Últimas Noticias...

Conmemoración del 42 Aniversario de la muerte del Gral. Omar Torrijos Herrera.


Miguel Montiel-Guevara 29-7-2023

Julio César (Cesín) Salazar, de pie con camiseta roja; en Coclesito con el general.

El 31 de julio de 2023 se conmemora el 42 Aniversario de la muerte del Gral. Omar Torrijos Herrera. Somos muchos los que creemos que fue un asesinato político, igual que semanas antes los del presidente ecuatoriano Jaime Roldós Aguilera el 24 de mayo y del Gral. Rafael Hoyos Rubio de Perú el 5 de junio del mismo año 1981, en circunstancias similares. Los tres eran firmes dirigentes latinoamericanos progresistas y anticolonialistas.

De mi autobiografía Nostalgia Azul traigo unos párrafos anecdóticos para quien le resulte interesante (o no) conocer:
(..) En el edificio contiguo vivía en la planta alta su propietaria la adivinadora Matilde Lizárraga con sus perros y en la planta baja Angélica Castillo, hermana de Damián “Ñan” Castillo Durán, cuya tía Isabel Vergara tenía “La Chacarita”, una de las tiendas de la calle donde compraba golosinas Rubén Blades, adquirida después por Emilio Barahona. Con doña Angélica vivía Xenia Espino, mientras que a muy pocos metros de allí en la misma acera Raquel Pausner en La Portavianda.

Lo que entonces no tenía ninguna relevancia -pero hoy es nota anecdótica- no muy lejos en calle 15 oeste y Próspero Pinel, detrás del Dispensario “Amadeo Mastellari” vivía Mireya Moscoso Rodríguez. Extraña coincidencia. Estas tres mujeres, Raquel, Xenia y Mireya entrelazarían su destino con el de los dos hombres más importantes de la segunda mitad del siglo veinte en Panamá: Arnulfo Arias Madrid y Omar Torrijos Herrera. En algún momento, por pura casualidad, las tres vivieron casi mirándose una a otra y se cruzaron de camino a la tienda de La Chacarita o de La Cooperativa, ésta última propiedad de los socios cubano-españoles Joaquín Pérez y el “Fulo” Lorenzo. En ese enorme edificio de cemento vivían con sus familias arriba de la tienda. Muchas veces fui a comprar víveres «fiao» con la libreta que el «Fulo» le dio a mamá. Nunca nos negó nada, no sólo por ser el tendero buena gente sino porque mamá era obsesiva en el pago de la deuda. Había otra razón que me llevaba por aquel lugar.

Allí vivía también un sobrino de mi abuela Fella, el tío Ezequiel Zaldívar junto con su esposa Aida Pérez, hija de don Joaquín y sus hijas Sarita y Aidita. Por ello fue que algunas veces me cruzaba en las escaleras con un oficial de la policía que uno de los hermanos Vence me dijo después que se llamaba Omar, hermano del periodista Moisés “Monchi” Torrijos, inquilino con sus hijos Magnolia, ya fallecida y Efrén, amigos míos y su hermanastro de apellido Castillo. Cuando iba a visitar a su hermano el teniente Torrijos aprovechaba la ocasión y desde el balcón que daba a la parada de buses en la avenida A piropeaba a las jovencitas que iban a la tienda o esperaban el bus en la parada, entre ellas Raquel y Xenia. Tuvo suerte con las dos (…)

9 Hay varios Likes:) Gracias...

califica

User Rating: 3.28 ( 5 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

El gobierno está como el que camina sobre terreno movedizo. Entre más camina más se hunde.

A propósito del proyecto de ley que reforma la ley 6 de 1997, del sector …

Deja una respuesta