Últimas Noticias...

“La mentira gana bazas, pero la verdad gana el juego”

“La mentira gana bazas, pero la verdad gana el juego”

(Sócrates)

Por Gonzalo Delgado Quintero

Tratar de sostenerse con mentiras siempre será un error, porque como dijo George Washington: “Podrás engañar a todos durante algún tiempo; podrás engañar a alguien siempre; pero no podrás engañar siempre a todos”.

Lo que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Democrático (PRD) trata de imponer, y que fuentes de entero crédito, así como también lo ha dicho su ex – Secretario General, Pedro Miguel González, han denunciado sobre la posibilidad de que los actuales diputados y de otros cargos electorales no vayan a primarias (reserva de candidaturas) es contraproducente en todos los sentidos, incluso, hasta para los que supuestamente saldrían beneficiados con esta ilegal medida, si acaso espuriamente la aprueba este domingo 22 de enero, en Veraguas, el Directorio Nacional (DN) del colectivo de Omar. El DN no tiene facultades estatutarias para tales efectos.  Pero como dijo el ingenioso Hidalgo, en El Quijote: “Cosas veredes Sancho”.

La obligación moral, política y profesional me obliga a manifestarlo. Y es que así como el resto de los partidos y otras manifestaciones políticas seudo independientes, también, la dirección del PRD ha caído en manos de maleantes sin escrúpulos, sin límites en su aberrante actuar, con sus abyectas conductas, con sus concupiscentes motivaciones y en la forma politiquera de mantenerse en el poder a sangre y fuego, promoviendo la compra de votos a través de un clientelismo que cada más vez, se mete en lo profundo, como un cáncer que llega hasta la médula social enfermando más y más, y evidenciándose en una especie de síndrome que se está regando en metástasis dentro de las entrañas de los ciudadanos de a pie, manifestándose bajo la consigna del “qué hay pa’ mí y voto por ti”.

Me decía un amigo: “es que el Partido tiene que guardar recursos y por eso, los actuales diputados y diputadas, alcaldes y representantes, quieren ahorrarse dinero para las elecciones generales”. Yo, ante esta aseveración digo que, comprar votos es una forma que posiblemente lleve a ganar a uno que otro candidato en un momento dado, pero no es la garantía determinante de ganar las elecciones generales, porque el clientelismo tiene muchas limitaciones y una de ellas es que resulta imposible comprar a todos”. Además, ese no es el método torrijista. Lo nuestro es ganar con buenas propuestas. El partido fue creado para defender al pueblo y no para proteger garrulas de maleantes.

Y es que el actual CEN del PRD, sin ADN torrijista, que son personas que no han perdido sino que nunca han tenido decoro alguno, no pueden ser quienes indique “QUÉ HACER”. Ellos están totalmente descalificados, su desprestigio los supera y la gente lo sabe. Cada decisión, cada acción que emprendan es motivo de suspicacia y más aún, cuando lo que están tratando de hacer con estas medidas de reservar candidaturas y excluirse de las primarias, no tienen ni pie ni cabeza en estos momentos, es un perder-perder para el PRD, cuando lo que se debe es ganar ganar-ganar. El único propósito es tratar, ellos, de mantener sus respectivas capillas de poder (circuitos), al buen estilo del egoísta aldeano y por esa vía es un total despropósito, incluso de afectación electoral para los propios diputados y demás. “Nada nos engaña tanto como nuestro propio juicio”.

Explicación: Bazas es, en algunos juegos de barajas, echar cada jugador una carta sobre la mesa y compararlas todas para, según las reglas que rijan, determinar el ganador de la jugada. «En muchos juegos, se lleva la baza el jugador que echa la carta más alta»

El autor es escritor y periodista

 

 

4 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el post...

User Rating: 3.64 ( 10 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Cómo Duele Mi Panamá….

  Por Ramiro Guerra M. Abogado y cientista político   El 60 por ciento de …

Deja una respuesta