Últimas Noticias...

Cuando la Juventud Panameña conversó con Fidel en Cuba

Jorge I. González
Lic en Derecho y Ciencias Politicas
Estudios de Maestría en Docencia Superior y Derecho Internacional Público

Este artículo se enmarca en la celebración del 170 aniversario del natalicio de José Martí.

Durante años rondó en mi mente la idea de escribir sobre las circunstancias del emblemático e histórico encuentro selecto llevado a cabo en La Habana, Cuba, en enero de 2001, entre un grupo de jóvenes panameños, representantes del movimiento estudiantil, con quien fuera el entonces el Presidente de Cuba, Dr. Fidel Castro Ruz, personaje de estatura mundial que de 1959 hasta su fallecimiento en 2016, fue (y sigue siendo) el Comandante Histórico la Revolución Cubana y la más influyente figura geopolítica latinoamericana del siglo XX.

Se trataba de una delegación poco numerosa de estudiantes panameños, dirigentes de agrupaciones estudiantiles y juveniles, que habíamos tomado la valiente decisión de convetirnos en querellantes del proceso penal contra el ultra derechista cubano Luis Posada Carriles y el círculo de terroristas cubano-miamense que intentó explotar con una bomba C3, al Paraninfo de la Universidad de Panamá, en noviembre de 2000, con el objetivo de atentar contra la vida del Presidente de Cuba, Fidel Castro y de paso, exterminar a la izquierda y al progresismo panameño, que se encontrarían aglutinados en la Universidad de Panamá para su encuentro con Fidel.

La inteligencia cubana, una de las mejores del mundo, desarticuló previamente el plan terrorista de la ultrs derecha contra la inregridad física del Comandante Fidel Castro y miles de panameños en la Universidad de Panamá, durante la estancia del Comandante Fidel en Panamá, en el contexto de su participación en la X Cumbre iberoamericana de Jefes de Estado y Gobierno.

Durante casi un año los grupos estudiantiles universitarios y de la Solidaridad entre Panamá y Cuba, nos reunimos para preparar la recepción al legendario líder. La responsabilidad de redactar la carta de invitación al Comandante Fidel para su encuentro con el pueblo en la Universidad de Panamá, recayó en el compañero estudiante Félix Villarreal (hoy Comunicador Social) y este servidor, Jorge González, actualmente Licenciado en Derecho y Ciencias Políticas.

El Presidente Fidel Castro, en una conferencia de prensa realizada tan pronto aterrizó en Panamá, se adelantó a los terroristas y develó el plan terrorista y las autoridades panameñas procedieron a la detención de Posada Carriles y su séquito de conspiradores.

El encuentro de Fidel y el Pueblo Panameño se realizó pese a todo en la Universidad de Panamá. En la mesa principalAsistieron miles al Paraninfo, que se llenó completamente y en la parte externa otros cientos de asistentes se mantuvieron a la expectativa. Se reunió el grueso del movimiento estudiantil, las fuerzas gremiales universitarias, el movimiento popular panameño y la ciudadanía en general. Más de 2000 personas en total. De haberse producido el atentado terrorista habrían muerto no solo el mandatario cubano, sino una enorme cantidad de panameños, pudiendo haber llegado la onda expansiva del frustrado bombazo al barrio popular de Viejo Veranillo y al Hospital de la Caja de Seguro Social, ambos en la periferia de la Universidsd de Panamá.

Tras la tentativa de magnicidio y la detención de los complotadores foráneos, el movimiento estudiantil universitario tomó la firme decisión de convertirse en querellante penal contra el círculo terrorista.

Así las cosas, en enero del 2001, exactamente hace 22 años, el gobierno de Cuba y los movimientos de masas, invitaron a la dirigencia estudiantil panameña a la Isla.

La delegación estuvo compuesta por los y las jóvenes Indira Moreno, poetisa del Círculo León A Soto; Javier Víquez, QEPD, de Pensamiento y Acción Transformadora, PAT; Abraham Santamaría del Movimiento Juventud Patria, MJP; Aristóteles García, del Movimiento Estudiantil Bolivariano, MEBO; Samir Far, de la USMA; Ady González, de la Coordinadora de Solidaridad con Cuba; Félix Villarreal, del Frente Estudiantil Revolucionario 29 de Noviembre FER 29; y mi persona, Jorge González, por el Bloque Popular Universitario, BPU.

Fuimos recibidos en Cuba de manera entusiasta, visitamos diferentes instituciones del Estado así como a organizaciones del movimiento popular de Cuba. Tuvimos la oportunidad de participar en la marcha habanera de 2 millones de cubanos exigiendo el regreso del niño Elian, de Estados Unidos a Cuba a reencontrarse con su padre . El caso del niño Elian fue muy connotado por esos días, que concitó atención mundial y movilizó masivamente a la sociedad cubana.

La delegación juvenil panameña participó también en el famoso programa Mesa Redonda, de la televisión cubana, ampliamente visto en la isla y en donde explicamos a la audiencia cubana los pormenores de la grave situación a la que fue expuesta la Universidad de Panamá a consecuencia de la intentona terrorista que buscaron ejecutar el terrorista Posada y sus compinches. No mencionaremos el nombre de todos ellos para que sufran de la ignominia histórica y señalamos tan solo a Posada, para poder referenciar la existencia del grupo terrorista.

Durante nuestra instancia en la Isla albergábamos la esperanza de poder reunirnos de manera privada con el Comandante Fidel Castro. Pasaron los días y entonces, justo cuando ya nos retirábamos del hotel al aeropuerto, de manera sorpresiva, el bus en el que estábamos giró de vuelta hacia atrás con dirección a las instalaciones del Palacio de Convenciones, conocido por sus siglas PALCO, sede de una gran cantidad de eventos internacionales.

Allí, en las escalinatas del centro de convenciones, nos recibió la figura alta e imponente del propio Comandante Fidel Castro, líder antimperialista indiscutible del Tercer Mundo. La impresión y el recuerdo del momento es inolvidable.

Tuvimos una primera conversación con el Comandante Fidel antes de entrar a la sala privada. En ese momento, hicimos entrega al Comandante de un afiche con la figura de José María Blasquez de Pedro, dirigente del Movimiento Inquilinario de Panamá de 1925. Explicamos que fue un dirigente anarquista de origen español, que había ayudó de forma protagónica a organizar a la clase obrera panameña y que fue uno de los dirigentes de la primera gran batalla de la lucha de clases en nuestro país tras la separación de Colombia de 1903 y la instauración del colonialismo yanqui en el centro del territorio panameño, producto de la construcción y control del Canal por Estados Unidos.

Mencionamos que Blásquez de Pedro fue deportado y murió bajo condiciones de represión en las mazmorras de la dictadura de Machado, en Cuba.

En la antesala al salón de la reunión y aún estando todos de pie, conversamos sucintamente sobre el Che Guevara y su trascendental papel revolucionario en América Latina. Compartimos un brindis a a la salud de la unidad de los pueblos.

Posteriormente, entramos al salón para la reunión privada. Entraron solamente el Comandante Fidel Castro, el dirigente nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba, UJC y el grupo de jóvenes panameños.

La reunión pudo prolongarse por espacio de hora y media a dos horas. Conversamos en torno a la educación y sus importantes avances en Cuba, mundialmente reconocidos. Hablamos de geopolítica y las perspectivas en América Latina. Recuerdo de forma muy especial el comentario que hizo el Comandante en torno a la figura por esos años emergente (2001), de Hugo Chávez. Fidel nos conversó sobre el papel de vanguardia que jugaba Chávez en la confrontación a las ideas neoliberales, por entonces en boga. Destacó el rescate que hizo Chávez del socialismo como proyecto humano, desafiando los aires del unilateralismo, el pensamiento único y el nefasto “fin de la historia” de Fukuyama, convertido en paradigma del capitalismo y los disidentes del socialismo tras la caída del Muro y la desintegración de la URSS.

Hoy, a dos décadas de esa histórica conversación entre la juventud panameña y Fidel, crecen los procesos sociales y gobiernos de tendencia popular en América Latina, así como al mismi tiempo avanza el multilateralismo en diversas partes del mundo. La resistencia de Fidel y del pueblo cubano a las ideas neoliberales y a la hegemonía unipolar de Estados Unidos constituyeron un hito fundamental en el proceso histórico de reorganización del proceso revolucionario internacional que junto a Chávez, constituyeron fatores de la arquitectura anti hegemónica del siglo XXI.

Fidel nos comentó que Chávez y el proyecto bolivariano serían objeto pronto de los ataques furiosos de la derecha venezolana, norteamericana e internacional. Palabras razonadamente premonitorias, pues tan solo un año después, las fuerzas neoliberales oligárquicas, aupadas desde Washington y Bogotá, dieron un golpe de estado al presidente Hugo Chávez, mismo que tres días después retomó el poder gracias a la inmensa movilización popular en Caracas y la lealtad de militares patriotas. Fidel jugó en aquella coyuntura un papel destacado en la campaña internacional para denunciar y aislar a los golpistas.

En la conversación, el Comandante Fidel manifestó también interés por las estadísticas de la educación pública en Panamá, tanto escolar como universitaria; igualmente, hablamos en torno al proceso anti yanqui de liberación nacional panameño y la transferencia del Canal a manos panameñas, hecho ocurrido en 1999.

Otros detalles más específicos de la conversación con tan insigne personaje los dejo por razones de compartimentación, al intercambio bilateral de quienes tengan a bien conversar sobre la cita histórica.

Jamás olvidaré como bellos recuerdos de juventud y creo que en ello expresar el sentir de quienes asistimos a la isla y fuimos parte de los preparativos del recibimiento a Fidel; las continuas reuniones del movimiento estudiantil en casa del compañero Félix Luna y su solidaria esposa Sandra, ubicada en Bella Vista, cerca de la Universidad. Como tampoco podemos olvidar las reuniones de la Coordinadora Panameña de Solidaridad con Cuba en el local de la Asociación de Profesores de la Universidad de Panamá, APUDEP. Allí conocí a valiosas personas que todavía el día de hoy constituyen parte de la solidaridad con Cuba y del movimiento social panameño. En otra entrega mencionaré a varios de ellos y ellas. Sin su concurrencia organizativa toda la planeación del encuentro con Fidel no hubiera tenido tanto éxito. Igualmente agradecer a la Universidad de Panamá que como noble institución supo pese a las amenazas convertirse en el epicentro de este encuentro histórico entre Fidel y el Pueblo Panameño.

Por último, lo que el Comandante Fidel nos dijo antes de despedirnos: siempre estaremos con ustedes.

Panamá, 28 de enero de 2023.

12 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el Post...

User Rating: 2.75 ( 8 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Cómo Duele Mi Panamá….

  Por Ramiro Guerra M. Abogado y cientista político   El 60 por ciento de …

Deja una respuesta