Últimas Noticias...

Un Mausoleo para Don Justo Arosemena |

Justo Arosemena: Entre el Olvido y su permanente vigencia


Por: Jaime Flores Cedeño

Hoy cuando se conmemoran 204 años del natalicio del Dr. Justo Arosemena, considerado con justa razón el “Padre de la Nacionalidad panameña”, hacemos un llamado a los gremios de abogados, universidades y Órgano Judicial, para que se pueda edificar un Mausoleo en honor a este gran prócer de la Patria que nos transmitió las bases fundamentales del ser nacional y cuyas obras jurídicas y filosóficas traspasaron las fronteras istmeñas.

Justo Arosemena, falleció en la ciudad de Colón el 23 de febrero de 1896 y sus restos se hallan sepultados en el cementerio Amador. Es lamentable decir, que su tumba se encuentra en una situación de abandono, que no es digna de un ser que dedicó toda su vida a engrandecer y defender al Istmo de Panamá en el decurso del siglo XIX, siendo ejemplo de patriotismo y virtud de muchas generaciones

Por su loable trayectoria fue descrito por el Dr. Octavio Méndez Pereira como: ‘Un gran cerebro luminoso, robusto y espontáneo, que ha dejado huella indeleble en las letras, en la historia, en las instituciones y en la diplomacia de América. No fue a la política buscando aplausos, honores o triunfos efímeros. No hizo promesas vanas, ni excomulgó ni insultó como energúmeno, ni tuvo envidia de nadie. Puso sencillamente al servicio de su patria todas sus luces y se echó todo entero a la realización de sus ideales elevados’.

Desde el Parlamento fue proponente de significativos proyectos de ley de impacto nacional como los códigos de: minería, enjuiciamiento en asuntos civiles, penal, leyes complementarias del código penal, organización judicial y código civil. Su destacada labor legislativa lo llevó a ocupar la presidencia de la Convención de Río Negro en 1863.

Después de la Convención ocupó diferentes cargos diplomáticos, entre estos: enviado extraordinario y ministro plenipotenciario en el Perú, de 1863 a 1866; ministro residente en Francia e Inglaterra de 1871 a 1872; enviado extraordinario y ministro plenipotenciario en Francia e Inglaterra, de 1873 a 1874; ministro residente en los Estados Unidos de América, de 1879 a 1880; ministro residente en los Estados Unidos de Venezuela en 1881 y enviado extraordinario y ministro plenipotenciario en dicho país, desde septiembre del mismo año hasta junio de 1882.

Su obra más notable fue la aprobación por el Congreso colombiano del Estado Federal de Panamá en 1855, que dotó al Istmo de autonomía política, económica y administrativa.

Podríamos decir mucho sobre la vida de este ilustre prócer que no llegó a los puestos públicos para acumular riquezas, dado que murió sin tener mayores recursos económicos, así consta en su testamento.

Finalizo compartiendo las palabras que dedicó el Dr. Belisario Porras, el día del sepelio del Dr. Arosemena en el cementerio Amador, manifestando lo siguiente: “Justo Arosemena, sobrevivirá como una enseñanza hoy más que nunca cuando la fe se apague y los caracteres se pierdan, sobre todo, para las generaciones venideras que, han de inspirarse en sus acciones y en sus doctrinas y que han de relatar su vida múltiple de gran diplomático, de sabio político, de escritor eminente, de jurisconsulto, y muy particularmente de hombre sincero que se rindió siempre convencido y fervoroso culto a la verdad y la justicia”.

1 Hay un solo Like:(

Califica el Post...

User Rating: 4.04 ( 4 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Un Inocente Mariposa Por Adelantado O El Fiasco Del Año 2022.     

Por Ramiro Guerra M.         Intenciones nobles que quedaron en el vació. Semanas de lucha popular …

Deja una respuesta