actual, y ellos no tienen la culpa, ya mucho prácticamente estaba allí cuando nacieron. Eso es un hecho más o menos desde hace 60 años si nos vamos hasta la televisión y ni hablar de las NTIC de apenas tres décadas.

Lo que ocurre es que inventamos la masificación del mensaje con la radio y la televisión, pero no supimos mantener los controles sobre estos medios masivos de comunicación que luego fueron convertidos en instrumentos para el control social por los grupos del poder económico, político y militar de los países ricos y poderosos. Ese control hay que cambiarlo para que los medios de comunicación sirvan en el futuro a la mejor edificación de la sociedad a través de la educación y la formación de la gente. Para acabar con la ignorancia social y no como la han mantenido y como tratan siempre de hacerlo.

El nuevo fenómeno de las redes sociales o comunicación reticular como resultado del desarrollo de las NTIC, viene a ser otro paradigma que de alguna forma debe servir para el desarrollo social humano en todos los ámbitos del conocimiento.

Y así como a los adolescentes en su momento, también es obligante dar un nuevo significado que precise no tanto, el tema cronológico, sino la propia vivencia de este grupo (50 a 70 años) a esta generación consciente del conocimiento, muy diferente a la generación inmediatamente anterior que en su gran mayoría ha fenecido.

Esta generación muy presente, es especial porque a diferencia de la pasada, a la que está reemplazando, la Medhialtum si tiene conocimiento pleno sobre las nuevas tecnologías (NTIC) y está perfectamente adaptada a ellas y aunque el segmento de adultos de menos edad y los jóvenes cuentan también con el conocimiento tecnológico, incluso con mayor dominio; sin embargo, adolecen en gran medida de esos valores humanos tan importantes, que esa generación consciente (Medhialtum) si posee como heredera directa de esa generación anterior, y que por tanto, viene a ser su diferente y singular presencia en los escenarios de la sociedad actual.

Y contrario a lo que pueda pensarse, los Medhialtum llegaron para quedarse. Obviamente, las personas mueren y son reemplazadas, pero hemos de apostar a que se producirán grandes cambios que determinarán la posibilidad de enrumbar nuevos destinos y ello solo es posible con el resurgimiento de esos valores en las futuras generaciones; quizás haya uno o dos saltos generacionales, pero más es la relación de los actuales abuelos con sus nietos que de los padres con sus hijos y esto marcará la nueva era que garantizará la existencia definitiva de la generación consciente del conocimiento o bien adulto medio, así como es permanente la adolescencia, de lo contrario la humanidad estaría perdida.

Me atreví a darle un nombre categórico: Medhialtum, que vendría a significar algo así como adulto medio, generación consciente (conciens-entis) que significa “saber perfectamente” como quiera que se le diga, es hoy un grupo que es el resultado de dos mundos, el primero que incidió sobre él, de esos grandes valores practicados con respeto y como una conducta normalmente social y después el segundo, muy reciente, el que se refiere al impactante auge y desarrollo de las comunicaciones, sobre todo, con las NTIC. O sea que esta edición limitada de hombres y mujeres tiene en sí, acendrados valores  y además, conocimientos invalorables.

A diferencia del adolescente que lo relacionamos a la acepción adolecer o desconocimiento, el Medhialtum es totalmente a la inversa. A este grupo por el contrario lo caracteriza el hecho del propio reconocimiento de sus valores intrínsecos y sobre todo, la profusión acumulada y demostrada de su conocimiento que moldeó lo que hoy es, el mundo actual.

Este es un fragmento sobre un ensayo inédito que trata el tema de las NTIC y nuestra apreciación del posible surgimiento  de un novedoso segmento poblacional. Esto último es solo mi apreciación muy particular.

El autor es escritor y periodista.

2 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el Post...

User Rating: 3.87 ( 4 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Llegó San juan. Y el cumpleaños de Ana Christina Guerra.   

Por Ramiro Guerra M.        Fiesta de San Juan en Chitré (Ayer)        …

Deja una respuesta