Últimas Noticias...

La crisis de ayer

Por: José Dídimo Escobar Samaniego

Como pez que se ha salido del agua que, es su medio natural y no puede respirar, así se sintieron millones de personas ayer cuando las redes sociales se colapsaron por casi nueve horas.

Las redes sociales, se nos han convertido en un instrumental, sin el cual, pareciera que no podemos vivir.  Es una adicción en muchos casos incontrolable. La gente quedó jadeante, desesperada y en estado de shock. Perdieron contacto vital con el resto del mundo y sobrevino una depresión, que afectó sensiblemente a no pocos.

Ayer, entraron en pánico millones de personas y entraron en crisis de ansiedad, que se hizo como una agonía que duró casi todo el día de ayer.

Cuando se restablecieron esos servicios, como que vino el alma al cuerpo nuevamente.

La ocasión es propicia para repensar tan grave sujeción sobre un monopolio que dirige una sola persona y es preciso analizar el grado extremo de dependencia de la sociedad actual que, se cae literalmente, en tanto que, dejan de funcionar las redes sociales.

Las redes sociales son un instrumento que, bien utilizado tienen un gran valor, pero el ser humano no está limitado a su existencia o desarrollo, y eso es lo que tenemos que rescatar del incidente de ayer.

¡Así de sencilla es la cosa!

0 No hay Likes:(
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Crimen Atroz

Editorial Hace unos días, se ha tenido conocimiento que las autoridades del Ministerio de Educación …

Deja una respuesta