Últimas Noticias...

El Informe de la OIT

«Un informe Baila la Vara»

Por: Profesor Israel Gordon Canto

 

Uno de los refranes de nuestros abuelos, era que no se puede estar con Dios y con el Diablo.  Este refrán en palabras simples lo que está indicando es que en la vida hay que estar claro y bien definido. Esto no parece visualizarse en el informe de la OIT realizado en fecha focal del 31 de diciembre de 2019 y sustentado desfasadamente por dicho organismo hace pocos días. Por lo tanto,  a merita algunos comentarios:

  1. La formulación de hipótesis macroeconómicas, tales como el crecimiento del PIB, la Inflación, los salarios y rendimiento de las inversiones permanecen estáticos, en la mayoría de los casos a partir del 2026,en un horizonte de 75 años. Esta formulación de hipótesis es sumamente frágil toda vez que se pierden de vista que la economía es una ciencia dinámica, en constante movimiento. El método aplicado por la OIT para estimar el crecimiento de la económica panameña esta errado, ya que no toma en consideración factores ambientales, no incluye el trabajo complejo, la distribución del PIB y la distribución de los salarios. En la determinación de los salarios no contempla la productividad marginal del mismo y no contempla la función de producción agregada. Esta falla conduce a una subestimación del crecimiento económico y por ende una subestimación del empleo, salarios e ingresos por conceptos de cuotas obrero-patronal. 

 

  1. Las hipótesis demográficas relativa a la expectativa de vida de la población panameña de 87.2 años para ambos sexos no consideran que la misma está determinada por las condiciones socioeconómica; por tanto, ella varia por ocupación, actividad económica, región, sectores sociales, etc.

 

  1. Se hace poca alusión a la inestabilidad de valores que ha generado el SIPE, (Sistema de Ingresos y Prestaciones Económicas)y el SAFIRO (Sistema de Administración Financiera), que distorsionan los Informe Financieros de la institución, sobre todo los relativos a los balances generales, Estado de resultados y el Estado de cambio de riesgo (composición de las reservas). Los Estados de Resultados presentan información detallada sobre los ingresos, costos, gastos y aporte por tipo de riesgo y subsistema. Mientras que el Balance General muestra el detalle de activos, pasivos y fondo legal por riesgo y subsistema; y el Estado de Cambio de Riesgo el saldo de la reserva por riesgo y subsistema.

Estos informes financieros que constituyen una parte importantísima para realizar las proyecciones actuariales presentan entre otras cosas problemas para la ubicación de los gastos por nivel de riesgos, subsistemas y componentes, cuantiosas cifras de saldo de débitos y créditos por distribuir que no se saben a qué programa pertenece y que aparecen en los activos y pasivos por subsistemas, ingresos por dispersar (no se sabe a qué programa pertenece), inconsistencia en el movimiento de la reserva, problemas de distribución de ingresos entre riesgos, problemas de cuenta de caja y banco ya que los ingresos se registran en una sola cuenta  y los egresos se distribuyen automáticamente. En fin, todas estas fallas afectan la base de datos y los salarios de los asegurados.  Cuantiosas cifras de saldo de débitos y créditos por distribuir que aparecen en los activos y pasivos por subsistemas, se refleja ingresos por dispersar (no se sabe a qué programa pertenece). Advenimiento de pasivos diferidos de facturación registrada y no aplicada, inconsistencia en el movimiento de la reserva, problemas de distribución de ingresos entre riesgos.

  1. Lo que no dijeron en su informe es que el saldo de la reserva financiera de la CSS se concentra en un casi 50% en depósitos a Plazo fijos y Overnight en Banco del Estado, (Banco Nacional y Caja de Ahorro), los cuales generan bajos rendimientos. Y por inversiones realizadas en títulos valores del Estado (Letras, notas, bonos del tesoro y bonos globales). Esto último tiene gran importancia si consideramos que al 31 de marzo de 2023 el Saldo de la reserva financiera fue de B/. 10,787.2 millones de los cuales 73% del portafolio de inversiones corresponde al Riesgo de IVM.

 

  1. Sobre el diseño de la reforma de pensiones de 2005, (Ley 51 de 27 de diciembre de 2005) únicamentese limita a indicar que el mismo se torna crítico y que no responde a criterios de sostenibilidad financiera y económica a corto, mediano y largo plazo. No señala que en esa ultima reforma se efectuaron tantas reformas paramétricas (aumento gradual de la tasa de contribución, aumento gradual del numero de cuotas requerida para pensionarse, el salario base para el cálculo de la pensión se desplazó se elevó a los diez mejores años, otorgaron nuevas prestaciones- vejez anticipada, vejez proporcionar- se incrementó el monto de la pensión máxima) y reforma Estructural al establecerse un sistema de Capitalización Plena Individual denominado Subsistema Mixto de Componente Ahorro, (SMCA). Con el establecimiento de este componente la Ley 51 cerro la entrada de nuevos cotizantes activos al Sistema Solidario que lo definieron como Subsistema Exclusivamente de Beneficio Definido (SEBD). Al no contar con nuevas entradas de asegurado los ingresos del régimen solidario van disminuyendo, mientras que sus egresos se van incrementando a través del tiempo y por lo tanto la reserva entro en un proceso de descapitalización. En este punto vale la pena señalar que los actores que promovieron la Ley 51son los mismos actores que hoy día están orquestando y solicitan reformas paramétricas y privatización del SEBD.

 

  1. El informe de la OIT, tal como ello los indica en su introducción se limita a brindar resultado para un escenario de proyección status quo, lo cual significa que no hace una simulación del efecto que generaría el unificar ambos subsistemas bajo el tapis de volver al principio de solidaridad. Entonces, como se puede explicar, tal y como lo indiquen la publicación de la Estrella de Panamá que “la OIT afirma que unificar los dos sistemas no soluciona el problema de las pensiones”. De ser cierta esta afirmación, con ella se pretende descalificar automáticamente la propuesta de unificación de los dos subsistemas (SEBD Y SM) y por ende, aunque el informe señala fortalecer la estructura y funcionamiento del régimen de IVM como tarea indispensable, en la práctica estaría lesionando algunos principios de la Seguridad Social, tales como la búsqueda de la universalidad, la solidaridad, suficiencia de las prestaciones y sostenibilidad financiera y económica, la equidad, etc., y por lo tanto, motivando reformas de todo tipo dentro de un dialogo tripartita entre gobierno, empresarios y trabajadores al estilo del escenificado en el 2005 que cerceno el principio de solidaridad.

 

  1. Para realizar un estudio actuarial, juega un rol importantísimo la información procedente de las Bases de Datos y de los Informes Financieros, toda vez que con las bases de datos de los asegurados activos, pensionados y jubilados se construyen las bases biométricas que han de utilizarse en la proyección demográfica, mientras que los informes financieros suministran información valiosa de los activos, pasivos, ingresos, egresos y reservas por riesgo que son utilizadas en las proyecciones financieras. En ambos caso se observa desde hace muchos años serias incongruencias y lo más lamentable es que  pesar de ellas se realizan irresponsablemente proyecciones, de lo ya sabido del estatus quo y lo más asombroso que en la recomendación 5 se indica que se debe de actualizar y depuración de la base de datos y no dice absolutamente nada del elemento que incide en ello: la situación que atraviesa los informes financieros. Un estudio actuarial debe estar basado en información coherente, confiable y oportuna.

 

  1. En síntesis en su diagnóstico situacional hace referencia al agotamiento de las reservas del SEBD y del fideicomiso a favor del IVM sin embargo, no  mencionan los factores que han generado la crisis de  las pensiones, tales como la evasión patronal, la mora empresarial por concepto de pago de cuotas obrero patronal, la baja tasa de interés que da el Banco Nacional  a los fondos financieros depositados por la CSS, la mora del Gobierno Central, los desfalcos escenificado en la CSS, la corrupción generalizada que existe en el país, la no transferencia del 10% de las concesiones de fibras óptica a la CSS y las graves inconsistencias que presentan los informes financieros de la CSS que incide en los salarios, en los ingresos, egresos, las reservas por tipo de riesgos y en la base de datos de los asegurados cotizantes activos, Mucho menos plantea la necesidad de que Estado cumpla con su obligación subsidiaria de la CSS avanzando en la  eliminación de la evasión fiscal y corrupción ò transfiriendo un porcentaje del PIB a la Seguridad Social, (3% del PIB del 2019, en términos monetarios B/. 6,211 millones). Y mucho menos profundiza sobre el gran error en que se incurrió en aprobar e implementar la Ley 51 del 27 de diciembre del 2005, en la cual no se garantizó la sostenibilidad financiera del riesgo de IVM.
7 Hay varios Likes:) Gracias...

califica

User Rating: 3.76 ( 8 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

El gobierno está como el que camina sobre terreno movedizo. Entre más camina más se hunde.

A propósito del proyecto de ley que reforma la ley 6 de 1997, del sector …

Deja una respuesta