Últimas Noticias...

El conflicto Rusia – Ucrania.|

 

¿Por qué es Europa rehén del conflicto?

Después de las operaciones especiales de Rusia en Ucrania, ¿qué?

 

Por: Rigoberto Castillo G. Abogado y Master en Derecho Internacional

 

Durante, y antes, de un conflicto armado suele decirse que, lo primero que muere es la verdad, pero tras cada verdad existe una realidad, que es en fin de cuentas lo que importa.

 

Es posible que, los orígenes de las causas del conflicto ruso – ucraniano datan desde antes de 2011 (fecha de la guerra en Siria), hasta llegar a los eventos armados recientes, como resultado de un solo objetivo: el sabotear el proyecto de gasoducto ruso – alemán “Nord Stream II”, que pretende suministrar gas ruso a costo más competitivo a Europa.

Para entender este asunto habrá que, retrospectivamente, remontarnos de forma breve a las causas de la guerra en Siria, la resultó en miles de muertos ( 380.000 muertos, y unos 115.000 eran civiles, sin incluir los cientos de miles de desplazados) creada, provocada e instigada por los EE.UU., a través del “Estado Islámico” – ISIS (Daesh), y que guarda intrínseca relación con los hechos actuales, por el fracaso de un proyectos de gasoductos de Qatar y Turquía por el territorio sirio a Europa, en 2009, y en el que tenían intereses las transnacionales de EE.UU., Qatar, Turquía, Arabia Saudí y Gran Bretaña.

Para mayo de 2009, Qatar y Turquía anunciaron la construcción de un gasoducto que iría de Qatar a Turquía, denominado “Los Cuatro Mares” (Golfo Pérsico, Mar Caspio, Mar Negro y el Mar Mediterráneo), pasando por el territorio de Siria y que tenía como fin reducir la dependencia de Europa del gas ruso (GazProm rusa provee un tercio de todo el gas que se consume en Europa).

Siria un territorio altamente estratégico, entre el mediterráneo y el Golfo Pérsico, desde un inicio apoyo el proyecto, pero posteriormente se opuso (2009), por el hecho de que el proyecto afectaba a Rusia, su aliado estratégico más importante en el plano internacional, militar y de seguridad. Lo que llevó a las potencias europeas y a los EE.UU. a hurgar estrategias (2010), para derrocar al gobierno de Bashar Al Asad, creando grupos civiles de oposición y terrorista, como el Estado Islámico (ISIS), Daesh, e instigando y financiando ataques de un movimiento armado de la oposición política al gobierno sirio de Al Asad.

Los resultados de la guerra en el territorio sirio son, hoy en día, por todos conocidos: Rusia ingresa en el conflicto sirio, a solicitud del gobierno sirio de Bashar Al Asad, y en virtud de del artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas. Rusia liquida los movimientos armados terroristas en territorio sirio y refuerza sus posiciones estratégicas en el Medio Oriente. De ahí que, sea posible afirmar que, por primera vez, las potencias europeas y los EE.UU. ven sus aspiraciones fracasadas de sacar a Rusia del suministro de gas a Europa, en consecuencia, las potencias europeas y EE.UU. pierden sus posiciones de influencia en esa parte del planeta.

De igual forma, en 2014, las políticas de EE.UU. bloquearon la realización del gasoducto South Stream, que pretendía suministrar el gas ruso hasta Italia. Por el Mar Negro a precios altamente competitivos.

Similarmente, en 2014, inicia un nuevo proyecto de gasoducto, entre Rusia y Turquía, llamado “TurkStream”, que se extendía desde Rusia hasta Turquía a través del Mar Negro. El primero de los dos tramos del gasoducto estaba destinado a los consumidores turcos, mientras que el segundo entregaría gas al sur y sureste de Europa. El proyecto no resulto, por las políticas de los EE.UU. y la OTAN.

En la actualidad el único objetivo de la instigación del conflicto armado entre Rusia y Ucrania siguen siendo el impedir que el gigante euroasiático (Rusia) suministre gas a Europa, a través del proyecto Nord Stream II, y el supuesto “ingreso” de Ucrania a la OTAN, tal y como se ha observado en los días anteriores y posteriores a las operaciones especiales del ejército ruso en el territorio de Ucrania, en los que la OTAN y los EE.UU. realizaron una tenaz propaganda guerrerista para empujar a Ucrania al conflicto, incluido el suministro de armas, lo cual pareciera en estos momentos, en palabras de  Alfredo Jalife – Rahme, que “a Ucrania la empujaron debajo de las llantas de un autobús”, pues ha quedado, como diría Zelenky, “sola y por completo decepcionada de sus “aliados” Occidentales”, y de los EE.UU.

Los belicistas occidentales parecieran haber puesto a Rusia a elegir, entre seguridad y el negocio, o sea, entre permitir que, a Ucrania, sin tener condiciones óptimas (de acuerdo con el Tratado de Washington de 1949, que crea a la OTAN), se le admita ingresar a la OTAN, o perder el gasoducto Nord Stream II. El resultado de la elección rusa ya es conocido, es lamentable, dolorosa, pero estimo que Rusia no tenía otra alternativa como resultado de la negativa de Ucrania a cumplir los Acuerdos de Minsk II, que ella misma firmó en 2015, y por su seguridad nacional.

En tanto que, los pueblos europeos, se ven condenados por sus gobiernos a seguir pagando un coste mucho más elevado de las facturas de gas y demás energéticos, para calentarse en la época de invierno, alimentarse y movilizarse; esto sin mencionar los centenares de muertos que dejará la guerra entre Rusia y de Ucrania.

La pregunta que surge es, y qué podría pasar con Ucrania, ¿luego que las fuerzas militares de Rusia terminen de realizar lo que ellos llaman “las operaciones especiales”?

El escenario, pareciera ser confuso, sin embargo, por las declaraciones de algunos miembros del gobierno ruso y analistas, se ha sabido que, se desarmara al gobierno ucraniano, se hará captura de todos los implicados en los asesinatos en la Plaza de Maidán de 2014, así como, se dará captura a los responsables del fatal incendio en la Casa de los Sindicatos de Odesa (murieron quemados más de 38 personas), y que serán llevados ante los tribunales penales, así como, la captura y desarme de todos los elementos neonazis ultranacionalistas, y otros responsables por acciones en contra del Estado ruso y su seguridad nacional.

La actual situación, a la que ha sido empujada Ucrania, no le deja otra alternativa ante Rusia y la OTAN: declarar su neutralidad territorial ante los diferentes bloques militares existentes y servir de punto seguro de paz y convivencia armónica de todos los pueblos que en su territorio se encuentran.

9 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el Post...

User Rating: 4.27 ( 11 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Un Inocente Mariposa Por Adelantado O El Fiasco Del Año 2022.     

Por Ramiro Guerra M.         Intenciones nobles que quedaron en el vació. Semanas de lucha popular …

Deja una respuesta