Últimas Noticias...

Estados Amigos Y Los Que No


Juan Carlos Mas C.

 

Hace algún tiempo, cuando procesamos juvenilmente la tesis de Marx acerca de la ulterior evolución universal en la que los distintos Estados, gobernados en un casi seguro mañana, iban fundiendo su pensamiento, praxis y realizaciones políticas; entonces creíamos en la abolición de los Estados en nombre de la fraternidad universal de los pueblos revolucionarios. Era como la imagen del horizonte que se nos aleja de la mano, pero siempre al alcance de la vista y nos ayuda a avanzar.

La globalización neoliberal, o lo que llamamos globalismo, nos usurpó la imagen objetivo e inicio el desmonte de las fronteras en aras de la penetración sin límite del capital financiero; en consecuencia, ahora, nuevamente, la defensa de la particularidad nacional vuelve a ser una misión progresista. En ese orden de ideas el Estado ruso actual es una presa apetecida para los fines globalistas y su accionar requiere nuestra atención y explicación: ¿Cómo se explica que, habiéndose desvanecido el Estado socialista conocido antiguamente, el Estado ruso actual coincida en objetivos con las naciones del Sur global? La dirección de ese Estado es, en apariencia, políticamente conservadora y patriótica al mismo tiempo, pero al defender su Estado nacional coincide con las necesidades de los pueblos del mundo y es en consecuencia una aliada natural del Sur Global. Su política de amistad se nos antoja como la luz de un faro en la tempestad internacional.
Ahora pasemos a encuadrar ese marco internacional con nuestra realidad nacional: En todos nuestros países hay una historia reciente de lucha contra la corrupción que merece recordarse: las transnacionales son nefastas, insidiosas, buscan y arañan hasta encontrar un resquicio de corrupción en los gobiernos nacionales, con los cuales entran en tratativas, hasta que encuentran el resquicio y van ensanchando el agujero mediante melifluas proposiciones y dádivas hasta que se configura la opción del soborno.
¿A quién echarle la culpa? a la transnacional, que opera según sus reglas e interés, o al gobierno que cae ante la seducción del dinero y se constituye el cohecho; luego, la oportunidad obtenida mediante el dinero se transforma en imperio y sumisión de las partes involucradas.

Todo lo anterior, aunque determinado desde afuera, se posibilita internamente mediante un discurso de conciliación de clases que utiliza como método el dialogo inconducente. En las líneas que sigue explicaremos nuestro escepticismo frente a los diálogos: El conflicto y el odio son realmente existentes y se evidencian en el reconocimiento de que las clases no se amistan sino enemistan; el antiguo rival enemigo que era el proletariado fabril se refuerza bajo la forma diluida de la incorporación de otros trabajadores no proletarios (agrícolas e intelectuales). En esta convergencia interna la procedencia de clase no es un esquema definitorio sino una ayuda clasificatoria. Fidel Castro, procedente de una familia pudiente, logró que la opción superara a la condición de clase y orientara el enfrentamiento. En todo el orbe la conspiración es un epifenómeno del enfrentamiento, ya que hay una radicalización que disimula una proletarización aun inconsciente y niega las posturas sociales diferentes, lo que la torna forzosamente confluyente. En consecuencia, todo plan de acción se debe concebir sobre la base de un movimiento de masa expandido que no es solamente nuestro, pero tampoco no es ajeno.

Veamos el caso de los Estados Unidos: En esa profundidad de lucha que nos ocultan los medios. ¿Es realmente identitaria la reactividad derechista en EU? En realidad, se expresa esa subjetividad por la identificación de lo que es distinto y a lo distinto se le tiene desconfianza y rechazo; lo distinto se percibe como amenaza y aquello que nos amenaza engendra distanciamiento, diferenciación, rechazo y odio. El odio se expresa como conflicto.

El conflicto y el odio se evidencian en el reconocimiento de que las clases no se amistan sino enemistan, el antiguo rival enemigo que era el proletariado fabril se refuerza bajo la forma diluida de la incorporación de otros trabajadores no proletarios (agrícolas e intelectuales) los cuales incluso llegan a ser mayoría.
En el interior de esta hoguera de sentimientos encontrados contra su propia gente solo mantienen direccionalidad los propósitos permanentes del lobby sionista que conducen al Estado yanqui sin tener en cuenta las necesidades del pueblo estadounidense, empobrecido, anestesiado por las drogas, desorientado por Hollywood y buscando en quien creer.
Y en la antípoda están y lo repito nuevamente: los estados del BRICS, ellos no son homogéneos ni hacen de ello un requisito. Su fuerza está en la heterogeneidad. Lo distinto tiene humanidad y sustentabilidad. Esa es la conclusión.

4 Hay varios Likes:) Gracias...

califica

User Rating: 4.7 ( 1 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Carta Abierta Al Licenciado José Raúl Mulino, Presidente Electo De La República De Panamá Y Al Ingeniero José Ramón Icaza, Designado Ministro De Asuntos Del Canal.

Por considerarlo de interés General para nuestros lectores, El Periódico publica esta Carta Pública. Por: …

Deja una respuesta