Últimas Noticias...

En Marcha Golpe de Estado Parlamentario en Perú.|

Editorial

 

Hace menos de un año, tomó posesión Pedro Castillo después a haber ganado legítimamente como presidente en segunda vuelta.

Desde entonces no ha tenido un solo instante de paz para poder gobernar porque las fuerzas de la derecha peruana se lo han impedido.

Hoy el parlamento ha votado el proceso de vacancia, lo que supone un curso acelerado para despojar al pueblo del gobierno que eligió para imponer a uno que no tendrá legitimidad. Todo ello incrementará el combustible al estallido social en un país hermano que acaba de recibir una decisión de la máxima autoridad judicial, que responde al poder fáctico,  en donde han invalidado las condenas por violación a los derechos humanos de miles de peruanos del expresidente Alberto Fujimori, lo cual representa un mensaje que estimula a los violadores de derechos humanos y a los corruptos de ese hermano país, que a pesar de todo llevaba un ritmo de crecimiento muy bueno, pero comparte con el nuestro la tragedia de una población de millones que sufren el escarnio de la pobreza y la pobreza extrema, teniendo muchos recursos.

En el periodo pasado el Parlamento, en aquella ocasión con razón, renunció al Presidente Pedro Pablo Kuczynski y asumió y ejerció el poder Ejecutivo, durante casi todo el periodo, por lo que pareciera que el parlamento peruano ha quedado goloso de poder ejercer los dos poderes simultáneamente, quitando todo balance de poder que requiere la democracia y que la constitución política de allá, lo tiene como un mecanismo incidental y no como lo quieren emplear ahora, de manera permanente.

Bien lo estableció el maestro del derecho constitucional moderno, el alemán Karl Loewenstein cuando sentenció: “Todo poder que no esté sujeto a control, se excede”, y eso es lo que pareciere que procura el parlamento peruano y dentro de ellos, las fuerzas más retrógradas.

Si el discurso es que, la democracia es el camino para resolver las diferencias sociales a través de las elecciones, sabemos ahora que, si gana el pueblo con sus representantes legítimos, no los dejarán gobernar, por lo cual la democracia se ha vuelto un sofisma y una gran farsa, cuyo valor ahora queda claro.

Ojalá en el Perú, haya sensatez en esta hora y dejen gobernar a quien el pueblo eligió desde su voluntad expresada en las urnas.

¡Así de sencilla es la cosa!

1 Hay un solo Like:(

Califica el post...

User Rating: 2.45 ( 2 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Que nadie sea excluido, le advierte AMLO a Biden..|

«¿De dónde son, de qué continente, de qué galaxia?»: López Obrador advierte a Biden que …

Deja una respuesta