Últimas Noticias...

Estudiantes y policías: mensajes diferentes pero concordantes

Victoriano Rodríguez Santos

Incesantes agonías resquebrajan el amor patriótico, cuando borrachos de poder político y económico pretenden entregar nuestra tierra soberana a consorcios internacionales (codiciosos, hambrientos, esclavistas y humillantes), cuyos accionistas son gobiernos extranjeros, lo cual viola nuestro mandato constitucional.

Nuestra Carta Magna en su artículo 3, final contempla que: El territorio nacional no podrá ser jamás cedido, traspasado o enajenado, ni temporal ni parcialmente, a otros Estados.”

En estos momentos la Patria está sometida a la codicia enardecida por políticos preñados de poder, pretendiendo entregar nuestro patrimonio nacional.

Son momentos de dolor, decepción, desesperanza y desprecio a diputados, ministros y hasta al presidente Laurentino Cortizo Cohen como consecuencia del abuso del poder público e ignorar el mandato popular.

Ejemplos de fervor patriótico, por los estudiantes y docentes, seria no participar de los desfiles patrios como forma de protesta por la lesión a nuestro territorio o en su defecto inundar las delegaciones con pancartas de rechazo a las autoridades por las acciones cometidas en detrimento de la patria.

Enviando un mensaje contundente a esos malos hijos de la Patria, que firmaron y/o auparon la firma con Minera Panamá, en detrimento de nuestro ecosistema, que es nuestro mayor recurso natural, sin menoscabo de la violación de nuestra Constitución.

A esos que desde el Hemiciclo Legislativo se atrevieron a profanar la memoria histórica por la cual murieron tantos y tantos estudiantes, obreros y campesinos, por la liberación de la Zona del Canal.

Ahora alegremente pretenden entregar parte del territorio, a Minera panamá, desconociéndose la razón del por qué el tiempo record de la aprobación, firma y publicación de un contrato lesivo a la nación panameña, que viola nuestra Carta Magna.

 

Transgrediendo lo expuesto en el Artículo 285, Constitucional el cual sentencia: “Ningún gobierno extranjero ni entidad o institución oficial o semioficial extranjera podrán adquirir el dominio sobre ninguna parte del territorio nacional, salvo cuando se trate de las sedes de embajadas de conformidad con lo que disponga la Ley.”

Por otra parte, recordarle al pueblo uniformado, que ellos son custodio de los bienes de la Patria, no de tiranos, bandoleros u oportunistas escudados en el poder.

Señores policías: ustedes son parte del pueblo, eviten lastimar a sus conciudadanos. Quienes protestan defienden los bienes y recursos que también son de su beneficio. Es el interés de sus hijos, parientes, vecinos y amigos el apoyar la defensa de la Patria, que desprotegida muere.

No le deben nada a los políticos, mucho menos a los corruptos. Ustedes se deben al Estado y el Estado somos todos. Ustedes cobran por su trabajo honesto, no por atropellar a la población.

Actualmente quienes atropellan, hieren y bombardean, es a sus defensores. Corretean y maltratan a ese pueblo sin uniforme. En consecuencia su posición debe estar a favor del pueblo, no de quienes usan argucias para vender la nación.

Esta fue una de las razones por la cual Omar Torrijos Herrera (OTH) asumió la posición más difícil, pensar en su País y sus habitantes. El Viejo, nos decía que: “Tan criminal es el que mata, como el que mira pacientemente matar y no hace nada” (OTH). Dios te salve, Panamá.

 

Ciudadano humanista y patriota.

4 Hay varios Likes:) Gracias...

califica

User Rating: 4.12 ( 9 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

El gobierno está como el que camina sobre terreno movedizo. Entre más camina más se hunde.

A propósito del proyecto de ley que reforma la ley 6 de 1997, del sector …

Deja una respuesta