Últimas Noticias...

Quiénes asesoran al presidente o es el mismo presidente Cortizo y sus dislate?

 A propósito de la soberanía.

 Por Ramiro Guerra.               Abogado y cientista político.  

 

La constitución es clara, literalmente clara; el estado panameño es soberano y punto. Y una cualidad de esa soberanía, es el ejercicio de la jurisdicción in toto. En todo el territorio nacional.

La soberanía es un atributo natural; es como decir el sol calienta.  A menos que el gobierno tenga dudas, nos parece fuera de lugar que, en contrato privado se señale, que nada en el mismo atenta contra la soberanía del estado panameño. Vamos más lejos, de nada sirve que se diga eso en el contrato de la traición. Si se diera el caso de un agravio a la soberanía, apuntaría a una violación flagrante a la constitución nacional. Vamos más lejos, a la carta o estatutos de la ONU.

Esa adición al contrato, resulta redundante, sospechosa y grave que, un atributo natural o condición intrínseca del estado panameño, como es la soberanía, tenga que reafirmase en un contrato privado. En toda normativa convencional, se entiende que no puede violar el orden constitucional.

Este tema ha sido objeto de teorización por los Drs. Juan Materno Vázquez, el Dr.  César Quintero, la abogada Thelma King, Julio Yao, el Dr. Julio Linares dr. Carlos Iván Zúñiga, el dr. Silvio Guerra,  mi persona y muchos patriotas más que, escapan de mi memoria.  Por ejemplo, afirmaba el Dr. Vásquez, si no hay soberanía, no hay estado, sino un estado y república mediatizada, tutelada por otros estados, una especie de caricatura de estado.

La verdad que, no entiendo esa adición inexplicable al contrato minero, firmado por el gobierno con una empresa que por su andar incorrecto fue demandado por el Gobierno de Zambia y esa  empresa, que es la misma que está establecida aquí, haciendo lo que le venga en gana, desde hace suficiente tiempo, incluyendo el más bochornoso desacato a la decisión de la Corte Suprema de Justicia, tenga al gobierno de Panamá insertando un dilate jurídico en medio de una contratación directa que desconoce abiertamente el mandato de la más alta Corporación de Justicia que ordenó hacer una Licitación Internacional, insuficiencia que obligó a declarar inconstitucional el contrato de 1997. Tan grave es el temor reverencial, al punto que, el gobierno le teme a la empresa Quantum, su subsidiaria minera cobre Panamá, que ve en las actuaciones de ésta un peligro para la soberanía. Qué terrible y grado de abdicación y postración en que ha quedado el gobierno y Cortizo que avergüenzan terriblemente al país!

5 Hay varios Likes:) Gracias...

califica

User Rating: 2.74 ( 6 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Zapatero, a sus zapatos.

Por: José Dídimo Escobar Samaniego   La ciudad capital esta colapsada por la basura, en …

Deja una respuesta