Últimas Noticias...

De un informe.

Eduardo A. Reyes Vargas

Ya circula a nivel nacional, el Informe de OIT que hace una evaluación de nuestro importante sistemas de pensiones.

Un trabajo de casi 200 páginas, 182 con más precisión.

Como panameño preocupado por tan delicado y vital tema hemos iniciado su lectura.

Esta primera apreciación es para reflexionar, por ejemplo, sobre cuántos panameños tendrán el tiempo para leerlo, cuando la mayoría de nuestro pueblo cada día solo tiene el tiempo para infra-vivir.

Por ello, es prudente que como se ha dicho el documento sufra debates en varios escenarios como la mesa del dialogo de la CSS,

Creo que se debe hacer un esfuerzo por lo importante del tema de que ese debate sea televisado y sus sesiones se puedan hacer llegar  a técnicas de la informática de tal forma que, la mayoría de la población escuche sobre el estudio.

Además, los sectores obreros con o sin sindicatos, además de debatir a lo interno de sus cuerpos organizados, deben científicamente exponer las debilidades y fortalezas de este estudio realizado por seres humanos falibles.

Las cifras que usa la OIT son las que la CSS le ha dado y es visible las debilidades de sus orígenes, de allí que las sugerencias y conclusiones para salvar las pensiones bajo la sombra de la universalidad, la seguridad social y la solidaridad se hagan posibles, deben realizarse con cautela y la mayor objetividad posible.

La economía mundial desde hace muchas décadas imita la montaña rusa, altas y bajas, que influyen en el desempeño de los países cada día más interdependientes.

Con bajas economías, los ingresos y la formalidad laboral, que sustentan nuestras pensiones en forma significativa sufren.

Las pandemias por venir, las guerras  actuales y otras incipientes adosan otro condimento amargo a estas variaciones de las economías.

Cuando terminé el debate nacional, sobre qué vamos hacer sobre nuestras pensiones, debe imponerse la sensatez.

No hay cabida para egoísmos ni ambiciones individualistas.

La creatividad e innovación en materia financiera se impone.

La distribución equitativa de la riqueza expresada constitucionalmente es un pilar para sustentar estas reformas.

No pueden servir las renovaciones de nuestras pensiones para que grupos minúsculos aumenten  sus riquezas apoyados en la muerte prematura de la gran mayoría de los panameños.

No se trata de cifras frías.

Se trata de la vida o la muerte,

Esperemos con fé y con vigilancia patriótica.

Y cada país tiene su propia aspirina.

4 Hay varios Likes:) Gracias...

Califica el post...

User Rating: 4.03 ( 4 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

La Necesidad De Estados Críticos, No Genuflexos Y Sus Desafíos.   

Por Ramiro Guerra M.    Abogado y cientista político. Noviembre de 2022.   Me llamó la …

Deja una respuesta