Últimas Noticias...

El Código de Trabajo de Panamá.|

5O AÑOS Y CONTINUA SIENDO UNA HERRAMIENTA FUNDAMENTAL EN LO QUE SE REFIERE A LA REGULACIÓN DE TRABAJO, LO PERTINENTE A REGULACIÓN DE CONFLICTOS INDIVIDUALES Y COLECTIVOS DE TRABAJO. 


Por: Ramiro Guerra M. Abogado y Cientista Político.  

En mi condición de estudiante de derecho siempre nos dimos a la tarea de familiarizarnos con los sindicatos. Desde el Centro de estudiantes de derecho( 1972-1976) se organizaban seminarios y conferencia para los trabajadores  sobre el Código de trabajo. Eran tiempos en que el Centro de estudiantes de derecho, fraguó una especie de alianza con los sindicatos para actividades propias de la educación y formación sindical. Estuve  cuando el general llegó al parque de Puerto Armuelles  y ante una multidinaria concentración, anunció y  dijo vamos por un nuevo Código. Después lo hizo en una asamblea general del Sitrachilco igual en la plaza cinco de mayo y dijo , este código defiéndalo. No deje que se lo arrebaten.

Una vez graduado en 1976 de abogado, asumí el compromiso de  la defensa de los sindicatos ,a la defensa de los trabajadores. Mi primera experiencia, lo fue con el sindicato de Harinas Panamá y después con la Unión de empleados de comercio(UEC) que al día de hoy sigo siendo su asesor legal.  He sido asesor  de muchas organizaciones sindicales.   Estuve muy cerca ligado a la clase obrera, cuando le dieron la primera estocada al Código de trabajo. El general Omar Torrijos, muy presionado por los empresarios que argumentaban que la causa de los problemas  económicos era el código de trabajo. La cabeza visible de la arremetida  empresarial, fue Dulcidio Gonzales, presidente del CONEP. Torrijos, según algunos de sus asesores, persuadió a los sindicatos de que se trataba de una medida táctica. Recuerdo que se hizo una Asamblea en el jardín el Orgullo de Azuero. El malestar de los sindicatos era muy grande.  En esa asamblea, (estuve presente) y pude  escuchar a dirigentes como Ángel Gómez, Domingo , Barría, Luis Velázquez de Terminales de Panamá y  muchos otros. Estuvieron todas las centrales.  Se discutió la convocatoria de una huelga nacional. En ese entonces, era ministro de trabajo el Dr. Adolfo Ahumada, quién hizo llegar un mensaje del general, que quería reunirse con la dirección sindical. La reunión se hizo y el movimiento sindical dio un paso atrás. La presión del empresariado era muy fuerte contra el gobierno. Recuerdo que algunos estudiantes no quedaron satisfecho y desde el Centro de estudiantes de derecho, organizamos algunas protestas. Recuerdo que teníamos alguna ascendencia sobre la Junta local de Boca la Caja.

Algunos de sus dirigentes, estudiante de derecho, como Sandra Osorio, Alfonso Saldaña, Anaxímedes Gonzales,  Alberto Barrow fueron arrestado. Dentro la celda del Deni, fueron duramente reprimido. Salvo el hoy  abogado y porteño Alfonso Saldaña que logró escaparsele a Nivaldo Madriñan , director del  Deni..Su pecado, luchar contra las primeras reformas al código de trabajo. Posteriomente le sucedieron otras reformas, impulsada por el gobierno del Dr. Pérez Balladares. El ministro de trabajo, lo era Mitchell Doens. El anteproyecto presentado por Doens, fue rechazado, lo que obligo al gobierno, propiciar el debate en el seno de la fundación  del trabajo. Estuve en ese escenario. Logramos frenar el golpe duro contra el código.

Sectores del movimiento sindical, rechazaron lo negociado. Suntrac, llevó la dirección de las protestas. Lo cierto que la propuesta del gobierno apuntaba en dirección a debilitar al movimiento sindical e  Instituciones importante del Código de trabajo, logramos salvarla.  Mas adelante, me tocó trabajar para la OIT, como consultor externo. Realice un análisis comparativo de la ley144 de 1995, con relación al código antes de su reforma. Algunos empresarios le incomodó el trabajo y lo calificaron de parcializado a los sindicatos y trabajadores. Vamos al inicio de este recuento. El código de trabajo se ha hecho viejo.  Esta afirmación lleva una carga ideológica pro empresarial. Siguen con la cantaleta que el Código, limita el crecimiento, las inversiones y la generación de empleos.

Nada de eso cierto.  Lo que no dicen que hacen algunos años, desde el consejo de administración, la parte empresarial, recomendó reformas al derecho de huelga, su ejercicio, para quitarle  eficacia en el contexto de los conflictos colectivos de trabajo.

Posteriomente después de esa experiencia, me tocó hacer parte de la comisión centroamericana y del caribe para armonizar las legislaciones , de tal suerte que se tuviera como referente   para todos los países participantes. Por  Panamá, estuvo Aniano Pinzón y yo como asesor. En ese escenario luchamos para preservar la negociación colectiva y uniformar  la legislación. El Código de Panamá; se tomo como el referente.  Si comparamos la reforma de Torrijos con la Ernesto Pérez  Balladares, estas última, fueron funestas. Se abarataron los costos del despido , se redujeron los salarios caídos y lo peor, se instituyó el despido libre y unilateral. En casos de reintegro, independiente de un auto de reintegro, este fue sustituido por pago con recargo. No existe estabilidad.  Ahora bien, no es que el código de trabajo se ha hecho; sino que ha sido objeto de reformas , las  última en un escenario de influencia neoliberal. Los empresarios llegaron hasta de  plantear eliminar el código y en su lugar, regular las  relaciones de trabajo por reglamentaciones administrativa.

Muy a pesar de toda esta serie de estocadas que se le ha propinado al Código de trabajo, justo reconocer, que todo lo relativo a negociación colectiva, libertad sindical y huelga, continúan siendo eficaces para lograr mejorar de los trabajadores   en el mundo del trabajo. En una ocasión escribió el Dr. Carlos Iván Zuñiga, que nuestro código contiene más de 42 causales de despidos. Igual el código de trabajo, contiene normas eficaces que tutelan el fuero sindical, del empleo y los trabajadores  que hacen parte de un pliego de negociación.

Para sintetizar , no es cierto que el código de trabajo está viejo. Ese argumento sencillamente un ardid, para  impulso de reformas para tratar de enterrarlo. Reformas tal vez, para recuperar espacio y poder arrebatado a los sindicatos y trabajadores.

2 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el post...

User Rating: 5 ( 1 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Respuesta A Medio Camino: La Rebaja Del 30 Por Ciento De 172 Medicamentos.        

Por Ramiro Guerra M.     Abogado y cientista político. Algunos dirán ‘algo es algo’. Es probable …

Deja una respuesta