Últimas Noticias...

Seis Ganancias De Las Elecciones, Pese A La Aparente Derrota De La Mayoría


Por Alejandro Román Sánchez

 

Es probable que para buena parte de la mayoría de los panameños que no votaron por JRM, el resultado de las elecciones es un escandaloso y mórbido fracaso, propio de gentes que merecen todo tipo de calificativos peyorativos. Que es un triunfo decepcionante en contra de la cordura y la decencia, al resultar vencedor el candidato designado por un político culpable de corrupción.

Un enfermizo fracaso, al ganar el candidato que ni siquiera fue escogido democráticamente por sus seguidores partidarios para el cargo de presidente; que de no ser por la bendición de RM no marcaría en las encuestas. Candidato que despreció participar en los debates para conocer públicamente sus puntos de vistas y compromisos sobre temas puntuales que aquejan a los panameños.

Un candidato que se mostró soberbio, que no reza ni perdona en un país mayormente cristiano, sin temor a presentarse como un potencial peligro para las luchas de El Pueblo, en defensa de la patria y sus recursos, la decencia, el sistema democrático, sus derechos y libertades.

Como vemos, pocas razones por las cuales estar desencantado del resultado.

Sin embargo, estimo que de las elecciones salen, al menos, seis ganancias.

1.Prevaleció la democracia. Se votó libremente y se contaron los votos. No hubo el fraude que algunos vaticinaron. A pesar de la manipulación y de las maquinaciones que hubo, las elecciones fueron una muestra de civismo y cultura de los panameños. Esto es importante.

2.La indecencia no prevaleció. El sistema de justicia y el sistema electoral jugaron su rol constitucional al no permitir que la indecencia prevaleciera, inhabilitando, por inelegible, al candidato condenado por corrupción. A juzgar por el resultado, muy probablemente hubiera podido ganar RM, lo cual hubiera sido un nefasto e indiscutible mensaje al país y al mundo.

Hubiera sido una incomparable desesperanza y una pérdida de la fe entre nosotros mismos y la sociedad. Hay que estar claro que el candidato inhabilitado no ganó él la presidencia. Fue JRM. Dos personas distintas, con personalidades propias.

En principio, la cordura y la decencia están en jaque. Pero depende de las decisiones y actos del ganador comprobar si el resultado fue en favor de la locura y la indecencia, retrocediendo o frenando la lucha contra la corrupción.

3.La participación de nuevos actores en la política. El notorio incremento de los independientes en el ejercicio del poder público es un contundente mensaje de los panameños, hastiados de más de lo mismo. El Pueblo decidió crear un bloque de contención que debe dar nuevos y mejores frutos.

Deben ser un activo y efectivo contrapeso al gobierno. Como respuesta a lo ofertado por el sistema corrupto imperante, optó por aumentar el pie de fuerza para denunciar y frenar los desmanes con los fondos públicos y el ejercicio de los poderes.

4.Aplastante humillación. El Pueblo decidió humillar descarnadamente al PRD, al gobierno y a su candidato presidencial. Resolvió darle a Gaby la lección de su vida. Lo hizo morder furiosamente el fango, haciendo el más grande ridículo de todos los tiempos. Buen legado. No les perdonó años de burla, desfachatez, latrocinio e intento de vender al país, en medio de la pandemia y de la crisis que vivimos.

El Pueblo hizo justicia política con sus propias manos. Ahora le toca a la justicia ordinaria hacer la suya.

5.Dos reacciones paradójicas frente al mismo mal. El voto a JRM y el voto contra el PRD, el gobierno y Gaby tienen en común que son de castigo. Paradójicamente, en cierta medida, son reacciones contra el mismo fenómeno: la corrupción. Son expresiones del repudio popular en contra del cinismo de los políticos corruptos.

De cierta forma, son dos caras de los votos contra la indecencia. Son dos expresiones distintas contra el mismo mal. Por el lado de JRM, son votos reactivos a la inversa, en contra del descaro indecente de mirar hacia un lado de la corrupción, mientras hacen lo mismo o peor.

Por el lado del voto contra el gobierno, es la reacción directa ante más de lo mismo, que no le importó hipotecar el presente y el futuro de los panameños.

6.Concertación. La votación no ha sido mayoritaria en favor del candidato ganador. Debe comprender que no ha sido un respaldo masivo de El Pueblo, ni un cheque en blanco para que siga por el nocivo sendero que motivó su elección y la aplastante humillación del gobierno actual. La elección de los independientes es testimonio de ello.

Cabe entonces entender lo acontecido y aceptar el triunfo de JRM. Esperando que sepa tener buena lectura de lo que pasó. Que entienda que el país no puede continuar por el despeñadero en caída libre, acelerando la velocidad.

Necesitamos alcanzar consensos para encontrar y poner en práctica, con éxito, las soluciones a los problemas impostergables de los panameños. Partiendo del hecho de que los decentes somos más y que El Pueblo no es el causante de los problemas fundamentales del país. Que no debe ejercer el poder para intentar silenciar sus gritos de dolor, ni cargar sobre sus hombres más sufrimientos.

23 Hay varios Likes:) Gracias...

califica

User Rating: 4.06 ( 32 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Netanyahu está llevando a Israel a un abismo desastroso

23 de mayo de 2024 Credit…Augusto Casasoli/A3/Contrast/Redux   Por Thomas L. Friedman Es columnista de …

Deja una respuesta