Últimas Noticias...

la Conspiración Mediatizadora De Conciencia Crítica Dió Sus Resultados.   

 

por Ramiro Guerra M.

 

Tomo prestado el lenguaje bíblico y acoto la siguiente frase, «aunque el diablo haga ruido, no pare de tocar el arpa». Hoy la más grande crisis que enfrenta el pueblo panameño, los sectores subalternos de la sociedad, incluyendo profesionales, intelectuales, es la crisis del vacío que genera la ausencia de una conciencia crítica. ¿cómo hemos llegado a esta situación, al punto que concepto como nación, dignidad nacional, han sido relativizado.

El sistema educativo antaño forjadora de conciencia patria, crítica, ha perdido la batalla frente a los medios de comunicación con su narrativa y literatura trivial, han ganado a la juventud para afanes que son acicates para un proceso de alienación e idiotización (en la Roma antigua idiota es el no ciudadano y reducido a una condición de servidumbre y una especie de condición humana disminuida).

El neoliberalismo hizo estrago en la condición humana crítica; se impusieron dogmas como una sola verdad, el mercado y la superación individual (el individuo es todo) y lo colectivo y solidario un absurdo.

El país o al país se le presentan enormes desafíos, pero no hay conciencia de esa realidad.

Se nos dice que el 2024 no habrá dinero para pagar a los pensionados y jubilados, pero preferimos esperar que llegue ese año para reaccionar. Yo creo en el diálogo, pero critico que se haya instrumentalizado para no reaccionar puntualmente.

Como siempre escribo, no perder la esperanza, aunque hoy parezca utopía. «no importa que el diablo haga ruido, aunque seamos pocos, no paremos de tacar el arpa y su melodía  de canto a la verdadera libertad».

8 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el post...

User Rating: 4.79 ( 3 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Una semana llena de ansiedad

Una semana para bajarse de la bestia del poder y otra para encaramarse y cabalgar …

Deja una respuesta