Últimas Noticias...

Delegados del PRD respaldados por 700 mil copartidarios,…|

que los de arriba no pretendan llevarnos al matadero.


Por: Gonzalo Delgado Quintero

Que el pueblo entero sepa que todavía quedan buenos torrijistas que no vamos a permitir que la gárrula de sinvergüenzas siga mandando y aprovechándose del Partido Revolucionario Democrático (PRD) que este domingo, 27 de marzo de 2022, realiza sus elecciones internas para escoger los delegados que participarán en el próximo congreso y que además escogerá las personas que dirigirán los frentes de la juventud y femeninos de este colectivo que reciente arribó a sus 43 años de existencia y que tuvo como su principal mentor al propio Omar Torrijos.

Estamos de acuerdo con Torrijos, quien manifestó que el PRD era la principal pata de la mesa que sostenía al entonces Proceso Revolucionario, las otras tres (patas) eran la Guardia Nacional (destruida), el Poder Popular (Representantes de Corregimientos -mediatizados) y el Gobierno Nacional (¿qué decir?).

El PRD hasta hace poco era la única pata buena que quedaba de aquel Proceso Revolucionario torrijista y aunque fue torneada con madera fina, ha llegado el momento de darle un revestimiento curativo Lasur, anti comején, antipolillas, anti termitas, anti hongos. Porque a esa pata se le ha pegado un enjambre de bichos destructores, que son huéspedes indeseados, agentes destructores que de seguirla carcomiendo la van a destruir.

Y es que esta nueva convocatoria, además de cumplir con lo establecido en los estatutos del partido y la ley electoral, conlleva por igual, en cuanto a la reorganización más que otra cosa, su renovación y preparación de cara a los próximos comicios electorales de 2024.

Pero en este sentido, nuestra preocupación sobre este asunto, no es el qué hacer, sino quiénes están haciendo qué y para qué o quiénes. Nos preocupa que actuales miembros del Comité Ejecutivo Nacional, pretendan seguir al frente del PRD. Porque entonces, surge como liebre de sombrero de mago, la interrogante de, si estos miembros del actual CEN tendrían algo novedoso y positivo que ofrecer, más allá de lo que no han hecho o de lo que hayan realizado además de enriquecerse, algunos de ellos.

Lo que sí cabe es felicitar el esfuerzo de las bases que se han venido organizando con recursos propios, creen y tienen esperanza en el partido, lo defienden, han estructurado sus nóminas, están activos y buscando los votos; incluso, el esfuerzo abajo, ha tenido que ser redoblado porque además de pedir el apoyo, se ha tenido que explicar y justificar, lo inexplicable e injustificable que han provocado las actuales circunstancias en la conciencia de los copartidarios y el pueblo en general, evidenciadas en los errores y desaciertos de los de arriba; pero al fin y al cabo ha sido positiva la creatividad extraordinaria de los líderes de base en cada corregimiento y circuito, que ha tenido que recurrir de manera creativa, una vez más, a la referencia torrijista para convencer a los más nuevos y al recuerdo de hechos históricos de aquella época (de los 70) para los más viejos.

Muchos han tenido que recordar esos logros de más de 40 años para convencer y conseguir el voto. Como siempre, ha sido la necesidad de sacar el santo para lograr la convocatoria de los feligreses para su asistencia a la procesión. Eso está muy bien. Lo malo es que buscar ahora referencias ejemplificantes y recientes de hechos logrados, al menos, en estas últimas cuatro décadas, es casi imposible encontrarlas. Y es que después de la muerte de Omar Torrijos, todos los gobiernos solo han permeado a una casta privilegiada; y a pesar del crecimiento económico del país, los pobres están hoy más pobres, mientras que una pequeña casta es cada día más rica.

En esa desfigurada realidad económica y social, algunos de los que hoy dirigen el partido y otros en gobierno, han sido cómplices directos. Una realidad deleznable que no es posible entenderla en su justa dimensión, sobre todo, en un país que incluso, fue capaz de crecer económicamente en plena pandemia, lo que lleva a colegir de que alguien se está robando la parte de dinero que nos corresponde a cada uno de nosotros y sin embargo, nuestra dirigencia siguen siendo cómplice, sacando provecho, mientras que las bases están abandonadas.

Pero aún hay algo peor. En todo esto de las elecciones internas ya se avizoran dos hechos nefastos. Uno es que no se vislumbra en el horizonte político la posibilidad de ningún liderazgo serio y honesto. Solo es evidente la codiciosa y pretensiosa aspiración de quienes incluso tienen la intención de ocupar puestos en el CEN tan solo como escalón para sus aspiraciones electorales más adelante. El partido poco interesa, porque para ellos lo que importa son sus aspiraciones a pesar de su poca o nada presencia partidista ni conciencia torrijista.

El otro hecho es que de manera oportunista, esta gente oportunista y electoralista mente psicopatológica, están hundiendo al partido. Lo están destruyendo algunos, desde sus puestos en el gobierno, en el ejecutivo, en la Asamblea, desde el propio CEN y ahora con sus pretensiones. Personas con un alto índice, pero de impopularidad; sin embargo, a lo interno del PRD, merced al maletinazo clientelista, tienen una peligrosa posibilidad de triunfo.

En este momento están a la espera y se preparan para saber quiénes serán los próximos delegados para de inmediato caerles con su oferta de compra de conciencias. El clientelismo, surge, aflora y reflota una vez más. Estos personajes clientelistas son los peores enemigos del torrijismo y del propio partido. Estos solo rezan y velan por sus intereses personales. Lo que hacen no es por el partido, ni por nadie, lo hacen solo por ellos mismos. Sin embargo, de seguir por ese camino y si la gente abajo cae en aceptar esta mala práctica, estaríamos en el principio del final. En esta ocasión todo es diferente porque de continuar así, este sería para el PRD una especie de capítulo muy similar al de una novela turca.  Con final trágico.

Cuando esto suceda, si es que no se lo impedimos, los únicos que quedarán desamparados económica y políticamente seremos nosotros los torrijistas de base. Ellos, tienen dinero suficiente y no reparan en mudarse de tolda en el preciso momento en que el PRD no les sea útil a sus intereses mezquinos.

El autor es escritor, periodista y miembro del PRD, candidato a delegado de la nómina 54 del corregimiento de Tocumen. A votar bien el próximo domingo para escoger los mejores en el próximo congreso.

 

6 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el post...

User Rating: 4.87 ( 3 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Llegó San juan. Y el cumpleaños de Ana Christina Guerra.   

Por Ramiro Guerra M.        Fiesta de San Juan en Chitré (Ayer)        …

Deja una respuesta