Últimas Noticias...

Carta Pública A Los Magistrados De La Corte Suprema De Justicia.

Por Ramiro Guerra M. Abogado y cientista político.

 

Señores magistrados. Hoy la historia, la realidad que estamos viviendo, los coloca a ustedes, salir por la puerta grande de la dignidad.

Bien saben ustedes, que la percepción que tiene la sociedad de la justicia en Panamá, no es nada dignificante. No escapan del síndrome de la corrupción y no ha habido encuesta alguna que lo libere de esa imagen.

Esa impresión, del que pone y nombra a los magistrados, es el que manda, es una de la mayor perversión que tiene la Corte Suprema de Justicia y del estado de derecho.

Como abogado litigante por décadas, puedo dar testimonio del tráfico de influencias que definen y deciden causas judiciales.

Seguramente los abogados del país han pasado por esa experiencia negativa. Como olvidar, aquella frase del Dr. Camilo Octavio Pérez. Catedrático de derecho romano, quíen al llegar a la Corte suprema, lanzó la expresión, esto aquí «es un potrero lleno de garrapatas»; igual la figura del décimo magistrado, que entraba y salía de la Corte Suprema, como agente para compra de fallos.

Por lo anterior que la vida le da a ustedes, señores magistrados, de salir por la puerta ancha de la dignidad y no por la parte de atrás de alguna puerta escurridiza de la traición.

Magistrados, el pueblo está pendiente de lo que ustedes resuelvan con relación a la inconstitucionalidad de la ley 406 del 20 de octubre de 2023.

No se trata de que ustedes tuercen el derecho para justificar semejante ultraje a la patria, como lo es la ley citada del contrato con First Quantum.

Les ha llegado la hora de no dejarse seducir por un prebendalismo perverso y sucio, que desborde todo código de moral, ética, del actuar y desempeño en la judicatura.

Como lo señalé, ese contrato con minera cobre Panamá, es un sembradío de violaciones a la constitución nacional. Por donde lo toquen o agarren, salta la porquería de ese contrato.

Magistrados, sean conscientes, que en sus manos, está hacer la diferencia entre el Panamá de ayer y el Panamá que se abre camino para erradicar males congénitos, algunos que son de vieja data. Sobre todo el camino de un Panamá soberano y digno, mismo que hoy el enclave minero de First Quantum, mediatiza con la complicidad de malos panameños.

De ustedes, dependerá, si veremos o estaremos en la frontera de un Panamá diferente, orgulloso de su sentido y ser nacional.

Un estado sin soberanía o violentamente violada , no es estado. De ustedes depende que la bandera patria ondee en todo el territorio, testimonio de una sola bandera y un solo territorio. Nada de enclave.

Reitero salgan por la puerta ancha de la dignidad patriótica y no como traidores a la patria. Háganlo por el país y todas la familia panameña.

Dios los bendiga a ustedes y a todo mi Panamá.

26 Hay varios Likes:) Gracias...

califica

User Rating: 4.12 ( 19 votes)
Compartir

Sobre El Periódico

El Periódico de Panamá. Revista de Análisis, Político, Económico, Social y Cultural.

Ver Artículo

Cómo Duele Mi Panamá….

  Por Ramiro Guerra M. Abogado y cientista político   El 60 por ciento de …

Deja una respuesta