Últimas Noticias...

Entre un manto lleno de tinieblas

Por: Dr. Luis De León Arias

 

La nación panameña comienza su recorrido electoral con un manto lleno de tinieblas que al final puede desembocar en el desconcierto nacional razón que exige y obliga a cada ciudadano no solo a meditar, sino a reflexionar y auto reflexionar para descubrir qué país queremos como sociedad.  En los últimos años entre los panameños ha surgido el fenómeno del distanciamiento y el egoísmo, sumado al individualismo entre una comunidad que se ha concentrado únicamente en el desarrollo material, con base en una competencia desleal a todos los niveles. Aunado a un gobierno que en el contexto político, sus proyectos se encuentran en la categoría de la improvisación y esto obedece a que entre el gobierno central y las instituciones descentralizadas no ha existido coordinación y esto ha motivado el descontento nacional y el resentimiento entre la población.

Tomando en consideración estos elementos señalados, tenemos que ver algunos aspectos con carácter de urgencia y seriedad, sin entrar a evaluar y a ponderar los candidatos presidenciales, los que integran los partidos políticos y los independientes, pero sí es obligante que el ciudadano que ejerce el poder del voto analice el perfil de cada uno de ellos dentro del contexto político, es decir, cuáles son las virtudes de cada uno de los candidatos, algunos ejemplos: practicar la gratitud, tolerancia, buena voluntad, tener una vida virtuosa, vivir valores morales y éticos, servir al bien común como acto generador de sentimiento nacional y paz interior como fuente de estabilidad para gobernar el país.

El poder soberano en los procesos electorales se convierte en la única instancia en defensa del ejercicio soberano, a través de la emisión del voto, en tal sentido, debemos adoptar una posición responsable y ejercer el voto razonado, desechando regalías, contrario al voto moral y ético, evitando llevar  a la presidencia a personeros que lesionan la institucionalidad y la dignidad nacional, utilizando al pueblo para beneficios personales y acumulación de clientelismo.

Nuestra nación requiere con urgencia  de la modernización de los Órganos del Estado y representa una oportunidad dentro de este proceso electoral pensar en la necesidad de las reformas de nuestra Constitución Política, a través de una Asamblea Constituyente y que el pueblo ejerza su poder constituyente.  Dentro de las instituciones jurídicas que deben incluirse en el texto constitucional panameño está la “segunda vuelta” o balotaje en los procesos electorales.  Esta fórmula es una garantía política para mantener la estabilidad y el equilibrio de nuestra República.  En un sistema democrático político como el nuestro es inaceptable y perjudicial que asuman la presidencia gobernantes con porcentajes que no representan a la mayoría de los ciudadanos, lo que hace imposible gobernar y esto obedece a los bajos porcentajes obtenidos en las urnas.

Los gobernantes que asumen la responsabilidad del Estado están propensos y se convierten en riesgo y fuente de disturbios continuados causando  la ruptura institucional.  En ese marco de las reformas constitucionales también, como primer orden, debemos establecer, en lo que respecta a la modernización de los Órganos del Estado, la creación de una jurisdicción constitucional (Tribunal Constitucional).  Esto contribuiría a la seguridad jurídica.

Es un hecho político notorio nacional que los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia, una institución superior de carácter estrictamente jurídico, son procesados por incurrir en delitos por la Asamblea de Diputados que es un organismo de categoría política que, por lo general,  está formada por políticos que adolecen de conocimientos de derecho procesal constitucional.

Nuestros conciudadanos, en su mayoría, tienen como tema diario la “fórmula de la queja”, esto significa que nos quejamos de todo y, al final, no sabemos lo que queremos y aplicamos la fórmula de “yo tengo la razón”, contribuyendo al quebrantamiento de la unidad nacional, sin darse cuenta que nos estamos desintegrando como sociedad y sin analizar el grave peligro político en que se encuentran en la actualidad nuestros vecinos países de América y sin tomar en cuenta que, si dejamos de pensar en el país que queremos para bienestar común, seremos juzgados por nuestras presentes y futuras generaciones.

 

12 Hay varios Likes:) Gracias...

califica

User Rating: 3.91 ( 8 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Percibo falta de respeto de la mayoría de los candidatos al pueblo panameño.

Por Ramiro Guerra M Abogado, escritor y cientista político.   ¿ De donde saldrán los …

Deja una respuesta