Últimas Noticias...

Las guerras de nuestros días.|


Por: Gonzalo Delgado Quintero

En la guerra actual entre Rusia y Ucrania, antes de que iniciara la tercera fase, o sea el conflicto directo, el de los disparos y la declaración formal de Guerra, recuerdo los difíciles meses antes de la invasión norteamericana contra Panamá en 1989.

En ese momento fungía como Secretario General del Instituto Para la Formación y Aprovechamiento de los Recursos Humanos (IFARHU). Entonces, me dieron la instrucción de participar en una reunión en el edificio Vallarino. En principio no me dijeron, pero después supe  que el tema a tratar era sobre la posible salida negociada de Manuel Antonio Noriega de las Fuerzas de Defensa (FFDD).

Mi instrucción específica era tomar notas de lo que allí se discutiera. Me pidieron contactar al Dr. Rómulo Escobar Bethancourt y que lo acompañara a esa reunión que sería alrededor de las 2:00 de la tarde.

En ese momento se estaba buscando una salida negociada y para los efectos se había establecido comunicaciones con Guillermo Endara Galimany con quien se había conversado la posibilidad de que Noriega dimitirá en los siguientes seis meses.

Esta reunión nunca se llevó a cabo por varios motivos. Uno fue que ese mismo día minutos antes de la hora fijada para el encuentro previsto en el Edificio Vallarino, el Dr. Ricardo Arias Calderón, líder de la Democracia Cristiana, abordado por los periodistas en el vecino país de Costa Rica, declaró que no se someterán a ningún tipo de negociación y que la única forma de que Noriega saliera de la comandancia de las Fuerzas de Defensa tenía que ser en “una piyama de madera”.

Esta declaración obviamente caldeó los ánimos en los mandos medios y altos de las Fuerzas de Defensa. Este disgusto fue tal que el Comando Estratégico Militar (CEM), recién establecido en las FFDD, convocó con la anuencia de la comandancia, una reunión en el Centro de Convenciones Atlántico-Pacífico con diversas organizaciones y personalidades que estaban a favor del gobierno; también, se invitó a los medios de comunicaciones nacionales e internacionales. En esa reunión masiva (ATLAPA), Manuel Antonio Noriega, machete en mano blandido sobre el pódium, declaraba bajo la consigna de ni “UN PASO ATRÁS”, que Panamá estaba en Estado de Guerra.

Cuando observo lo que sucede entre Rusia y Ucrania, viene a mi mente los recuerdos de aquel conflicto entre Estados Unidos y Panamá, donde lo primero que murió fue la verdad.

Se ha de entender, aunque sea muy difícil ser objetivo, que las guerras se dividen en tres grandes fases. Baja, mediana y alta intensidad. En la primera se dice, se publica y se estructuran campañas sostenidas y los medios y agencias de noticias ceden su rol informativo cotidiano para convertirse en aparatos de propaganda de guerra. La segunda, es la exposición de fuerzas con el fin principal de hacer desistir al enemigo de su cometido. La tercera es el conflicto planteado en el teatro de la guerra misma, por supuesto utilizando el armamento, de manera gradual o en forma aplastante. Eso depende de las estrategias que en esta fase de guerra decida el comando político militar.

Lo que se cumplió en este sentido contra Panamá, se ha venido haciendo en el tema de Rusia en el aspecto mediático, con la diferencia de que Rusia no es Panamá. Y creo que los cálculos de EU y la OTAN no fueron los más precisos. Se les pasó la mano y ahora están preocupados. A eso se resume que hayan buscado el acercamiento con Venezuela. No solo por el petróleo. Creo que también están vislumbrando la posibilidad de que Rusia además de tomarse Ucrania y otros países de Europa, también se apuntale en América y el territorio venezolano sería estratégico en todo sentido. En resumen EU ahora tiene miedo y está reculando. En conclusión, amanecerá y veremos.

El autor es periodista y escritor

 

1 Hay un solo Like:(

Califica el Post...

User Rating: 2.18 ( 2 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Emergencia Educativa

Anayansi Turner abogada y docente universitaria La emergencia educativa que se vive en Panamá y …

Deja una respuesta