Últimas Noticias...

¿Caminamos sonámbulos hacia una Tercera Guerra Mundial termonuclear?.|

Memorando del Instituto Schiller [actualizado] 31 de diciembre de 2021

Tomado de la Revista Executive Intelligence Review (EIR)

Te han mentido. Rusia no planea invadir Ucrania. Putin no es un “mal actor” que busca recrear al imperio soviético. Ucrania no es una democracia bisoña que sólo se ocupa de sus asuntos.

Como muestra el repaso resumido de los antecedentes documentados, Ucrania está siendo utilizada por las fuerzas geopolíticas de Occidente que responden al sistema financiero especulativo en bancarrota, como el punto crítico para detonar un enfrentamiento estratégico con Rusia, un enfrentamiento que ya es más peligroso que la Crisis de los Misiles en Cuba de 1962, y que podría terminar fácilmente en una guerra termonuclear que nadie ganará, y de la que nadie sobreviviría.

Considera los hechos tal y como los presentamos en la cronología abreviada a continuación. Rusia, al igual que China, está cada vez más sometida a la amenaza de ser destruida por dos tipos distintos de «guerra nuclear», por parte de la belicosa y arruinada casta financiera del Reino Unido y de Estados Unidos: 1) «ser los primeros en hacer un ataque nuclear», como lo declaró de la manera más explícita el demente senador Roger Wicker (republicano por Mississippi); y 2) la «opción nuclear» en una guerra financiera, medidas tan extremas que equivaldría a sitiar financieramente a Rusia para tratar de someterla por hambre, como se está haciendo contra Afganistán.

Rusia acaba de anunciar, para que todo el mundo lo escuche, que su línea roja está a punto de ser cruzada, si eso pasa Rusia se verá forzada a responder con “medidas técnico-militares retaliativas”. Han dejado muy claro que esa línea roja, es que las fuerzas militares de Estados Unidos y la OTAN continúen avanzando hasta las mismas fronteras con Rusia, junto con el emplazamiento de sistemas de misiles con capacidad nuclear defensiva y ofensiva a escasos 5 minutos de vuelo de Moscú.

Rusia presentó dos proyectos de tratados internacionales, uno con Estados Unidos, y el otro con la OTAN, que les daría garantías jurídicas de que detendrán el avance de la OTAN hacia el este, que Ucrania y Georgia en particular no serán invitadas a formar parte de la OTAN, y que los sistemas de armas avanzadas no se van a emplazar a la puerta de Rusia.

Estas son, ni más ni menos, las garantías verbales que le fueron dadas a la Unión Soviética en 1990 por los engañosos gobiernos de George Bush y Margareth Thatcher, garantías que desde entonces han sido violadas sistemáticamente. Es ni más ni menos, lo que el Presidente John F. Kennedy exigió a Jruschov durante la Crisis de los Misiles en Cuba de 1962, que se desactivó con éxito gracias a las hábiles negociaciones tras bastidores del enviado personal del Presidente Kennedy, su hermano Robert Kennedy, fuera de la vista del complejo militar industrial que buscaba la guerra.

Es urgentemente necesario que Estados Unidos y la OTAN firmen con premura esos tratados propuestos por Rusia; y retrocedan del umbral de una extinción termonuclear.

La crónica que presentamos a continuación ha ido sucediendo, paso a paso, mientras la mayoría de la gente de todo el mundo estaba en las nubes. Ya es hora de despertar, antes de que caminemos sonámbulos hacia una Tercera Guerra Mundial termonuclear.

Si desea continuar puede tocar el siguiente «LINK»

 

 

9 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el Post...

User Rating: Be the first one !
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Escándalo de faldas, acabó con el presidente del BID, Mauricio Claver-Carone.

La decisión final fue tomada por la Asamblea de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo. …

Deja una respuesta