Últimas Noticias...

La OTAN y los EE.UU. contra Europa y Rusia en Ucrania y la Crisis del Conflicto.

Por Rigoberto Castillo G.

Abogado y Master en Derecho Internacional

El conflicto ruso – ucraniano, que inicia en el 2014, con el derrocamiento del Presidente constitucionalmente electo, Viktor Yanukovich, y las revueltas del Maidan, en Kiev, capital de Ucrania, tiene cuatro escenarios de disputas: el político-geoestratégico militar, el económico entre las potencias, el mediático y el de carácter energético.

En los cuatro escenarios indicados los actores son, la Federación de Rusia, la Unión Europea (UE), los EE.UU., la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), y claro esta Ucrania cuyo territorio ha sido utilizado y prestado por el Presidente Zelensky para escenificar el choque de los intereses de las potencias militares.

Estos conflictos que, a un inicio, parecían ser, entre los ejércitos de Ucrania, la OTAN, EE.UU. y la poderosa maquinaria económica de la UE, en contra de la Federación de Rusia, resultaron ser por completo a la inversa, en contra de la Unión Europea y la Federación de Rusia.

Un reciente informe filtrado y publicado, por un diario sueco llamado “Nya Dagbladet”, el 25 de enero de este año,  de la Fundación “Rand Co.” de los EE.UU. dan cuenta que, el territorio Ucrania ha sido utilizado para llevar a la economía europea a una posible quiebra, a su desvinculación de forma parcial o tal, de Rusia y sus recursos energéticos (petróleo y gas, así como de otros importantes minerales necesarios para el desarrollo de la industria europea), el desvincular de forma absoluta los intereses y nexos entre Alemania y Rusia y, claro está, hacer más dependiente a la Unión Europea de los EE.UU., una cuestión de la que George Friedman planteaba, en noviembre de 2021, durante un discurso en el Consejo de Relaciones Exteriores de los EE.UU. y que se hizo evidente con el transcurrir del conflicto en Ucrania.

Es increíble el pensar que muchos de los dirigentes europeos y de la OTAN realicen esfuerzos por quebrar un sin número de empresas europeas, que lleven a sus pueblos a vivir agudas calamidades con el frío, con los altos costos de los energéticos (electricidad, gasolina y gas) y que estén colaborando con intereses extranjeros para arrojar a la quiebra a la economía de la UE, colocándola en una dependencia mayor ante los EE.UU. Es increíble, pero resulta ser posible, si partimos de las primicias del informe de la Fundación “Rand Co.” de los EE.UU.

La Rand Co., es un poderoso think tank (laboratorio de ideas o laboratorio de pensamiento) del gobierno de los EE.UU., en particular del Pentágono, que jugó y, juega, en la actualidad un dominante rol en la elaboración de estrategias militares en escenarios de conflictos bélicos en diversos países del mundo y que, durante la llamada “guerra fría”, sirvió a las diferentes estructuras de inteligencia y seguridad de los Estados Unidos como una “arma ideológica” para enfrentar a la ex Unión Soviética, al comunismos internacional y a los enemigos de EE.UU.

El informe de la Rand Co. afirma que, “EE.UU. provocó la crisis en Ucrania para llevar a la Unión Europea a la bancarrota”. La Rand Co., además informo que, “la política exterior agresiva de Occidente aplicada en Ucrania obligaría a Rusia a intervenirla militarmente, por lo que el objetivo de Washington es declarar a Rusia como país agresor e introducir un paquere de sanciones preparado, desde hace muchos años atrás. En este escenario, dice el informe de la Rand Co., la Unión Europea colapsaría inevitablemente”, se vería involucrada con los suministros de armas y recursos a Ucrania, llevándola a un desgaste económico paulatino y enfrentando sus intereses con Rusia. Para realizar estos objetivos, de acuerdo con el informe de la Rand Co., se hacía necesario colocar en los poderes de los gobiernos de los países de Europa y de la propia dirección de la UE a dirigentes serviles e ineptos.

Así, por ejemplo, desde el inicio del conflicto con Ucrania, las decisiones de la actual dirección de la UE fueron las de entregar casi 20 mil millones de dólares en armamentos a ese país, con lo cual los empujaron aún más hacia los enfrentamientos armados con Rusia, llevándolo con ello a desangrarse y morir, como diría el Presidente Putin, “hasta el último ucraniano”. De esta forma, la UE se complicó sus posibilidades de dialogo y acercamientos con Rusia y se lisió de aparecer como “posible” agente futuro de mediación y pacificador del conflicto.

Entre los objetivos de esta oscura estrategia de empujar a Rusia a un conflicto con Ucrania está el que, la economía de EE.UU. estaría recibiendo, debido al colapso inevitable de la economía europea, recursos superiores a 9 billones de dólares, además, llevaría a Europa a una fuga de cerebros masiva, por la falta de oportunidades de empleo, con lo cual las posibilidades de resurgimiento inmediato del desarrollo de la potencia europea se afectarían más.

El informe, además, prevé que las pérdidas económicas de Alemania serían de unos 300 mil millones de euros. “Tal situación también llevaría a la debacle a la UE y del euro, que se convertiría así en una moneda tóxica” en el comercio mundial.

La Rand Co. no oculta el hecho que, el plan concebido por lo belicistas estadounidenses de crear un escenario dantesco, de enfrentamiento, entre Rusia y Ucrania, busca sacar de la aguda crisis en la que estaba sumergida la política y la economía de los EE.UU., solución que aportaría, dice el informe publicado por el citado diario sueco, los enormes recursos que solo podría dar la UE y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

El informe divulgado de la Rand Co., sobre las causas y objetivos del conflicto en Ucrania, pareciera la continuidad de los planes de la guerra en Siria, de 2011, a los que nos referimos en uno de nuestros artículos publicados en este diario digital, www.elperiodicodepanama.com  del 26 de febrero de 2022, y que se replicara en la web site https://es.linkedin.com/pulse/el-conflicto-rusia-ucrania-por-qu%C3%A9-es-europa-reh%C3%A9n-del-de-carrera  bajo el título “El conflicto Rusia – Ucrania. ¿Por qué es Europa rehén del conflicto? Después de las operaciones especiales de Rusia en Ucrania, ¿qué?”, el cual pido al lector volverlo a consultar para una mejor comprensión de las estrategias de guerra de los EE.UU. y la OTAN, en contra de Europa, la Federación de Rusia, y en particular, en contra de Alemania.

Y aunque, de igual forma, pareciera increíble, contra todo pronóstico de los belicistas estadounidenses de la Rand Co. y de los militares de la OTAN, como Jens Stoltenberg, la adopción de las sanciones económicas en contra de la Federación de Rusia, tal y como lo hemos venido indicando en artículos y ensayos anteriores, han resultado en un rotundo fracaso, en perjuicio de Europa, hoy en aguda crisis y en constantes estallidos sociales en muchos de los países que la integran.

Situación está que se agrava con la extensión del conflicto, tanto en el tiempo como en los objetivos que en un principio se plantearon los dirigentes rusos en Ucrania (de las Operaciones Especiales de Desnazificación y Desarme de Ucrania, a las Operaciones Anti Terroristas a causa del asesinato de Daría Dujina, hija del filósofo ruso Alexander Dujin conocido por sus posturas nacionalistas rusas; el atentado terrorista en contra de los gaseoductos Nord Stream 1 y Nord Stream 2, en la Zona Económica de Suecia – Mar Báltico y, más recientemente, el atentado terrorista contra el puente de Kerch, o puente de Crimea, del que sea indicado como presuntos autores a los servicios secretos británicos y a los de Ucrania).

La injerencia en dicho conflicto, por parte de los ejércitos de la OTAN y de los EE.UU., resulta la causa de esta cuestión, que se expresa en el apoyo abierto y declarado de los lideres de la UE y de EE.UU. de suministrar armamentos por miles de millones de dólares al régimen de Kiev, sin control alguno y sin importar que el actual gobierno ucraniano no oculta su inclinación política y militar neonazista, una cuestión que recuerda los financiamientos a la Alemania nazi, de Adolf Hitler, por parte de la banca británica y de los EE.UU., para su aventura militar en la II Guerra Mundial, en contra de los países europeos y la extinta Unión Soviética.

La Federación de Rusia, a siete meses y semanas de iniciadas las operaciones especiales en el territorio ucraniano, se ha visto obligada a modificar los objetivos de estas operaciones, tal y como se ha indicado antes.

La reciente declaración del Presidente Vladimir Putin, el 21 de septiembre de este año, del llamado a una movilización parcial de los reservistas del ejercito (unas 300 mil personas, en un primer llamado – de 25 millones de reservistas – y de los que ya se han presentado más de 200 mil) coloca sobre el tablero y el escenario militar la cuestión de una guerra a otra escala y pone en vilo la tranquilidad internacional, sobre todo cuando Kiev y su Presidente Zelensky, no parecieran digerir el estado de gravedad de su situación este mes, en los que se han disparado desde diversos puntos de Rusia más de 90 misiles de precisión contra las infraestructuras estratégicas ubicadas a lo largo y ancho de Ucrania (estaciones eléctricas, represas, acueductos, estaciones ferroviarias, sitios de mando y control militar y de seguridad ucranianos, aeropuertos, y hasta el edificio que alberga la oficina del presidente Zelensky, en Kiev, etc.).

La Federación de Rusia, además, a raíz de la anexión, por el referéndum celebrado en los territorios del Donbas (Donetsk y Lugansk), en Zaporidza y Kherson, el pasado 23 de septiembre, se ha visto obligada a modificar su territorio estatal, con lo cual el conflicto mismo ha variado en su forma y objetivos, tomando un nuevo giro de seguridad casi existencial para la integridad territorial el Estado ruso.

La reciente celebración de los cuatro referéndums, en los territorios pro rusos mencionados abren un marco jurídico de reformulación constitucional del territorio de la Federación de Rusia, pues ya no se estaría hablando solamente de “desnazificar y de desarmar a Ucrania”, sino de proteger la integridad territorial del Estado ruso” (Art. 4 de la Constitución de la Federación de Rusia de 1993), una cuestión que, al parecer, no se tenía contemplada a un inicio de las operaciones especiales, pero que ha sido forzada al fragor de la injerencia externa y del conflicto mismo y que, los atentados terroristas que causaron la muerte a Dugina y los atentados contra el puente de Kerch han dado, al parecer razón, en materia de seguridad a Rusia, de escalar el conflicto antiterrorista en contra del actual régimen de Kiev, con lo bombardeos a más de veinte ciudades, incluida Kiev, en los dos últimos días de esta semana de octubre.

Recientemente, el ex Presidente y ex Primer Ministro de la Federación de Rusia y, hoy en día, Vicepresidente del Consejo de Seguridad de la Federación de Rusia, Dmitry Medvedev, ha declarado que “las armas nucleares de la Federación de Rusia podrían usarse para defender los nuevos territorios de Rusia”; así mismo ha declarado que, “los objetivos en el conflicto con Ucrania han pasado hacer la destrucción de la estructura política del régimen de Kiev”, en claro anuncio de buscar mecanismos políticos y militares para derrocar a Zelensky, con el que de paso, es sorprendente que Moscú haya tenido mucha consideración y pañitos tibios, porque de haber sido los EE.UU. y la OTAN, el señor Volodimir Zelensky hubiera sido ya parte del pasado ucraniano (verbigracia, el presidente de la ex Yugoslavia, el serbio Slobodan Milošević, el iraki, Saddan Hussein, el libio, Mahomar Al Kadaffi y otros.)

Pero si al fragor de la situación militar en Ucrania, la cuestión se observa tensa y de mucho cuidado para las sociedades europeas, el conflicto en sí (debido a la adopción de más de 12 mil sanciones contra Rusia) se convierte en un gran hoyo negro que reduce paulatina, y lentamente, a la miseria las economías y empresas de la otrora maquinaria capitalista de Europa, Alemania, esto sin mencionar que el suministro descontrolado de armas a Ucrania deja al descubierto la seguridad de muchos países de la OTAN, porque entregan sus armas de defensa al régimen de Zelensky. Esta cuestión que ha sido ya denunciada por altos dirigentes de Europa y de los propios militares de los EE.UU., es tal que de producirse un conflicto armado en Europa como lo pronostica el informe de la Rand Co. Europa no tendría armamentos sino para unas semanas. Esto sin mencionar que los estallidos sociales serían tales, que podríamos estar ante la caída y subida de gobiernos fallidos en muchos de los países de Europa.

Recientes informes de la Oficina Europea de Estadística, Eurostat sobre la salud de la economía europea divulgan que, la inflación en los 19 países de la zona del euro subió en septiembre hasta el 10%, frente al 9,1% de agosto de este año, registrándose la mayor inflación anual en septiembre en Estonia (24,2%), Lituania (22,5%) y Letonia (22,4%), y la menor en Francia (6,2%), Malta (7,3%) y Finlandia (8,4%), en tato que, España y Portugal se ubicaron en 9,3 y 9,8%, Países Bajos, concluyó en un nuevo récord de 17,1%, si se le compara con los datos del mismo mes de 2021 (Oficina Central de Estadística neerlandesa  – CBS).

Obsérvese que los países con una conducta más agresiva hacia Rusia son los que registran mayores niveles de gravedad económica. En particular, Estonia, Lituania, España y Países Bajos, sin mencionar a Alemania, en donde los costos de energía han aumentado en casi un 150% desde principios de año y se registra un numero de más de 15.000 negocios en quiebra debido al aumento de los costos de energía, de acuerdo con el diario alemán “Der Spiegel”.

España, en particular, registra una situación sin precedentes, o si se quiere caótica, ya que, incluso se corre el riesgo de quedarse sin papel higiénico, de acuerdo con la publicación del site web https://okdiario.com/curiosidades/alerta-europa-pais-que-puede-quedar-sin-papel-higienico-muy-pronto-9755279 titulada “Alerta en Europa: el país que se puede quedar sin papel higiénico muy pronto”.

En España, dice la publicación, la crisis del gas, la electricidad y las hipotecas empieza afectar a productos básicos para el consumo, el precio del gas se dispara un 265% en lo que va de año y se anticipa un invierno fatal, con un imparable aumento de las de las hipotecas en 400 euros mensuales.

Pero que decir de la economía de los EE.UU. Un informe de análisis divulgado por el analista en temas militares y de seguridad, Daniel Estulin, hablan acerca de que, para el mes de septiembre de este año, solo en los EE.UU. se ha registrado un “tsunami de quiebras” de muchas importantes empresas de renombre mundial, entre las que se encuentran: Victoria´s Secret, Zara, que ha cerrado 1,200 tiendas, La Chapelle que retiró 4391 tiendas, Chanel que se encuentra descontinuado, Hermes se suspendió, Patek Philippe ha interrumpido su producción, Rolex interrumpió su producción, Nike, al parecer, prepara un despido masivo.

De igual forma, de acuerdo al analista Estulin, el gimnasio Gold se declaró en bancarrota, el fundador de AirBonb se ha visto, igualmente, afectado y considera que en 6 semanas de pandemia todos sus esfuerzos de 12 años se han destruido, Starbucks ha anunciado, dice el reporte de Estulin en Telegram, el cierre de sus 400 tiendas, y empresas como WeWork se encuentran, al parecer, en dificultades… y de esta forma decenas más de importantes empresas de renombre mundial.

Todo esto en medio de fuertes protestas sociales en la República Checa, Alemania, Gran Bretaña, Italia, Francia, Bulgaria, España, Moldavia, Estonia, Serbia, Letonia y Lituania y otros países exigiendo disolver la Unión Europea, terminar con las sanciones en contra de Rusia y la destitución de algunos dirigentes, como la moldava, Maia Sandu.

La situación mundial, y en particular, en Europa y Rusia, se tensa aún más con las irresponsables declaraciones del Presidente ucraniano Volodimir Zelensky, quien pidió a la OTAN y a los EE.UU. realizar ataques preventivos nucleares en contra de la Federación de Rusia. Peor aún, cuando el propio Presidente estadounidense Biden afirmo que el “Armagedón Nuclear” está más cerca que nunca, desde la crisis de los misiles de Cuba; sumado ello a las declaraciones de Jens Stoltenberg, de que, la derrota de Ucrania ante Rusia, significaba la derrota de la OTAN y de la UE, con lo cual, entre bastidores, no hace sino atizar aún más el conflicto en Ucrania y disipar toda posibilidad de solución pacífica del enfrentamiento armado y continuar con la venta de armas, razón y causa clave de todas las guerra emprendidas e instigadas por EE.UU. en el mundo.

Visto el contexto de los hechos expuestos, tal y como se observa el escenario internacional, la cuestión de la paz y la seguridad global frente al conflicto en el territorio de Ucrania sería vital y urgente el uso de todo el atributo jurídico que la Carta de la ONU otorga a las Naciones Unidas, a su Asamblea General, al Consejo de Seguridad, como al Secretario General, para actuar, llamando a las partes y actores a negociar el cese de toda hostilidad bélica, en vista de que los dirigentes europeos como Joshef Borrell y Ursula Von Der Leyen y el gendarme militar que es la OTAN responden a intereses guerrerista y antieuropeos que en nada benefician el ceses de los enfrentamiento armados en Ucrania, sino que incitan a derrotar militarmente a Rusia en el campo de batalla, de acuerdo con Borrell, dejando con ello muy mal parada a la diplomacia europea, pues nos puede llamarse diplomático, aquel que prime los conflictos armados, por sobre las negociaciones y búsqueda de mecanismos de solución pacífica de los conflicto.

10 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el post...

User Rating: 3.46 ( 10 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

El sangriento historial de atentados contra presidentes y candidatos en EE.UU.

Publicado: 14 jul 2024 13:08 GMT (Tomado de RT) El atentado contra Trump, del que …

Deja una respuesta