Últimas Noticias...

La Traición

 
Por: Rodolfo Murgas Torrazza
El vocablo traición tiene una grave intensidad, sobre todo en asuntos de Estado y un uso ligero y muy útil en política general o partidaria.
Los historiadores de todas las élites y fases de una doctrina o secta instrumental para conquistar o conservar el poder suelen crear mitos, héroes y leyendas, sobre grandes personajes históricos, que con sus voluntades moldearon los fundamentos en nuestro presente. Estos historiadores presentan sus personajes desvinculados de la traición. Los narradores de los episodios dramáticos de una nación presentan los héroes marchando contra la voluntad de hombres que se resisten al advenimiento de una nueva era y vinculados al desprecio de los que han de vivir en otros tiempos.
Hoy la historia es un escenario de contingencias infinitas en donde cada acto o personaje puede llevar el sello de la gloria o de la traición. Y digo esto, porque en la actualidad es hábito arraigado destruir a un hombre injuriando la calidad moral de los actos de sus antepasados o, simplemente, fabricando una situación dentro de la cual a un combatiente se le llama traidor. El título de traidor, en un hombre de elevados principios y poco curtido en la amoralidad o insensibilidad del destino, es más que deprimente. Este título es capaz de derrumbar una fortaleza moral. Por ello les presentaré algunos apuntes interpretativos sobre héroes y sucesos que te ayudarán a no dejarte impresionar en detrimento de tu moral. Empecemos por Buda y Cristo, dos figuras de la antigüedad cuyas enseñanzas, aún laten en nuestro siglo.
Buda, a pesar de las precauciones de su padre, logró enterarse del cúmulo de sufrimientos que padecía el pueblo. Después de una larga meditación encontró la causa de todos estos males al cual denominó “el deseo” y sugirió la perfección espiritual sobre la base de no desear nada. Esta teoría psíquica, moral o religiosa logró mantener en la esclavitud y en la mansedumbre a los pueblos del Asia por varios siglos sojuzgados por sus propias élites y por grupos selectos europeos. ¿Es Buda un héroe o un traidor? Es difícil contestar esta pregunta, pues hay otros detalles del budismo; sistema religioso y filosófico que le ha dado una anatomía espiritual característica a los pueblos de Asia que la hizo capaz de buscar recursos morales para enfrentarse a la dominación occidental.
¿Es Buda útil sólo para Asia? Su doctrina será útil para cualquier élite o para todo hombre que no haya encontrado una intimidad tranquila frente al rudo bregar de la ambición humana.
Pasemos a Cristo quien nació dentro del pueblo hebreo bajo la dominación del Imperio romano.
La utilidad y en favor de quien serán los resultados de la doctrina y la lucha de Cristo aún permanecen desconocidos, inclusive, para aquellos que la predican o la erradican de la mente de los pueblos.
Cristo fue un judío que fundó una fase superior de la doctrina de los judíos que siempre vivieron perseguidos y bajo la sombra de los imperios.
Los judíos actualmente siguen considerando a Cristo un impostor que se hizo pasar por el Mesías y que con su prédica puso en peligro la pequeña civilización judía frente a la autoridad de Roma.
¿Fueron crueles y traidores los hebreos entregando a Cristo a la autoridad romana? ¿Fue Poncio Pilatos un instrumento de la lucha del pueblo hebreo para sobrevivir y otear un mejor horizonte? ¿Fue Cristo un agitador mercenario pagado por Roma para tratar de crear motines en Jerusalén que justificaran la aniquilación de los hebreos? ¿Hasta cuántos siglos se le puede considerar traidor a un hombre? ¿Podemos decir que un acto o los actos de un hombre en ninguna otra circunstancia posterior pueden ser clasificados como útiles o contrarios al grupo o ideas a la cual pertenecía? Es natural que te hable así.
Cuando el cristianismo se propagó, la Roma imperial lo persiguió. Más tarde vio en dicha doctrina un instrumento de dominio espiritual superior que el conjunto de sus dioses, limitados en poder y con vicios, cuyos poderes chocaron con los dioses de las otras naciones sojuzgadas. He aquí que el poder de Roma y luego el poder en conjunto de la civilización occidental creció con la adaptación y propagación del cristianismo. Lo cierto es que a pesar del enorme empuje que ha tenido el cristianismo, en la cultura mundial, los judíos jamás se han responsabilizados de su creación ni de sus designios y aún se sienten satisfechos los estrategas del pueblo judío de haber pedido la libertad de Barrabás y la crucifixión de Cristo, pues jamás declararán la llegada del Mesías hasta que todos los pueblos sean inferiores en poder que ellos. El reconocimiento de Cristo todavía no sabemos a qué grupo nacional favorecerá con el resultado de su doctrina. Lo cierto es que muchos hombres han muerto y morirán en su nombre.
¿Fue Carlos Marx un apóstol y un revolucionario o simplemente una voluntad enorme de la estrategia del judaísmo internacional? ¿Traicionó Carlos Marx a los hebreos o a los alemanes? ¿Fue Vladimir Ilitch Ulianov (Lenín) un traidor en 1917, cuando en medio de la guerra entre Rusia y Alemania pactaba con el gobierno alemán y pidió un tren blindado, para llegar a Rusia, y organizar la revolución que daría por resultado la derrota y la caída del gobierno ruso?
¿Fue Trotski un Cristo que tuvo que ser ejecutado por el comunismo ruso para que la nueva entidad comunista no se estrellara con las otras naciones no comunistas en una guerra mundial? ¿En qué tiempo el comunismo declarará heroica la voluntad y la vida de Trotsky? ¿Será el mismo tiempo que Israel le dará a Cristo?
¿Fue Hitler el máximo estratega del comunismo internacional por haber creado la guerra y el caos necesario para que el comunismo tomara nuevas posiciones? ¿Fue Hitler el máximo estratega del pueblo judío por haber creado las condiciones necesarias para la creación del Estado de Israel y el reconocimiento de la nación judía? ¿Fue Hitler el representante de los débiles por haber situado a todos los pueblos fuertes en una situación de próxima destrucción en la que podríamos parodiar escribiendo: ¿Es necesario que mueran los fuertes para que vivan los débiles?
¿Traicionó Hitler y Lenin a Occidente o a Oriente? ¿Podríamos decir que Jorge Washington no fue un traidor? ¿Fue Bolívar un hombre leal a su élite en la trascendencia de todos sus actos? ¿Fue Benito Juárez un patriota sin conexiones foráneas en el desarrollo de todas sus gestas patrióticas?
¿Podríamos decir en el caso de la República de Panamá que el general José de Fábrega, figura clave de la Independencia de España, y el general Esteban Huertas, personaje importante en la emancipación de Panamá de Colombia, no están sujetos a veredictos severos de los que consideran la lealtad militar una disciplina sagrada?
¿Es Fidel Castro un traidor o un náufrago de las circunstancias por las cuales empezó a navegar? ¿Es traición colaborar con Rusia? ¿Es traición colaborar con los Estados Unidos de América?
¿Es traición colaborar con la República Popular China? ¿Es traición colaborar con Suecia? ¿Es traición colaborar con España? ¿Es traición colaborar con Alemania Occidental u Oriental? ¿Es traición colaborar con Holanda, Brasil, México o el Reino Unido? ¿Es traición ser comunista? ¿Es traición ser nazi? ¿Es traición ser fascista? ¿Es traición ser realista? ¿Es traición ser fiel al orden constituido en occidente? ¿Es traición ser anarquista? ¿Es traición colaborar con los poderes constituidos de la República de Panamá? ¿Es traición conspirar contra las ideas y los poderes comunistas? ¿Es traición ser demócrata cristiano? ¿Es traición rechazar una etiqueta doctrinaria y no querer otro título que el de ciudadano respetuoso de la ley y de sus semejantes? ¿Podemos asegurar lo que dentro de cien años será moral o patriótico?
¿Es la traición un acto volitivo o una clasificación necesaria dentro del grupo de hombres con ideas definidas?
¿A qué se traiciona? ¿A una idea, a una nación, a un grupo o a un hombre? De una cosa puedes estar seguro, desde hace mucho tiempo suceden traiciones que son condecoradas y gestos heroicos que son vituperados; pero excusa esta aseveración y acepta mejor esta máxima personal de un hombre que vive en muchos corazones: “Solo el que construye sobre ideas construye para la eternidad” (Ralph Waldo Emerson).
Jamás pienses que has traicionado si tus actos estuvieron iluminados por las ideas. La lealtad a tus principios universales que hacen posible la convivencia humana determina la tranquilidad de tu espíritu.
El hombre sólo podrá estar seguro de la pureza de sus actos a través del tiempo, cuando para realizarlos se aparta de la utilidad que estos actos tengan con las contingencias existentes al momento de efectuarlos.
Las ideas nacen en condiciones determinadas de una sociedad o de una persona dada; cobran fuerza en la mente del hombre y determinan la calidad de sus actos.
Mientras mejores sean las condiciones de existencia y convivencia en una sociedad, mejores serán las probabilidades de la universalidad de las ideas. Mientras mejores sean las influencias morales y científicas y mejor sea el cuidado del espíritu, en una persona, mayores serán las probabilidades del desarrollo y la calidad de nuevas ideas para seguir construyendo el mundo en que vivimos.
Es difícil determinar el móvil de los actos de una persona y más difícil aún es determinar la trascendencia final de estos actos.
Cuando hablemos de hombres y sucesos no tendamos un velo de consideración ni mucho menos determinemos su bondad o su moralidad, seamos precisos en la presentación de los hechos y de los personajes, con sus antecedentes y sus nuevos enlaces posteriores. Analicemos todas las contingencias que rodearon a los personajes y los hechos y, si acaso somos imparciales, hagamos conjeturas, comparaciones y advertencias.
¿Puede alguien señalar las características del traidor sin escapar más tarde a dicha denominación?
¿Es la traición una apreciación subjetiva determinada por los intereses personales o de grupo del que la define?
3 Hay varios Likes:) Gracias...

califica

User Rating: 4.61 ( 1 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Cómo Duele Mi Panamá….

  Por Ramiro Guerra M. Abogado y cientista político   El 60 por ciento de …

Deja una respuesta