Últimas Noticias...

Manejo de la economía, gobierno y los empresarios.

Por Ramiro Guerra M.        Abogado y cientista político.         

Cierto que puede haber un abultamiento de la planilla estatal, pero de allí a desconocer, que gran parte de los dineros que circulan en la economía nacional, proveniente del sector público, ha impedido un mayor desastre económico social. En última instancia han sido los empleadores los beneficiarios y marginalmente el resto de la población. El problema de fondo, que los recursos destinados a programas asistencialistas, no sacan a nadie del círculo de la pobreza. Su nivel de eficiencia productiva, es negativa.

Escrito lo anterior, no significa exonerar al gobierno de su mal manejo de la economía. Durante la pandemia se priorizó el apoyo a sectores económicos poderosos y el apoyo fue muy desigual e inequitativo, comparado con los recursos que se les dispensaron a los trabajadores, pequeños y medianos empresarios.

La realidad, es la mejor prueba, de que la política económica, no dio sus resultados. Decir que hay crecimiento de la economía, cuando solamente uno que otro sector, han incidido en tal crecimiento, es pegarse una mentira piadosa.

En este escenario, han salido algunos a decir, que el problema de la economía, son los subsidios y apuntan a que deroguen subsidios como el tanquecito de gas y otros.    Es un planteamiento, muy lejos de la teoría de la democratización de la economía; son intereses que insisten en sus enfoques neoliberales y monetaristas.

Lo último del gobierno, recortar recursos a inversiones relacionados con proyectos público, para transferir 30 millones para subsidiar a los transportistas, no me parece correcto y sobre todo cuando la crisis derivada de los precios del combustible, se extenderá y el panorama no está claro. Cuidado que la mecha nos sale más caro que el candil.

Eliminar subsidios a las clases necesitadas, es tirarle leña al fogón. Hay que encontrar fórmulas para enfrentar la crisis.

Hay que volver sobre políticas que se traduzcan en un mayor ahorro interno, verbigracia de ahorro energético, eliminación de botellas y garrafones, tributación progresiva, revisar concesiones, etc.      Recuperación de recursos   producto de la corrupción. No puede ser que, en gobiernos anteriores, se esfumaron 400 millones, repartidos supuestamente a las juntas comunales pero los que firmaban cheques eran diputados y no pasó nada. Se dan el lujo de venderse como alternativa.

Nada nos dicen sobre las investigaciones al expresidente Varela. Pareciera que, la lucha contra la corrupción se complica dada la existencia de una maraña, madeja de  intereses diversos, que no permiten que la justicia haga su trabajo.

El actual gobierno, en campaña, se vendió como el adalid del gran cambio y revolcón. ¿qué pasó?  Todavía resuenan los discursos, de la medicina y sus mafias, que pondría a los diputados en cintura, etc…

Como se explica que, en la crisis de la pandemia, los recursos y paquetes financieros de los grupos de poder económico, crecieron. Mayores fueron sus ganancias. Y ahora con la crisis actual, no les va mal.

Como se dice en el argot popular, las riquezas de los de arriba, no tienen el efecto regadera hacia los de abajo. No hay política de transferencia de recursos hacia el sector primario. Su política, la de esos grupos, que el estado resuelva y punto, mientras que la Estrategia Nacional de Desarrollo, brilla por su ausencia.

4 Hay varios Likes:) Gracias...
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

GUERRA RAMIRO Y SU CRÍTICA.

Ramiro Guerra Una pregunta que nos hacemos todos los panameños. Con tanto millones en concepto …

Deja una respuesta