Últimas Noticias...

El valor de nuestra juventud.|


Por: José Dídimo Escobar Samaniego

La fuerza más formidable con que contamos es la Juventud. Por haber sido uno de sus dirigentes en un momento histórico, estoy convencido que este mundo se puede cambiar. Nada me llama más, que el deber de decirles que todo lo que se puede hacer, es necesario hacerlo.

Que las riquezas no son solo materiales, y que en medio de la orfandad de valores que hoy vivimos, lo que no tenemos se vuelve lo más valioso, y eso precisamente es lo que les sobra a los jóvenes: Entereza, deseos de darle contenido a nuestras vidas, pureza en las convicciones y fe en el porvenir.

Luego entonces, la tragedia que tenemos enfrente, se vuelve un escenario ideal para el concurso del esfuerzo que tiene que hacer la Juventud para rescatar al país, que es esencialmente de ellos.

Uno de los efectos de la corrupción en la sociedad, es que nos volvió insensibles, resecos, como que se nos petrificó nuestro corazón. El egoísmo hirió de muerte a la solidaridad, y el amor puro fue contaminado y sólo nos mueve el interés material.

Esa batalla por restituir valores y principios fundamentales de nuestra sociedad, como la Justicia, que produce la paz, es tarea de la juventud, que de no hacerla, estará condenada a vivir en la ignominia y en la indecencia.

Hoy día, quienes atracaron inermemente al país, pretenden salirse con la suya, y gastan ingentes recursos para evadir su responsabilidad. A quienes estafaron con su apropiación de los bienes de todos, es esencialmente a los jóvenes. Les han robado sus esperanzas, su futuro. Eso los debe llevar a adoptar una postura firme de compromiso por el adecentamiento del país, pues se trata de la perspectiva y viabilidad decorosa de sus propias vidas.

Sabiendo el potencial de la juventud, las fuerzas económicas perversas que nos mandan, que no gobiernan, y que fueron y son los autores del latrocinio, la corrupción, y la depravación presente, hacen ingentes esfuerzos para inducir a nuestros jóvenes a que pierdan en medio del jolgorio, la lascivia, el vicio y el envilecimiento, el horizonte de un mañana digno. Ello explica el monto y el cuidado dirigido, de su “inversión”.

Tengo la convicción que Dios en su infinita misericordia, pondrá el espíritu de Nehemías en nuestra Juventud y serán reconstruidas, desde las ruinas como estamos, nuestra dignidad nacional y nuestro honor como pueblo.

¡Así de sencilla es la cosa!

2 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el Post...

User Rating: 2.92 ( 2 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Un Inocente Mariposa Por Adelantado O El Fiasco Del Año 2022.     

Por Ramiro Guerra M.         Intenciones nobles que quedaron en el vació. Semanas de lucha popular …

Deja una respuesta