Últimas Noticias...

Los hechos de mayo de 1958 y sus repercusiones en Santiago de Veraguas.|


Por: Dr. Augusto Fábrega D.

Un grupo de estudiantes de la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena custodia una de las vías de acceso a su plantel. De izquierda a derecha se aprecian, entre otros, Daniel Guardia, José Isabel “Curro” García Rodríguez, Palavicini 1, Palavicini 2, Ernesto Nuñez, Pablo Calvo, Nelson Cerrud (en segundo plano), ….., César Manfredo, José Antonio Sanjur (en segundo plano), Augusto Fábrega D., Palavicini 3 (en segundo plano),  Leonardo Vásquez,  …..,  Miguel  Vásquez, (en segundo plano),  Simón  García e Isaac Guardia *

* Los nombres de las personas que lamentablemente no hemos podido identificar están representados por puntos suspensivos.  De haber algún error en la identificación de los presentes en la foto ofrecemos disculpas. Es preciso que se tenga en consideración que han transcurrido 53 años desde que se tomó la fotografía que ilustra esta nota y que el autor de estas líneas salió de Santiago de Veraguas, para retornar a la que fue su ciudad durante una buena parte de su infancia y de toda su adolescencia, solamente por periodos muy cortos. AFD.

LOS ACONTECIMIENTOS DE MAYO DE 1958

La fotografía que precede a esta nota fue tomada en mayo de 1958 por Carlos Francisco Changmarín, cuando el movimiento estudiantil veragüense, la Asociación Federada de la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena “AFEN”, ocupó las instalaciones y las calles circundantes de nuestra Alma Mater. La decisión de realizar la citada ocupación fue tomada durante una asamblea general de estudiantes que se realizara, en el Aula Máxima,  después que nos enteramos de la infausta noticia que durante una manifestación multitudinaria de estudiantes a la Presidencia de la República, en la Plaza de la Independencia, fue asesinado el estudiante de la Escuela de Artes y Oficios Melchor Lasso de la Vega – José Manuel Araúz, razón por la cual  los colegios de la capital se   declararon en huelga; José Manuel Arauz falleció debido al  impacto,  en su pecho, de una bomba  de gas lacrimógeno. El proyectil mortal fue disparado por un miembro de la Guardia Nacional con un arma diseñada para lanzar las citadas bombas.

Los estudiantes integrantes de la Federación de Estudiantes de Panamá congregados la aciaga mañana del 19 de mayo de 1958 en la Plaza de la Independencia reclamaban “Más escuelas y menos cuarteles”.

La dirigencia de la A.F.E.N., que convocó a la huelga del estudiantado de la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena estaba  integrada por José Manuel Bayard, Rolando Murgas Torraza, Rodolfo Murgas Torraza,  Orestes Quintana y el autor de estas líneas, la decisión de la huelga se tomó en solidaridad con la lucha que se libraba en Panamá como hemos señalado por mejoras en el sistema educativo istmeño y contra la represión del gobierno de Ernesto de la Guardia.

Conviene destacar que además de los citados dirigentes de la AFEN integraban los organismos directivos de la asociación estudiantil entre otros, José Antonio Sanjur, Nelly Alvarado, Jesús María Aguirre,  Sofía Carrión, Carlos Manuel Barragán, Panamá Solís, Ramón Torres, César Manfredo, Carmen Mercedes Carrizo, Yara de León, Gloria Mazzitelli y Exequias Vargas,  Algunos de los citados compañeros y compañeras ante el giro tomado por el movimiento estudiantil a nivel nacional y particularmente en nuestro plantel debido a los acontecimientos de mayo de 1958, por recomendaciones de sus padres y en otros casos bajo la influencia  de algunos profesores de nuestra Alma Mater se separaron de los puestos directivos en la Asociación Federada de la Escuela Normal (AFEN).

Conviene destacar que el 19 de mayo de 1958, nuestro máximo dirigente Polidoro Pinzón se encontraba en la ciudad de Panamá, al igual que otros dirigentes estudiantiles del interior del país como Odilio González Secretario General de la Asociación Federada del Colegio Rodolfo Chiari de Aguadulce. Tanto Polidoro como Odilio viajaron a la capital del país para participar de la manifestación del 19 de mayo de 1958, a la presidencia de la República.

El 21 de mayo de 1958 retorna a la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena,  el Secretario General de la AFEN Polidoro Pinzón Castrellón. Con Polidoro viajan a Santiago de Veraguas los dirigentes de la gloriosa Federación de Estudiantes de Panamá, F.E.P. Floyd Britton, Pedro Rivera y Eduardo Santos Blanco, quienes aprueban la decisión de la asamblea general de estudiantes de ir a la huelga y los contactos con el movimiento popular de Santiago de Veraguas que habían logrado el cierre del comercio y el bloqueo del paso de los camiones provenientes de Chiriquí hacia Panamá.

Recuerdo que como una acción del bloqueo del tránsito de los transportes de carga que se dirigían a la capital Carlos Francisco Changmarín trató de obstaculizar el paso de un camión de Chiriquí colocándose, con su bicicleta, frente al mismo. Al percatarse Changmarín que camión no se detendría se hizo a un lado y el conductor le arrolló su bicicleta. Ante lo ocurrido un grupo de estudiantes de la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena acudimos a recursos más persuasivos, con los que el conductor del camión desistió de sus intentos de continuar su viaje hacia la capital de la república. Este incidente ocurrió en la Avenida Central de Santiago, frente al Hotel del profesor Tito del Moral.

La huelga estudiantil, el cierre del comercio y el bloqueo del paso de los camiones provenientes de Chiriquí hacia Panamá, eran coordinados por un Comité de Acción presidido por el suscrito.

Gracias a las medidas tomadas por el movimiento estudiantil en coordinación con la dirigencia popular de Santiago se organizan patrullas que garantizaron  la continuación de la huelga del comercio durante 10  días. Las citadas patrullas se estructuraron, siguiendo la experiencia de las Milicias Populares del movimiento santiagueño, que se oponía al desmembramiento de la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena que incluía el  traslado del internado de varones de la escuela  de Santiago al Colegio Félix Olivares de David, en el año 1952. El movimiento, que se prolongó por 14 días, fue dirigido por Don Rafael (Pito) Murgas; por el combativo periodista Manuel Celestino González (Gonzalito) y otros y tenía como centro de operaciones la emisora “Ondas Centrales” propiedad de Héctor Santacoloma.

“Las Milicias Populares”  de 1952 eran comandadas por el herrero Justo Fidel Palacios, egresado del Hospicio Don Bosco.

De la dirección de la Rama Femenina de Las Milicias Populares   participaban algunas dirigentes estudiantiles, entre otras: Carmen Bustos, Dina González y Aida y Justa Vásquez.

La dirigencia estudiantil de la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena, en el año de 1952 estaba constituida por Gerardo González, Ezequiel Rodriguez, José Manuel (Joselín) Medina, Eugenio Barrera, “Yaca” García, Alma Montenegro, Nuncia Caride y otros. Estos compañeros habían sido precedidos en la dirección de la AFEN (Asociación Federada de la Escuela Normal) desde fines de la década de los 40 de la pasada centuria y hasta el año de 1951 por un grupo de valiosos dirigentes entre ellos Blas Bloise, Adriano Herrerabarría, Milciades Amores Collins, Aura Emérita Guerra. Estos normalistas una vez egresados de nuestra Alma Mater, realizaron aportes extraordinarios al desarrollo de nuestro país, en diferentes campos.

Después de los hechos que se produjeron en el año de 1952 y el intento de trasladar el internado de la ENJDA de Veraguas a Chiriquí, expulsados los dirigentes estudiantiles y asumida la dirección de la escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena por la profesora Berta Arango, se  integró  un  Directorio Estudiantil de la AFEN (Asociación Federada de la Escuela Normal) en la clandestinidad. Existe un documento de la época, suscrito por  18 estudiantes, en el cual se comprometen a combatir la política represiva y retrograda de la nueva directora de la Escuela Normal.  Este directorio editaba una volante clandestina  a la que denominaron “La Guaricha”. Se creó todo un andamiaje para la publicación de la citada hoja y la distribución clandestina de la misma, que incluyó el empleo del mimeógrafo de “El Cholo” (Semanario Mimeografiado), facilitado por Milcíades Amores Collins; con la complicidad de algunos empleados administrativos de la Escuela Normal se obtenían papel y tinta del depósito de la escuela.   La distribución de “La Guaricha” en los predios de la Escuela Normal y entre el estudiantado normalista, era realizada por varias estudiantes internas.

Al mencionado directorio clandestino pertenecieron entre otros:

César Brugiati, Pedro Castillo, Valentín Corrales, Efebo Díaz Herrera, Ramón García, Antonio Hernández, Enrique Mayorga. Eduardo “Nito” Sánchez, Alejandro Polanco, Lubín Ramos y Victoriano Lorenzo Rodríguez.

En virtud de la persecución desatada contra el movimiento estudiantil de la AFEN el Directorio se reunía, a campo abierto, en los alrededores del poblado y en ocasiones en casas de familias simpatizantes del movimiento estudiantil.

Además de los antecedentes de la huelga del año de 1952 en Santiago de Veraguas los movimientos estudiantiles y revolucionarios de 1958 y 1959 tenían en la provincia antecedentes seculares entre ellos la lucha contra los colonizadores españoles dirigida por Urracá (aunque parezca una hipérbole), el paso de las tropas de Victoriano Lorenzo Troya, por tierras veragüenses y la colaboración que le brindaron a Victoriano los hermanos Vernaza en Santa Fe, la gesta librada por los campesinos del Sur de Veraguas contra la Boston Coconut Company (Coconua) y otros.

En mayo de 1958 una de las acciones más exitosas para lograr el bloqueo del tránsito hacia la ciudad capital fue la realizada en el puente sobre el Río Cuvíbora por un numeroso grupo de estudiantes normalistas, apoyados por militantes de los movimientos populares de Santiago. Con este bloqueo que se prolongó por varios días se logró frustrar el abandono  del internado por  los estudiantes alojados en las instalaciones  de la Escuela  Normal y su partida hacia sus lugares de origen dispuesto por las autoridades del Ministerio de Educación.

Otra acción vinculada al bloqueo del tránsito hacia la ciudad capital fue  realizada por un grupo de jóvenes veragüenses dirigidos por Rodrigo Alonso Pinzón, hermano de Polidoro, quienes trataron de incendiar el puente sobre el Río San Pablo a la entrada de Soná. Es preciso tener presente que la superficie de rodadura de la citada obra de ingeniería era de madera.

Parte de la coordinación del movimiento estudiantil con los representantes de la comunidad, para garantizar la paralización del comercio y del transporte en la ciudad de Santiago, la realizamos con el transportista S…. (Ch……) O….., aguerrido militante de las huestes del Dr. Arnulfo Arias Madrid. En el patio de la residencia del Sr. O….., nos reunimos, con sigilo,  en varias oportunidades representantes de la dirigencia estudiantil con representantes del movimiento popular santiagueño, para trazar los planes de acción. S….. (Ch……) O….., era oriundo de una población de la provincia de Herrera.

Los estudiantes normalistas nos tomamos, como hemos señalado, la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena y resulta sorprendente que, con la participación de los directivos de la Federación de Estudiantes de Panamá (FEP), que habían viajado a Santiago acompañando a Polidoro Pinzón:  Eduardo Santos Blanco, Floyd Britton y Pedro Rivera, se acordó con el capitán Víctor Manuel Mata Mestre, el reconocimiento de una “zona estudiantil” alrededor de la escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena, por la cual no circularían miembros de la Guardia Nacional; por su parte la Asociación Federada de la Escuela Normal (AFEN) se comprometió a no  realizar actos de violencia dentro de dicha área.

Con relación al establecimiento la denominada “Zona Estudiantil” en un relato sobre sus vivencias como dirigente de la AFEN (Asociación Federada de la Escuela Normal) el entrañable amigo y compañero de luchas Rolando Murgas Torraza señala lo siguiente: “Todavía me parece increíble que en una reunión en el Cuartel de la Guardia Nacional, con la presencia de Floyd Britton y Eduardo Santos Blanco de la FEP y Augusto Fábrega, José Manuel Bayard y mi persona, logramos la creación de una suerte de “zona desmilitarizada”, que comprendía todas las calles que rodeaban la Normal, por las cuales la Guardia se comprometía a que sus miembros no transitarían ni a pié ni en autos.  Como una “concesión” de parte nuestra, aceptamos que los Guardias que vivían por las áreas cercanas, podían transitar individualmente cuando se dirigían a su trabajo o regresaban a sus casas. Mirando atrás, en el tiempo, me parece increíble que unos jóvenes, menores de edad, hubiésemos arrancado semejante compromiso a la Guardia Nacional, la misma que  había estado masacrando compañeros en la ciudad de Panamá. Sólo éramos unos cuantos muchachos que logramos algo sin precedentes, que debe quedar registrado en la Historia del movimiento estudiantil panameño.  Como único antecedente, me permito citar lo ocurrido durante la gran huelga popular de 1952, que unió a todo el pueblo de Santiago, en la cual la Emisora Ondas Centrales, propiedad de don Héctor Santacoloma y bastión de la protesta, era custodiada por las “Milicias Populares”, que impedían la llegada o el paso de la Policía.»

Las acciones descritas en la presente nota cesaron, el domingo 29 de mayo de 1958, cuando se firmó en la ciudad de Panamá entre el movimiento estudiantil istmeño, representado por la Federación de Estudiantes de Panamá y el gobierno de Ernesto de la Guardia hijo, un acuerdo que fue conocido como “El pacto de la Colina”,

Como epílogo de esta nota debo indicar que una vez se había tomado la decisión de poner fin a la huelga estudiantil en todo el país, en mayo de 1958, tras la firma del Pacto de la Colina, previendo la posibilidad que se diera la persecución solapada de los protagonistas de las acciones que se habían producido en la ENJDA, un grupo de los que estábamos atrincherados en nuestra Alma Mater  y entre los que se encontraban Polidoro Pinzón, José Manuel Bayard, Nabunatih (Nabo) Sanjur, Orestes Quintana, Octavio (Tavo), Adames Federico (Tito) y el autor de estas líneas, decidimos trasladarnos a Santa Fe.

Lo acontecido en San Juan cuando nos trasladamos hacia Santa Fe ya ha sido descrito, en una nota remitida previamente titulada: “El Tutito” Preludio de la Insurrección del Cerro Tute.

Dr. Augusto Fábrega D.

El autor es maestro de enseñanza primaria y médico.

Panamá, 15 de septiembre – 7 de noviembre de 2011.

PD este material forma parte de un libro que estamos preparando. Por ende requerimos que sólo sea empleado, a condición de que, previamente, se obtenga autorización escrita del autor. fabregad@cableonda.net

Odilio González Franco, Orestes Quintana, Rolando Murgas, Polidoro Pinzón, Rodolfo Murgas, Euribiades Herrera y Augusto Fábrega D., dirigentes de la AFEN (Asociación Federada de la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena), excepto Odilio González dirigente de la Asociación Federada del Colegio Rodolfo Chiari y Euribiades Herrera, ex dirigente de la AFEN (Febrero de 1959)

Deseo expresar mi gratitud al Lic. Efebo Díaz Herrera quien, para este trabajo, me proporcionó información que me permitió complementar mis recuerdos infantiles de eventos que se grabaron en mi memoria relacionados con las luchas estudiantiles y populares de Santiago de Veraguas a fines de la década de los años cuarenta e inicios de la década de los años cincuenta de la pasada centuria. Vale AFD

 

 

6 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el post...

User Rating: 4.29 ( 8 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Abogada hace seria denuncia pública.

Se viola el derecho a la defensa de los retenidos o imputados en procesos penales …

Deja una respuesta