Últimas Noticias...

Avanzar para derrotar el plan de la Oligarquía y el Gobierno

Juan Jované

 

Los sectores ciudadanos movilizados en favor de la soberanía y el ambiente han logrado un significativo avance. El mismo se dio en dos importantes frentes.

Es así que fue el empuje de ese movimiento patriótico el que aseguró que la Asamblea Nacional, que en primera instancia buscara consolidar una falsa Ley de Moratoria, en la que se dejaba abierta la posibilidad de consolidar el proyecto minero – extractivo, se viera obligada a aceptar en segundo debate una moratoria permanente de la minería metálica a cielo abierto.

En segundo lugar, se logró desarticular el movimiento hecho por la Asamblea Nacional con el fin de intentar limpiarse la cara políticamente, a la vez que eliminaba la posibilidad de que el contrato minero que habían aprobado recientemente fuera declarado inconstitucional por la Corte Suprema de Justicia. Esto significaba un adelanto del plan de Cortizo, en el sentido que le aseguraría a Minera Panamá, S. A la capacidad de llevar al país a un litigio internacional en las mas favorables condiciones para empresa minera.

Vale la pena destacar que, según el contrato minero, que concibió el gobierno de turno y aprobó la Asamblea Nacional, contiene un compromiso de que el litigio se ventilaría en un ambiente foráneo pro empresa. Concretamente la Cláusula Cuadragésima Sexta de dicho contrato estipula que se aplicaría:   “El Reglamento de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional vigente al momento de la entrada en vigor del presente contrato”.

Otro elemento que también vale destacar, es que la declaración de inconstitucionalidad del contrato minero significaría que el reglamento citado no se podrá aplicar. Esto debido a que la Cláusula Cuadragésima Sexta del contrato minero señala que este no se debe utilizar en caso de “controversias que se refieran a la integridad de la Constitución Nacional”.

Haber avanzado en la consecución de un país libre de minería metálica a cielo abierto no significa, sin embargo, detenerse. Muy por el contrario, significa redoblar la lucha por derrotar definitivamente los planes de Cortizo, la Asamblea Nacional y la Minera. Para este fin hace falta movilizarse en varias direcciones concretas.

En primer lugar, es necesario mantener la movilización y la presión para asegurar que la nueva Ley de Moratoria Indefinida pase el tercer debate, sea sancionada por el Ejecutivo y publicada en la Gaceta Oficial.

En segundo lugar, es conveniente destacar que aún hace falta avanzar del logro parcial al logro estratégico, que implica la desaparición del contrato minero por medio de una declaratoria de inconstitucionalidad. Esto lleva a enfocar la movilización en la dirección de un esfuerzo que logre acelerar, dentro de las normas legales, dicha declaración de inconstitucionalidad. Junto a la movilización es importante el refuerzo de los argumentos en favor de la declaratoria de inconstitucionalidad.

En tercer lugar, se debe tener en cuenta que el plan de Cortizo, la Asamblea y la minera si bien, obviamente, se encuentra a la defensiva, el mismo todavía no esta completamente desarticulado. De hecho, el bloque que busca implantar el estilo de desarrollo minero – extractivista, sigue siendo fuerte, al contar con el apoyo de la propia minera, el capital transnacional en general, los organismos financieros internacionales, las llamadas empresas calificadoras, el gobierno de turno, la Asamblea Nacional y los sectores económicamente dominantes. Estos seguirán tratando de ganar tiempo, con el fin de darle espacio a su estrategia de atemorizar a la población a fin de intentar convencerla que no queda otro camino que someterse a una aprobación del contrato minero, o por lo menos a una renegociación que permita la continuidad de la explotación minera, a la vez que se prepara una contraofensiva contra la moratoria.

En cuarto lugar, frente a lo anterior es necesario mantener la movilización, al tiempo que se avanza en consolidar un par de elementos centrales. Es de vital importancia salirle al paso a la propaganda catastrófica destinada a atemorizar a la población, sometiendo a una crítica rigurosa los mitos en que la misma se sostiene. También es ineludible desarrollar la argumentación sobre la posibilidad de un verdadero desarrollo humano, con respeto a la soberanía, democracia, equidad social y pleno respeto a la Madre Tierra.

Recordemos con Martin Luther King Jr. que: “La verdadera paz no es simplemente la ausencia de tensión, es la presencia de justicia.”

6 Hay varios Likes:) Gracias...

califica

User Rating: 3.07 ( 7 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Asesinatos Horrorosos De Dirigentes Populares.

Por: Ramiro Guerra M. Abogado, escritor y cientista político. Las tiranías son malditas. Asesinan a …

Deja una respuesta