Últimas Noticias...

La gallota

Por: José Dídimo Escobar Samaniego

Mi Madre y Yo.

Las fiestas de nuestros pueblos, están constituidas de tres tiempos distintos: La Víspera que es exactamente todo el movimiento preparatorio de la fiesta, la fiesta o celebración en sí, y luego, cuando se ha acabado la fiesta para los invitados, viene el disfrute de los que organizaron la fiesta y no pudieron disfrutarla, porque se dedicaron a servirle a los invitados. A eso se le llama, La Gallota que, se trata del desmantelamiento de todas las estructuras de la fiesta, y se hace comida y se canta y se baila y en algunos casos, esta etapa es tan buena, tan auténtica, que es la más recordada entre los parroquianos, porque se realiza en el marco de la intimidad pueblerina, de confianza plena, sin sujetarse a formalidades o solemnidades que solo se guardan en la fiesta misma, por causa de los invitados.

Hoy, en la Gallota del cumpleaños de mi Madre, después del sancocho de Gallina de patio, con ñame baboso, culantro, ajo, orégano, concolón de arroz blanco, dulces y chicha de nance con miel de caña, y una visita presencial a la Colorada de los Santos, al lugar donde nací y me crié, debo Gar Gracias a Dios, primeramente por la vida de mi señora madre y dar Gracias también a todos los que nos expresaron su mensaje de cariño y solidaridad y fueron, por tanto, partícipes de la fiesta en ocasión del onomástico 92 de Guillermina Eloísa, acontecimiento de la mayor importancia para nuestra familia y pudimos reunirnos todos, como Dios manda, por causa de la interrupción que por dos años del bicho ese nos obligó al recomendado aislamiento, que tanto daño le sigue causando a la humanidad y que nos obliga, por responsabilidad social, a asumir en la soledad y a veces en el silencio, las alegrías y también las tristezas cotidianas que nos sobrevienen.

Pudimos constatar ayer el verdor del campó nuestro, que hay muchas siembras, lo que augura el que habrá comida, porque teniendo tierras buenas no podemos alegar excusa de alguna escasez de alimentos, porque hay pueblos que, siembran aún en el desierto y no se mueren de hambre.

Gratitud eterna a Dios y a ustedes, que comparten con nosotros, la alegría por la vida de la mujer que, Dios nos regaló como nuestra madre terrenal.

¡Así de sencilla es la cosa!

5 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el Post...

User Rating: 4.52 ( 6 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Respuesta A Medio Camino: La Rebaja Del 30 Por Ciento De 172 Medicamentos.        

Por Ramiro Guerra M.     Abogado y cientista político. Algunos dirán ‘algo es algo’. Es probable …

Deja una respuesta