Últimas Noticias...

La salud, derecho humano o negocio.

Por Carlos Ochoa E.           

La salud se define como el completo estado de bienestar, fundamentalmente en lo físico, biológico, espiritual y mental, en armonía con el medio ambiente y cuando hablamos del ambiente nos referimos al medio social, físico y biológico (ausencia de contaminación), palabras más, palabras menos, la salud depende de multiples factores y elementos.

La salud, además está contemplada cómo un derecho humano, pero para que esto sea una realidad, sé requiere de un elemento indispensable, una buena alimentación y nutrición, pero esto está vedado para un 80 por ciento de la población. Los ingresos no alcanzan, además hay que agregar los factores culturales, hábitos costumbres, se mercadea la comida chatarra como saludable. Hay que tener presente que la salud es un producto social: somos lo que comemos y de allí depende la salud, fundamentalmente. Muchas patologías aparecen tempranamente en función de lo que comemos aunado a otros malos hábitos y costumbres.

Comúnmente se piensa que, la salud se produce en los centros de atención, Centros de Salud, hospitales y otros, en los centros de atención, lo que se hace es restablecer la salud, no producirla. Y para colmo de males, el sistema de salud nuestro, como el de la mayoría de los países del mundo, está diseñado para atender la enfermedad y no a la persona enferma, este sistema se conoce como patocéntrico o biologicista.

Así, se unen dos elementos negativos, un sistema que espera que nos enfermemos, para ver si puede curarnos y una población creyendo que la salud es responsabilidad del personal y de las autoridades de salud y como colofón, los otros dueños del poder económico, que ven la salud como un negocio y no como un derecho humano. Si no fuera negocio, no habría medicina privada. Privado viene de privar, de quitar. La pandemia puso esto en evidencia más que nunca, nuevos millonarios en plena pandemia y otros más millonarios de lo que ya eran. ¿Dónde está la salud como un derecho humano?

Es más, en las instalaciones de salud, si usted no es asegurado, ni los primeros auxilios le dan y las privadas ni hablemos. Muérase. Y en las instalaciones del Minsa, lo que abunda es la escasez te medicamentos y demás insumos para una adecuada atención.

La culpa no la tiene nadie en particular, ya lo señalé, de trata de un sistema arcaico, que hay que modernizar lo, pero seguimos esperando el golpe de timón, o sea el cambio de rumbo, sino pasará lo siguiente: «Años de vida útil perdidos» (AVIUP), cuando una persona muere, y esa muerte era prevenible, de vida útil perdida, qué pudo haber logrado esa persona si no hubiera muerto, yo lo llamaría, muerte prematura. No creo en el cuento ese, que cuando se nace, ya viene predeterminado el día de morir. Solo viene escrito que hay que morir, eso sí.

La salud es un derecho humano y no nos dimos cuenta en qué momento, convirtieron a la salud en un negocio, en una mercancía, y dónde el Estado cómo garante marcha rezagado, entre la indiferencia, la incapacidad, o la complicidad. Nuestro sistema de salud, hace rato, se encuentra en cuidados intensivos, o está en coma inducida para que no fallezca.

El autor es sociólogo y profesor de geografía e historia.

5 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el Post...

User Rating: 4.8 ( 2 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Mucha especulación sobre el tema minero

Por: Ramón Sevillano Mientras no se derogue la ley de Moratoria Minera no se puede …

Deja una respuesta