Últimas Noticias...

Historiadores se indignan por maltrato periodístico a su profesión.|

SOBRE EL PROGRAMA RADAR DEDICADO A LA LEY QUE REGULA EL EJERCICIO DE LA PROFESIÓN DE HISTORIADOR


Por: Jaime Flores Cedeño Prof. de Filosofía- Historia Abogado

Hoy escuché el programa Cuarto Poder dedicado a la iniciativa legislativa que regula el ejercicio de la profesión de historiador, donde participó el profesor José Álvaro, presidente de la APUDEP, de la precitada entrevista saco las siguientes conclusiones:

  1. Por parte de los entrevistadores sentí un menosprecio a la carrera de historiador, para ellos, cualquier ciudadano puede ser idóneo para situarse en un aula de clases, ya sea, en secundaria o universidad.

  1. ¿Preguntaría a los distinguidos periodistas, si los profesores que les impartieron clases de historia en su formación profesional media o superior eran sacados de las esquinas o bien se dedicaban a echar cuentos en los caminos, quebradas y los parques citadinos o del interior de la República?

  1. Resulta evidente, que, para dictar clases de historia se requiere poseer un título universitario en la especialidad, y no un improvisado, como se alegó en el programa. Pienso, que, bajo el criterio de los conductores del espacio radial y televisivo, se debería, entonces, eliminar la carrera de historia y expedir una ley donde se diga que “todos los panameños y extranjeros, quedan facultados para ejercer la profesión de historiador”, algo que iría en contra de todo contexto lógico.

  1. La ley sobre el ejercicio de la profesión del historiador lo único que busca es regular una profesión que se estudia en la Universidad de Panamá y donde en la actualidad existe un grupo significativo de estudiantes cursando la carrera (espero que no se desalienten de seguir estudiando, después de escuchar los desatinos que se vierten públicamente).

  1. Se procura confundir a los ciudadanos, diciendo, que nadie podrá hablar o escribir de historia en Panamá, solo los idóneos, algo totalmente falso, el proyecto de ley, en ninguna parte dice eso. Lo que sostiene es, que para ejercer la profesión de historiador profesional se requiere ser idóneo, ya sea, en el sector público o privado, algo que nos parece correcto, igual debe ser para todas las profesiones.

  1. No puede ser que en los Museos de Historia estén al frente (como historiadores) ciudadanos que carezca de la formación profesional, de ser así, reiteramos, no tiene sentido que la juventud amante de la historia pierda su tiempo estudiando esta carrera en los claustros universitarios.

  1. Comparar la carrera de ingeniería con la de historiador, como se hizo en el programa, dándole más mérito a la primera, denota una desestimación a la carrera. Cada una tiene su ámbito de estudio y aplicación. En el caso de la historia, forma a los estudiantes sobre aspectos atinentes a la nacionalidad, haciendo énfasis principalmente en el pasado histórico, con visión de presente y futuro.

Un estudiante sin una correcta formación histórica y cívica, no comprenderá la evolución del país, y mucho menos el aporte de los hombres y mujeres que forjaron la Nación, en otras palabras, será un individuo sin sentido de Patria, objetivo propio del neoliberalismo y de las grandes naciones poderosas que perfilan a un ser desproporcionado, que no repare en entregar sus recursos naturales y minerales a foráneos, con el afán del bienestar propio o de sus clanes familiares.

  1. Decir que el proyecto de ley promueve la xenofobia es otra gran falsedad de aquellos que están dispuestos a abrir todas las profesiones del país a los extranjeros, sin mayores requisitos. La propuesta habla de “ser de nacionalidad panameña” y no “panameño por nacimiento” algo muy distinto a lo que se quiere expresar. Esta estipulación es la constante para el ejercicio de todas las carreras, y no es algo nuevo, así se contempla en todas las naciones de Latinoamérica.

  1. En mi condición de graduado de la escuela de filosofía e historia de la Universidad de Panamá, y como docente que he sido a nivel medio y superior, considero, que este proyecto de ley es positivo en todos sus aspectos y brinda inspiración para que más jóvenes estudien la carrera de historia.

  1. La profesión de historiador, no es más ni menos, que la de un periodista, ingeniero, arquitecto, administrador, economista o abogado por citar algunas. Cada una tiene su importancia en la sociedad y requiere de especialistas para su ejercicio profesional y no empírico. Recordamos la lucha que libraron en una época los periodistas para que su profesión fuese reconocida, sobre todo, cuando determinados ciudadanos ejercían la profesión sin haber ido a una universidad, igual, los historiadores aspiramos a que se reconozca la profesión como bien establece la Constitución de la República.
12 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el Post...

User Rating: 2.95 ( 7 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Échale Caña Al Trapiche.     

  Por Ramiro Guerra M. Abogado y cientista político. Noviembre de 2022. Los poetas y …

Deja una respuesta